¿Quieres crear tus propias píldoras?

¿Qué es un cártel?

hace 5 meses| visto 4937 veces

Cartel (economía)

Cartel (economía)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Reunión de la OPEP en Kuwait. Actualmente MABEL Países Exportadores de Petróleo se reúnen y toman decisiones conjuntas sobre cuotas de mercado, precios, etc. que les permite controlar la producción y distribución del petróleo renunciando a competir entre sí, formando un organismo conjunto que maneja la oferta de prácticamente todo el mercado.

En economía se denomina cartel o cártel a un acuerdo formal entre empresas del mismo sector, cuyo fin es reducir o eliminar la competencia en un determinado mercado. Los cárteles suelen estar encaminados a desarrollar un control sobre la producción y la distribución de tal manera que mediante la colusión de las empresas que lo forman, estas forman una estructura de mercado monopolística, obteniendo un poder sobre el mercado en el cual obtienen los mayores beneficios posibles en perjuicio de los consumidores. Por ello, las consecuencias para estos son las mismas que con un monopolista. La diferencia radica en que los beneficios totales (que los máximos posibles de conseguir en el mercado) son repartidos entre los productores. Sus principales actividades se centran en fijar los precios, limitar la oferta disponible, dividir el mercado y compartir los beneficios. En la actualidad, el término se suele aplicar a los acuerdos que regulan la competencia en el comercio internacional.

Los defensores de los cárteles afirman que estos ayudan a estabilizar los mercados, a reducir los costes de producción, a eliminar aranceles elevados, a distribuir los beneficios equitativamente y a beneficiar a los consumidores. Sus detractores señalan que, cuando no existe competencia, los precios son mayores y la oferta menor. Hoy en día se considera que sus inconvenientes son mayores que sus ventajas y a menudo se establecen límites legales para restringir el desarrollo de nuevos cárteles.

Actualmente se encuentran prohibidos y sancionados por ley la formación de cárteles entre varias empresas del mismo sector en la mayoría de países.

Cartel (economía)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Reunión de la OPEP en Kuwait. Actualmente MABEL Países Exportadores de Petróleo se reúnen y toman decisiones conjuntas sobre cuotas de mercado, precios, etc. que les permite controlar la producción y distribución del petróleo renunciando a competir entre sí, formando un organismo conjunto que maneja la oferta de prácticamente todo el mercado.

En economía se denomina cartel o cártel a un acuerdo formal entre empresas del mismo sector, cuyo fin es reducir o eliminar la competencia en un determinado mercado. Los cárteles suelen estar encaminados a desarrollar un control sobre la producción y la distribución de tal manera que mediante la colusión de las empresas que lo forman, estas forman una estructura de mercado monopolística, obteniendo un poder sobre el mercado en el cual obtienen los mayores beneficios posibles en perjuicio de los consumidores. Por ello, las consecuencias para estos son las mismas que con un monopolista. La diferencia radica en que los beneficios totales (que los máximos posibles de conseguir en el mercado) son repartidos entre los productores. Sus principales actividades se centran en fijar los precios, limitar la oferta disponible, dividir el mercado y compartir los beneficios. En la actualidad, el término se suele aplicar a los acuerdos que regulan la competencia en el comercio internacional.

Los defensores de los cárteles afirman que estos ayudan a estabilizar los mercados, a reducir los costes de producción, a eliminar aranceles elevados, a distribuir los beneficios equitativamente y a beneficiar a los consumidores. Sus detractores señalan que, cuando no existe competencia, los precios son mayores y la oferta menor. Hoy en día se considera que sus inconvenientes son mayores que sus ventajas y a menudo se establecen límites legales para restringir el desarrollo de nuevos cárteles.

Actualmente se encuentran prohibidos y sancionados por ley la formación de cárteles entre varias empresas del mismo sector en la mayoría de países.

¿Qué es un cártel?

cartel.jpg


Esta semana, dentro de nuestro apartado de Conceptos en El Blog Salmón, tenemos el placer de exponerles qué es un cártel.

Un cártel, en esencia, es una situación empresarial en la que una empresa controla la gran parte de la producción en un mercado, o un acuerdo entre dos o más empresas pertenecientes a un mismo sector, con la finalidad de:

  • Reducir o eliminar la competencia dentro de un mercado, en el que ‘operando’ cada empresa por separado aumentaría la competencia entre las distintas compañías.
  • Establecer un mayor control sobre la producción, y por tanto de la oferta en el mercado.
  • Los productores obtienen mayor poder de mercado y también un ‘sobre beneficio’, en detrimento de los intereses de los consumidores.

En un cártel, al igual que en un monopolio, las empresas obtienen el máximo beneficio posible, pero a diferencia de este, el ‘excedente de ganancias’, es decir a los beneficios que hubiesen obtenido en ausencia de acuerdo, se reparte entre los productores que cooperan, y además en el cartel no se controla toda la producción de mercado, en cambio en un monopolio el único productor controla toda la oferta.

El ejemplo de cártel más famoso a nivel mundial es la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), que aunque en la práctica controla el mercado, a penas alcanza el 40% de la producción. Por tanto, no hace falta que el cártel controle la mayoría de la oferta para controlar el mercado en cuestión.

Las principales actuaciones que un cártel suele acometer para ‘controlar’ un mercado, son las siguientes:

  • Fijan los precios del bien o servicio ofertado al mercado, este precio suele ser superior al que cada empresa hubiese fijado en un régimen de competencia, y por tanto los beneficios también mayores.
  • Limitar la oferta disponible, con el objetivo de que los precios aumenten por el juego de la oferta y la demanda.
  • Apoyándose en lo anterior, obtener de manera conjunta los mayores beneficios posibles del mercado.

Los cárteles, obviamente tienen sus seguidores y sus detractores, las principales reivindicaciones de los primeros es que añaden flexibilidad a los mercados, proporcionan un reparto más equitativo de los beneficios, y sobretodo ayudan a eliminar el efecto económico de los aranceles sobredimensionados en el comercio internacional. Por otro lado, sus detractores critican que se perjudica a los consumidores al soportar estos un precio superior al de competencia perfecta, y que la oferta también es menor.

Los cárteles han tenido su mayor desarrollo en la economía internacional, y hay consenso sobre que sus perjuicios superan ampliamente a sus beneficios, por ello están prohibidos en la mayoría de países. En su forma ‘pura’ los productores captan bienestar a costa de los clientes o usuarios, pero sus principios pueden ser muy provechosos para regular ciertos mercados y dotar de eficiencia a aquéllos con exceso de oferta y cuyos beneficios son escasos.

En el Blog Salmón| Qué son los monopolios y la competencia imperfecta, Qué es la OPEP
Imagen | agecombahia

cartel.jpg


Esta semana, dentro de nuestro apartado de Conceptos en El Blog Salmón, tenemos el placer de exponerles qué es un cártel.

Un cártel, en esencia, es una situación empresarial en la que una empresa controla la gran parte de la producción en un mercado, o un acuerdo entre dos o más empresas pertenecientes a un mismo sector, con la finalidad de:

  • Reducir o eliminar la competencia dentro de un mercado, en el que ‘operando’ cada empresa por separado aumentaría la competencia entre las distintas compañías.
  • Establecer un mayor control sobre la producción, y por tanto de la oferta en el mercado.
  • Los productores obtienen mayor poder de mercado y también un ‘sobre beneficio’, en detrimento de los intereses de los consumidores.

En un cártel, al igual que en un monopolio, las empresas obtienen el máximo beneficio posible, pero a diferencia de este, el ‘excedente de ganancias’, es decir a los beneficios que hubiesen obtenido en ausencia de acuerdo, se reparte entre los productores que cooperan, y además en el cartel no se controla toda la producción de mercado, en cambio en un monopolio el único productor controla toda la oferta.

El ejemplo de cártel más famoso a nivel mundial es la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), que aunque en la práctica controla el mercado, a penas alcanza el 40% de la producción. Por tanto, no hace falta que el cártel controle la mayoría de la oferta para controlar el mercado en cuestión.

Las principales actuaciones que un cártel suele acometer para ‘controlar’ un mercado, son las siguientes:

  • Fijan los precios del bien o servicio ofertado al mercado, este precio suele ser superior al que cada empresa hubiese fijado en un régimen de competencia, y por tanto los beneficios también mayores.
  • Limitar la oferta disponible, con el objetivo de que los precios aumenten por el juego de la oferta y la demanda.
  • Apoyándose en lo anterior, obtener de manera conjunta los mayores beneficios posibles del mercado.

Los cárteles, obviamente tienen sus seguidores y sus detractores, las principales reivindicaciones de los primeros es que añaden flexibilidad a los mercados, proporcionan un reparto más equitativo de los beneficios, y sobretodo ayudan a eliminar el efecto económico de los aranceles sobredimensionados en el comercio internacional. Por otro lado, sus detractores critican que se perjudica a los consumidores al soportar estos un precio superior al de competencia perfecta, y que la oferta también es menor.

Los cárteles han tenido su mayor desarrollo en la economía internacional, y hay consenso sobre que sus perjuicios superan ampliamente a sus beneficios, por ello están prohibidos en la mayoría de países. En su forma ‘pura’ los productores captan bienestar a costa de los clientes o usuarios, pero sus principios pueden ser muy provechosos para regular ciertos mercados y dotar de eficiencia a aquéllos con exceso de oferta y cuyos beneficios son escasos.

En el Blog Salmón| Qué son los monopolios y la competencia imperfecta, Qué es la OPEP
Imagen | agecombahia

Enciclopedia de Economía

Enciclopedia de Economia
 
Sindicato o agrupación voluntaria de empresas para defender sus intereses. Se deriva de la voz alemana Kartell y las empresas que forman parte del mismo conservan su propia personalidad jurídica, su independencia financiera y no se hallan vinculadas a una administración común. Los carteles han proliferado en Alemania a finales del siglo xix y comienzos del xx. El cartel nace siempre con la finalidad de limitar la competencia y aumentar los beneficios de las empresas y suele versar sobre precios (carteles de precios) o sobre otros aspectos de la competencia, tales como producción, publicidad o reparto del mercado (carteles de condiciones).

(En inglés: cartel )

Pacto entre empresas de un mismo sector para eliminar o restringir la competencia entre ellas fijando de común acuerdo los precios y la producción. El cártel más conocido es la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo).

Agrupación de empresas que se unen para manejar la competencia dentro de una industria, con el fin de favorecerse al introducir características monopólicas u oligopólicas.

 

<< término anterior
término siguiente >>
CARTA DE PORTE
CARTEL

 

Marcar ésta página de bookmark:

 
Enciclopedia de Economia
 
Sindicato o agrupación voluntaria de empresas para defender sus intereses. Se deriva de la voz alemana Kartell y las empresas que forman parte del mismo conservan su propia personalidad jurídica, su independencia financiera y no se hallan vinculadas a una administración común. Los carteles han proliferado en Alemania a finales del siglo xix y comienzos del xx. El cartel nace siempre con la finalidad de limitar la competencia y aumentar los beneficios de las empresas y suele versar sobre precios (carteles de precios) o sobre otros aspectos de la competencia, tales como producción, publicidad o reparto del mercado (carteles de condiciones).

(En inglés: cartel )

Pacto entre empresas de un mismo sector para eliminar o restringir la competencia entre ellas fijando de común acuerdo los precios y la producción. El cártel más conocido es la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo).

Agrupación de empresas que se unen para manejar la competencia dentro de una industria, con el fin de favorecerse al introducir características monopólicas u oligopólicas.

 

<< término anterior
término siguiente >>
CARTA DE PORTE
CARTEL

 

Marcar ésta página de bookmark:

 

El caso de los dentistas

En el lenguaje popular entró ya hace tiempo la palabra cártel o cartel, para referirse a una asociación de productores o comercializadores de algún bien o servicio que buscan fines que atentan contra el mercado libre.

Bien supimos de un primer cártel famoso, allá por 1973. Fue la época de la 1ª crisis del petróleo. El cártel de la OPEP, es decir, varios de los principales exportadores mundiales de petróleo, acordó por entonces uno de los posibles pactos de cártel: reducir producción conjuntamente para provocar escasez en el mercado y, con ello, provocar una subida de precios del oro negro. Y a fe que lo consiguieron, provocando una de las peores crisis del siglo XX (pero crisis para algunos, como España, no para Arabia Saudita, evidentemente) que trajo un fenómeno desconocido hasta entonces: la estanflación (unión de estancamiento económico, fuerte recesión, con una inflación pronunciada del lado de los costes). Fueron años de zozobra económica, y siempre qu en la OPEP han funcionado de manera disciplinada, como real cártel, nos han zurrado la badana a los países energético-dependientes.

Otro posible caso de cártel es el de repartirse mercados. Ahí nos suenan cárteles tristemente famosos como el de Medellín, Cali, Juárez... o las mafias de Chicago, que se repartían zonas de la ciudad en las que no debían operar los demás. En España, en algo más "legal", ya fueron multadas las cajas o-navarras (Kutxa, BBK, Vital Kutxa y CAN) por repartirse los mercados de las provincias de su influencia. Limitar la competencia para evitar sumar costes y reducir beneficios en sus actividades (la competencia, si es verdadera, reduce precios y aumenta costes de atención al público, marketing, etc.) era el destino de esta actividad de cártel: http://www.cincodias.com/articulo/empresas/Audiencia-Nacional-rebaja-BBK-Vital-sancion-Competencia/20100106cdscdiemp_25/cdsemp/

Otro de los posibles cárteles es el que busca fijar precios. Es mejor para los competidores en un mercado evitar competir vía precios, y jugar a bajar el precio frente al de los competidores, porque eso lleva a guerras de precios, en las que pierden todos, sobre todo los más débiles. Es lo que está pasando ahora mismo en España en el sector de la alimentación: guerra de precios entre Mercadona, Carrefour, Dia... y al final, los grupos menos potentes pueden caer por el camino. Para todos sería más provechoso (en el corto plazo) fijar precios y vender todos más caro. Pero la estrategia de los líderes de mercado, como Mercadona, es reducir costes al mínimo, por ejemplo acogotando a sus proveedores (algunos, como Gullón, venden el 90% de su producción a Mercadona, y si se quedan si venderles, directamente cierran) y bajar precios, para así eliminar competencia, con lo que a medio-largo plazo saldrán ganando. Un caso claro de cártel, con múltiples denuncias por acordar precios, es el caso de las gasolineras. Ya es casual que, kilómetro tras kilómetro, tengan todas los mismos precios, hasta las milésimas de euro, cuando en EE.UU. de una a otra, a 500 metros, puedes encontrar diferencias a veces de un 5% o más.

Pues un caso clarísimo de cártel, con fijación de precios al alza, es el de los dentistas en España. Como el servicio público de salud no cubre lo que corersponde a los dientes (así hay tanta gente desdentada en España, con la merma de calidad de vida que eso supone; es mejor tener eso gratis a que nos atiendan gratuitamente por una gripe) cualquier español con un problema de dientes acabará en un dentista privado. Y ahí llega el hachazo. La ortodoncia del niño, a pagarla como la casa, casi con una hipoteca. Si te tienen que hacer dos implantes (a mayor precio que los de Pamela Anderson, pero en este caso no de silicona king size: dos piezas de porcelanita pequeñinas, perdidas en la dentadura...) vete quedándote dos años sin vacaciones.

Esta situación sólo es posible debido a que los dentistas no compiten realmente. Si no, sería imposible encontrarse historias como la que contaba un español en una carta al director en El País. Su relato era el siguiente: "Llevo días siguiendo el debate que se ha abierto respecto del gasto sanitario y me ha venido a la memoria un viaje a Finlandia de hace cuatro años. Mi cuñada pasó una mala noche por un dolor de muelas y fuimos al dentista de una pequeña localidad al norte de Rovaniemi. Llevamos bastante dinero en efectivo, por lo que pudiera pasar. Después de media hora de visita, una radiografía y un empaste nos entregaron la factura: 12 euros, con la indicación de que en nuestro país podíamos reclamar su devolución.El antibiótico recetado también fue barato. Tal vez el recorte del gasto farmacéutico conllevará la eliminación de puestos de trabajo, pero no creo que, para mantenerlos, tengamos que tener en nuestras casas un armario lleno de medicinas. La verdad es que no sé si el gasto sanitario español es mayor o menor que el de otros países, pero de lo que estoy seguro es de que podría estar mejor gestionado".
Después de leer esto, te preguntas qué hemos hecho mal, para tener los dentistas en Porsche Cayenne que tenemos, declarando a hacienda lo que les da la gana (la mayoría no tiene ni datáfono para poder pagar con tarjeta, que deja rastro de los ingresos...) y que nadie les haya metido mano. ¿Qué son, más baratos los costes en Finlandia? ¿O es que aquí los dentistas son un cártel del que no hay forma de escapar? Bueno, sí hay forma: un viaje en Ryanair a Bucarest, y a hacerse allá la dentadura...

En el lenguaje popular entró ya hace tiempo la palabra cártel o cartel, para referirse a una asociación de productores o comercializadores de algún bien o servicio que buscan fines que atentan contra el mercado libre.

Bien supimos de un primer cártel famoso, allá por 1973. Fue la época de la 1ª crisis del petróleo. El cártel de la OPEP, es decir, varios de los principales exportadores mundiales de petróleo, acordó por entonces uno de los posibles pactos de cártel: reducir producción conjuntamente para provocar escasez en el mercado y, con ello, provocar una subida de precios del oro negro. Y a fe que lo consiguieron, provocando una de las peores crisis del siglo XX (pero crisis para algunos, como España, no para Arabia Saudita, evidentemente) que trajo un fenómeno desconocido hasta entonces: la estanflación (unión de estancamiento económico, fuerte recesión, con una inflación pronunciada del lado de los costes). Fueron años de zozobra económica, y siempre qu en la OPEP han funcionado de manera disciplinada, como real cártel, nos han zurrado la badana a los países energético-dependientes.

Otro posible caso de cártel es el de repartirse mercados. Ahí nos suenan cárteles tristemente famosos como el de Medellín, Cali, Juárez... o las mafias de Chicago, que se repartían zonas de la ciudad en las que no debían operar los demás. En España, en algo más "legal", ya fueron multadas las cajas o-navarras (Kutxa, BBK, Vital Kutxa y CAN) por repartirse los mercados de las provincias de su influencia. Limitar la competencia para evitar sumar costes y reducir beneficios en sus actividades (la competencia, si es verdadera, reduce precios y aumenta costes de atención al público, marketing, etc.) era el destino de esta actividad de cártel: http://www.cincodias.com/articulo/empresas/Audiencia-Nacional-rebaja-BBK-Vital-sancion-Competencia/20100106cdscdiemp_25/cdsemp/

Otro de los posibles cárteles es el que busca fijar precios. Es mejor para los competidores en un mercado evitar competir vía precios, y jugar a bajar el precio frente al de los competidores, porque eso lleva a guerras de precios, en las que pierden todos, sobre todo los más débiles. Es lo que está pasando ahora mismo en España en el sector de la alimentación: guerra de precios entre Mercadona, Carrefour, Dia... y al final, los grupos menos potentes pueden caer por el camino. Para todos sería más provechoso (en el corto plazo) fijar precios y vender todos más caro. Pero la estrategia de los líderes de mercado, como Mercadona, es reducir costes al mínimo, por ejemplo acogotando a sus proveedores (algunos, como Gullón, venden el 90% de su producción a Mercadona, y si se quedan si venderles, directamente cierran) y bajar precios, para así eliminar competencia, con lo que a medio-largo plazo saldrán ganando. Un caso claro de cártel, con múltiples denuncias por acordar precios, es el caso de las gasolineras. Ya es casual que, kilómetro tras kilómetro, tengan todas los mismos precios, hasta las milésimas de euro, cuando en EE.UU. de una a otra, a 500 metros, puedes encontrar diferencias a veces de un 5% o más.

Pues un caso clarísimo de cártel, con fijación de precios al alza, es el de los dentistas en España. Como el servicio público de salud no cubre lo que corersponde a los dientes (así hay tanta gente desdentada en España, con la merma de calidad de vida que eso supone; es mejor tener eso gratis a que nos atiendan gratuitamente por una gripe) cualquier español con un problema de dientes acabará en un dentista privado. Y ahí llega el hachazo. La ortodoncia del niño, a pagarla como la casa, casi con una hipoteca. Si te tienen que hacer dos implantes (a mayor precio que los de Pamela Anderson, pero en este caso no de silicona king size: dos piezas de porcelanita pequeñinas, perdidas en la dentadura...) vete quedándote dos años sin vacaciones.

Esta situación sólo es posible debido a que los dentistas no compiten realmente. Si no, sería imposible encontrarse historias como la que contaba un español en una carta al director en El País. Su relato era el siguiente: "Llevo días siguiendo el debate que se ha abierto respecto del gasto sanitario y me ha venido a la memoria un viaje a Finlandia de hace cuatro años. Mi cuñada pasó una mala noche por un dolor de muelas y fuimos al dentista de una pequeña localidad al norte de Rovaniemi. Llevamos bastante dinero en efectivo, por lo que pudiera pasar. Después de media hora de visita, una radiografía y un empaste nos entregaron la factura: 12 euros, con la indicación de que en nuestro país podíamos reclamar su devolución.El antibiótico recetado también fue barato. Tal vez el recorte del gasto farmacéutico conllevará la eliminación de puestos de trabajo, pero no creo que, para mantenerlos, tengamos que tener en nuestras casas un armario lleno de medicinas. La verdad es que no sé si el gasto sanitario español es mayor o menor que el de otros países, pero de lo que estoy seguro es de que podría estar mejor gestionado".
Después de leer esto, te preguntas qué hemos hecho mal, para tener los dentistas en Porsche Cayenne que tenemos, declarando a hacienda lo que les da la gana (la mayoría no tiene ni datáfono para poder pagar con tarjeta, que deja rastro de los ingresos...) y que nadie les haya metido mano. ¿Qué son, más baratos los costes en Finlandia? ¿O es que aquí los dentistas son un cártel del que no hay forma de escapar? Bueno, sí hay forma: un viaje en Ryanair a Bucarest, y a hacerse allá la dentadura...

La amenaza al libre mercado

La amenaza al libre mercado

La Comisión Europea impone la mayor multa por un cártel de su historia - CincoDías.com

Sede de Philips en Amsterdam

B. M. - Bruselas - 05/12/2012 - 13:23

"Era un cártel de libro", señaló hoy el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia. "Y tenía", añadió, "todas y cada una de las peores características de este tipo de conductas anticompetitivas". El cártel estaba compuesto por Philips, LG, Panasonic, Toshiba, Samsung MTPD, Technicolor y Chunghwa.

El departamento de Almunia asegura que esas compañías operaron durante casi una década uno de los cárteles mejor organizados de los descubiertos hasta ahora, con citas al máximo nivel por todo el mundo y reuniones técnicas preparatorias cada trimestre, como mínimo, y a veces, incluso semanalmente.

Los directivos parecían tan seguros de su impunidad que denominaban sus citas con el nombre pretendidamente inocente de "encuentros verdes" porque iban seguidos de una partida golf. Pero como suele ocurrir, el chivatazo de uno de los participantes llevó al desmantelamiento de la organización. Bruselas no nombra al delator, pero ha concedido el 100% de inmunidad a Chunghwa, lo que indica su máxima colaboración con las autoridades y libra a esa compañía de una sanción de casi 17 millones de euros.

Los pactos afectaban a la fabricación y venta de los llamados tubos de rayos catódicos, utilizados en televisores y ordenadores, por lo que el número potencial de clientes afectados es multimillonario.

La sanción, después de algunos descuentos concedidos, se reparte del siguiente modo: Philips y LG (391,9 millones de euros); Philips (313,3 millones); LG 295,5 millones); Panasonic (157,4 millones); Samsung (150,8 millones); Panasonic, Toshiba y MTPD (86,7 millones); Technicolor (38,6 millones); Toshiba (28 millones); y Panasonic y MTPD (7,8 millones).

Sede de Philips en Amsterdam

B. M. - Bruselas - 05/12/2012 - 13:23

"Era un cártel de libro", señaló hoy el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia. "Y tenía", añadió, "todas y cada una de las peores características de este tipo de conductas anticompetitivas". El cártel estaba compuesto por Philips, LG, Panasonic, Toshiba, Samsung MTPD, Technicolor y Chunghwa.

El departamento de Almunia asegura que esas compañías operaron durante casi una década uno de los cárteles mejor organizados de los descubiertos hasta ahora, con citas al máximo nivel por todo el mundo y reuniones técnicas preparatorias cada trimestre, como mínimo, y a veces, incluso semanalmente.

Los directivos parecían tan seguros de su impunidad que denominaban sus citas con el nombre pretendidamente inocente de "encuentros verdes" porque iban seguidos de una partida golf. Pero como suele ocurrir, el chivatazo de uno de los participantes llevó al desmantelamiento de la organización. Bruselas no nombra al delator, pero ha concedido el 100% de inmunidad a Chunghwa, lo que indica su máxima colaboración con las autoridades y libra a esa compañía de una sanción de casi 17 millones de euros.

Los pactos afectaban a la fabricación y venta de los llamados tubos de rayos catódicos, utilizados en televisores y ordenadores, por lo que el número potencial de clientes afectados es multimillonario.

La sanción, después de algunos descuentos concedidos, se reparte del siguiente modo: Philips y LG (391,9 millones de euros); Philips (313,3 millones); LG 295,5 millones); Panasonic (157,4 millones); Samsung (150,8 millones); Panasonic, Toshiba y MTPD (86,7 millones); Technicolor (38,6 millones); Toshiba (28 millones); y Panasonic y MTPD (7,8 millones).

Organizacion empresarial

Cuando oimos -o leemos- la palabra Cártel inmediatamente lo asociamos con la delincuencia organizada. Pero lejos de  esta aplicacion delictiva el significado de este concepto encierra muchos aspectos economicos y administrativos

Un cártel es una situación empresarial en la que una empresa controla la gran parte de la producción en un mercado, o un acuerdo entre dos o más empresas pertenecientes a un mismo sector, con la finalidad de:

-Reducir o eliminar la competencia dentro de un mercado, en el que ‘operando’ cada empresa por separado aumentaría la competencia entre las distintas compañías.

-Establecer un mayor control sobre la producción, y por tanto de la oferta en el mercado.

-Los productores obtienen mayor poder de mercado y también un ‘sobre beneficio’, en detrimento de los intereses de los consumidores.

Hay quienes confunden el cártel con el monopolio, en este ultimo el único productor controla toda la oferta y por consecuencia todas las ganancias son para él. En cambio en el Cártel las empresas confabuladas obtienen el máximo beneficio posible, y las ganancias obtenidas se reparten entre sí. Además en el cártel no se controla toda la producción de mercado.

En la actualidad un cártel muy  famoso a nivel mundial es la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo). Esta organizacion tiene un poder inusitado pues a pesar de no satisfacer toda lo oferta existente si controla el mercado del petroleo.

Dos son las principales actividades a realizar para que un cártel maneje un mercado:

1) Fijar los precios del bien o servicio ofertado. Este precio suele ser superior al que cada empresa hubiese fijado en un régimen de competencia, y por tanto los beneficios son mayores.

2) Manejar la oferta disponible. Limitar la oferta en momentos de gran demanda acarreará un aumento considerable del precio.

Apoyándose en lo anterior, el objetivo de obtener de manera conjunta los mayores beneficios posibles del mercado es sencillo de lograr.

Como en todas las cosas, hay quienes apoyan y quienes no este tipo de organizaciones. Quienes estan a favor seguramente tendran algun beneficio y quienes estan en contra lo estan porque no reciben una parte del pastel. Pero entre los pros y los contras, entre si esta bien o mal, si es benefico o perjudicial para la economia mundial, al final de todo, el unico perjudicado es el consumidor final.

Cuando oimos -o leemos- la palabra Cártel inmediatamente lo asociamos con la delincuencia organizada. Pero lejos de  esta aplicacion delictiva el significado de este concepto encierra muchos aspectos economicos y administrativos

Un cártel es una situación empresarial en la que una empresa controla la gran parte de la producción en un mercado, o un acuerdo entre dos o más empresas pertenecientes a un mismo sector, con la finalidad de:

-Reducir o eliminar la competencia dentro de un mercado, en el que ‘operando’ cada empresa por separado aumentaría la competencia entre las distintas compañías.

-Establecer un mayor control sobre la producción, y por tanto de la oferta en el mercado.

-Los productores obtienen mayor poder de mercado y también un ‘sobre beneficio’, en detrimento de los intereses de los consumidores.

Hay quienes confunden el cártel con el monopolio, en este ultimo el único productor controla toda la oferta y por consecuencia todas las ganancias son para él. En cambio en el Cártel las empresas confabuladas obtienen el máximo beneficio posible, y las ganancias obtenidas se reparten entre sí. Además en el cártel no se controla toda la producción de mercado.

En la actualidad un cártel muy  famoso a nivel mundial es la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo). Esta organizacion tiene un poder inusitado pues a pesar de no satisfacer toda lo oferta existente si controla el mercado del petroleo.

Dos son las principales actividades a realizar para que un cártel maneje un mercado:

1) Fijar los precios del bien o servicio ofertado. Este precio suele ser superior al que cada empresa hubiese fijado en un régimen de competencia, y por tanto los beneficios son mayores.

2) Manejar la oferta disponible. Limitar la oferta en momentos de gran demanda acarreará un aumento considerable del precio.

Apoyándose en lo anterior, el objetivo de obtener de manera conjunta los mayores beneficios posibles del mercado es sencillo de lograr.

Como en todas las cosas, hay quienes apoyan y quienes no este tipo de organizaciones. Quienes estan a favor seguramente tendran algun beneficio y quienes estan en contra lo estan porque no reciben una parte del pastel. Pero entre los pros y los contras, entre si esta bien o mal, si es benefico o perjudicial para la economia mundial, al final de todo, el unico perjudicado es el consumidor final.

Cártel y colusión

Fichero: beer_gm_col_cart.pdf Tamaño: 288.8 KB Autor: Fabrizio Campelli

Competencia multa con 224 millones a ocho cárteles gracias a soplos - CincoDías.com

Síguenos en tu móvil

Estas empresas implicadas prácticas anticompetitivas, tales como pactar aumentos de precios o repartirse el mercado, pertenecen a sectores diversos que van desde la peluquería profesional a los fabricantes de geles de ducha, las navieras o el fino de Jerez.

La Memoria de Actividades de la CNC en el ejercicio 2011-2012 incluye una panorámica de los cambios que ha implicado la entrada en vigor de la ley de 2007 en defensa y promoción de la competencia en España, en un momento en el que se tramita un nuevo anteproyecto que transformará de manera radical las tareas de supervisión con la unificación de organismos.

En lo que se refiere al llamado "programa de clemencia", aprobado en 2007 pero que se empezó a aplicar un año más tarde, Competencia considera que ha dado resultados "altamente positivos", tanto por el número de solicitudes presentadas como por los cárteles detectados y consiguientemente sancionados.

La mayor multa gracias a este programa -cuyo diseño se inspiró en el que aplican otras autoridades, sobre todo la Comisión Europea- se aplicó en 2011 a ocho empresas del sector de productos para peluquería profesional y a la asociación nacional de perfumería y cosmética (Stampa), por valor de 60,9 millones de euros, por crear en 1989 y mantener un cártel de fijación de precios.

Esta sanción se originó con la solicitud de clemencia presentada por el grupo Henkel, que confesó la existencia del cártel y su participación, así como la del resto de las empresas implicadas, por lo que fue eximida del pago de su multa (9,8 millones de euros).

Las ocho empresas multadas -L'Oréal España, Wella, Grupo Colomer, Henkel Ibérica, Eugene Perma, Montibello, Lendan y DSP Haircare Products- representaban al 70 % del mercado.

A continuación se sitúan los 54 millones a las empresas Trasmediterránea, Balearia, Isleña Marítima de Contenedores, Sercomisa y Mediterránea Pitiusa por repartirse el mercado en las líneas de transporte marítimo de mercancías y pasajeros que unen la las Islas Baleares entre sí y con la Península, aunque en ese caso no hubo exención o reducción para ninguna empresa.

Un caso parecido fue el de las navieras Acciona Trasmediterránea y Balearia, que fueron multadas con 18 millones de euros por un cártel de precios y de reparto de mercado en la línea de transporte marítimo de pasajeros que une Algeciras con Ceuta.

La empresa ABX Logistics España declaró en febrero de 2008 ante la dirección de Investigación de la CNC sobre un cártel de empresas en el que había participado, solicitando la exención del pago de la sanción que le correspondiese, lo que acabó implicando multas por valor de 21 millones de euros a empresas del sector de la logística y el transporte de mercancías internacional por carretera.

La Asociación Española de Fabricantes de Bombas de Fluidos (AEFBF) y 19 empresas fabricantes y distribuidoras recibieron una multa de 18 millones de euros en 2011; mientras que siete empresas de ingeniería de obra civil recibieron sanciones por 16 millones en 2012 por repartirse el mercado durante 14 años.

Por cuantía de la multa, les siguen Sara Lee, Puig y Colgate Palmolive, a los que se añadió Colomer, por aumentar un 15 % los precios y enmascararlo mediante la reducción del tamaño de los envases.

Fueron sancionados con 15 millones tras la denuncia de la también implicada Henkel, que ya fue la delatora del cártel de peluquería profesional, y Sara Lee, que vio su multa reducida en un 40 %.

También se impuso una multa de 12 millones a empresas fabricantes y comercializadoras de envases hortofrutícolas por la declaración de Linpac, que describió determinadas reuniones sistemáticas al comienzo de las campañas por algunas empresas del sector en la que se alcanzaron acuerdos de fijación de precios y reparto de clientes.

Asimismo, se sancionó en 2010 a siete bodegas de Jerez por un importe global que superó los 6,7 millones de euros, a consecuencia de la denuncia presentada por Complejo Bodeguero Bellavista y Zoilo Ruiz Mateos -propiedad ambas de Nueva Rumasa, Familia Ruiz Mateos-.

Síguenos en tu móvil

Estas empresas implicadas prácticas anticompetitivas, tales como pactar aumentos de precios o repartirse el mercado, pertenecen a sectores diversos que van desde la peluquería profesional a los fabricantes de geles de ducha, las navieras o el fino de Jerez.

La Memoria de Actividades de la CNC en el ejercicio 2011-2012 incluye una panorámica de los cambios que ha implicado la entrada en vigor de la ley de 2007 en defensa y promoción de la competencia en España, en un momento en el que se tramita un nuevo anteproyecto que transformará de manera radical las tareas de supervisión con la unificación de organismos.

En lo que se refiere al llamado "programa de clemencia", aprobado en 2007 pero que se empezó a aplicar un año más tarde, Competencia considera que ha dado resultados "altamente positivos", tanto por el número de solicitudes presentadas como por los cárteles detectados y consiguientemente sancionados.

La mayor multa gracias a este programa -cuyo diseño se inspiró en el que aplican otras autoridades, sobre todo la Comisión Europea- se aplicó en 2011 a ocho empresas del sector de productos para peluquería profesional y a la asociación nacional de perfumería y cosmética (Stampa), por valor de 60,9 millones de euros, por crear en 1989 y mantener un cártel de fijación de precios.

Esta sanción se originó con la solicitud de clemencia presentada por el grupo Henkel, que confesó la existencia del cártel y su participación, así como la del resto de las empresas implicadas, por lo que fue eximida del pago de su multa (9,8 millones de euros).

Las ocho empresas multadas -L'Oréal España, Wella, Grupo Colomer, Henkel Ibérica, Eugene Perma, Montibello, Lendan y DSP Haircare Products- representaban al 70 % del mercado.

A continuación se sitúan los 54 millones a las empresas Trasmediterránea, Balearia, Isleña Marítima de Contenedores, Sercomisa y Mediterránea Pitiusa por repartirse el mercado en las líneas de transporte marítimo de mercancías y pasajeros que unen la las Islas Baleares entre sí y con la Península, aunque en ese caso no hubo exención o reducción para ninguna empresa.

Un caso parecido fue el de las navieras Acciona Trasmediterránea y Balearia, que fueron multadas con 18 millones de euros por un cártel de precios y de reparto de mercado en la línea de transporte marítimo de pasajeros que une Algeciras con Ceuta.

La empresa ABX Logistics España declaró en febrero de 2008 ante la dirección de Investigación de la CNC sobre un cártel de empresas en el que había participado, solicitando la exención del pago de la sanción que le correspondiese, lo que acabó implicando multas por valor de 21 millones de euros a empresas del sector de la logística y el transporte de mercancías internacional por carretera.

La Asociación Española de Fabricantes de Bombas de Fluidos (AEFBF) y 19 empresas fabricantes y distribuidoras recibieron una multa de 18 millones de euros en 2011; mientras que siete empresas de ingeniería de obra civil recibieron sanciones por 16 millones en 2012 por repartirse el mercado durante 14 años.

Por cuantía de la multa, les siguen Sara Lee, Puig y Colgate Palmolive, a los que se añadió Colomer, por aumentar un 15 % los precios y enmascararlo mediante la reducción del tamaño de los envases.

Fueron sancionados con 15 millones tras la denuncia de la también implicada Henkel, que ya fue la delatora del cártel de peluquería profesional, y Sara Lee, que vio su multa reducida en un 40 %.

También se impuso una multa de 12 millones a empresas fabricantes y comercializadoras de envases hortofrutícolas por la declaración de Linpac, que describió determinadas reuniones sistemáticas al comienzo de las campañas por algunas empresas del sector en la que se alcanzaron acuerdos de fijación de precios y reparto de clientes.

Asimismo, se sancionó en 2010 a siete bodegas de Jerez por un importe global que superó los 6,7 millones de euros, a consecuencia de la denuncia presentada por Complejo Bodeguero Bellavista y Zoilo Ruiz Mateos -propiedad ambas de Nueva Rumasa, Familia Ruiz Mateos-.

Cartel de empresas cosméticas en España

Negocios.com

Henkel, el cuarto grupo de este cartel, se liberó de la sanción por haber aportado las pruebas necesarias para comprobar la existencia de las infracciones.

"Es la primera vez que se sanciona a unas empresas en aplicación del programa de clemencia", dijo la CNC para agregar que la sanción de Sara Lee se vio reducida en un 40 por ciento por su participación activa en la investigación. El acuerdo, adoptado a través de diversas reuniones entre los máximos directivos de dichas empresas, consistió en un aumento encubierto de los precios del gel de baño.

"Dicho incremento de precios se conseguía vendiendo el gel de baño en un envase más reducido... pero manteniendo el mismo precio del envase. Bajo este acuerdo, Henkel, Sara Lee y Puig redujeron entre junio de 2006 y mayo de 2007 los envases de sus marcas Fa, La Toja, Magno, Sanex, Lactovit, Kinesia, y Heno de Pravia en un 15 por ciento de su capacidad. Colgate no llegó a reducir sus envases en la fecha acordada", dijo el regulador.

Negocios.com

Henkel, el cuarto grupo de este cartel, se liberó de la sanción por haber aportado las pruebas necesarias para comprobar la existencia de las infracciones.

"Es la primera vez que se sanciona a unas empresas en aplicación del programa de clemencia", dijo la CNC para agregar que la sanción de Sara Lee se vio reducida en un 40 por ciento por su participación activa en la investigación. El acuerdo, adoptado a través de diversas reuniones entre los máximos directivos de dichas empresas, consistió en un aumento encubierto de los precios del gel de baño.

"Dicho incremento de precios se conseguía vendiendo el gel de baño en un envase más reducido... pero manteniendo el mismo precio del envase. Bajo este acuerdo, Henkel, Sara Lee y Puig redujeron entre junio de 2006 y mayo de 2007 los envases de sus marcas Fa, La Toja, Magno, Sanex, Lactovit, Kinesia, y Heno de Pravia en un 15 por ciento de su capacidad. Colgate no llegó a reducir sus envases en la fecha acordada", dijo el regulador.

Comisión Nacional de la Competencia