¿Quieres crear tus propias píldoras?

Tablas de ejercicios de Pilates

hace 4 meses| visto 78968 veces

Introducción

¿Quieres relajarte? ¿Mejorar tu equilibrio? ¿Tonificar tus músculos? El pilates es tu ejercicio.

Rehabilitación muscular, relajación, alivio de dolores de espalda, mejora de la concentración y el equilibrio... ¡Sus beneficios son infinitos!

Esta píldora contiene unas cuantas tablas online para que podáis practicar desde casa. Eso sí, siempre con mucho cuidado de no lesionarse la espalda. Parece fácil pero ¡no lo es!

Mucho ánimo y... ¡A ponerse en forma!

 

Pilates

Pilates

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alumna haciendo pilates

El método Pilates, o simplemente Pilates, es un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por el alemán Joseph Hubertus Pilates, quien lo ideó basándose en su conocimiento de distintas especialidades como gimnasia, traumatología y yoga, uniendo el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación.

En sus principios fue llamado Contrología (Contrology), por el propio Pilates, debido a que recalca el uso de la mente para controlar el cuerpo, pero buscando el equilibrio y la unidad entre ambos. El método se centra en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral, por lo que es muy usado como terapia en rehabilitación y para, por ejemplo, prevenir y curar el dolor de espalda. Se practica en todo el mundo y debe una parte de su cada vez mayor popularidad a que es practicado por personajes famosos del mundo de la música, el cine, la danza o el deporte.

Contenido

Origen, historia y evolución

J. H. Pilates fue un niño enfermizo, lo que le llevó a estudiar el cuerpo humano y la manera de fortalecerlo mediante el ejercicio. De esta manera, con el tiempo llegó a ser un gran atleta. Fue en Inglaterra donde comenzaría a desarrollar su método al ser internado durante la Primera Guerra Mundial, debido a su nacionalidad alemana, en un campo de concentración. Trabajando como enfermero, desarrolló una metodología para mejorar el estado de salud de otros internos mediante el ejercicio. Para los más débiles y enfermos montó sobre las camas un sistema de poleas y cuerdas para ejercitar los músculos, lo cual fue el origen de algunas de las posteriores máquinas por él ideadas (reformer, trapecio, silla y barril). Con el tiempo desarrollaría un gran número de ejercicios para ser realizados en ellas, así como otros para ser practicados simplemente en el suelo, sobre una colchoneta.

En 1923 se trasladó a Estados Unidos y montó en Manhattan, junto a su esposa Clara, un estudio para enseñar su método. Pronto se hizo popular entre coreógrafos y bailarines, cuyas lesiones derivadas del entrenamiento intensivo les obligaban a pasar largos periodos de recuperación e inactividad.

Escribió dos libros. En el primero Tu salud: Un sistema correctivo de ejercicio que revoluciona el campo de la Educación Física (Your Health: A Corrective System of Exercising That Revolutionizes the Entire Field of Physical Education), de 1934, exponía sus teorías y filosofía sobre salud, higiene y ejercicio físico. El segundo, Regreso a la vida a través de la contrología (Return to Life through Contrology), de 1945, es un manual práctico con 34 ejercicios básicos, para que sus potenciales clientes probaran en su casa, sin necesidad de los aparatos, que el método realmente funcionaba.

Tras su fallecimiento en 1967, su esposa Clara se hizo cargo del estudio hasta su fallecimiento diez años después, aunque durante todo ese tiempo fue dirigido por una de las alumnas de Joseph, Romana Kryzanowska. Pilates no formó expresamente profesores de su método, pero varios alumnos abrieron centros para enseñar su práctica y dos de los primeros, Lolita San Miguel y Kathy Grant fueron oficialmente certificados por él, bajo los auspicios de la Universidad de Nueva York, para enseñarlo. Junto con Ron Fletcher, que fundó un estudio en Beverly Hills en 1970 que sería el origen del reconocimiento del método entre los actores de Hollywood, y la psicoanalista Mary Bowen, que abrió su estudio en 1975, son denominados “los mayores” (the elder), por la organización a la que pertenecen, la Pilates Method Alliance. El término hace referencia a aquellos que estudiaron directamente con Pilates. También son consideradas elders, aunque no pertenezcan a esta organización, Romana Kryzanowska y Mary Pilates, sobrina de Joseph Pilates.

Otros profesores, alumnos directos de Pilates o de segunda generación, que han contribuido a la expansión del método por todo el mundo son, por ejemplo, la bailarina Eve Gentry, que ya a comienzos de los años sesenta enseñaba el método en la Universidad de Nueva York y que posteriormente abrió su propio estudio en Santa Fe, Nuevo México; el bailarín Bruce King, que abrió un estudio en Nueva York a mediados de los setenta o Carola Trier, la única de los alumnos de Pilates que abrió un estudio en vida de éste y con su aprobación.

Con el paso de los años, el pilates ha evolucionado, creándose nuevas máquinas, aparatos de apoyo y formas de realizarlo, aunque la esencia se mantenga en todos ellos. También se han creado otros sistemas que combinan el pilates original con distintas disciplinas, como el yogalates, creado por Louise Solomon, que mezcla yoga con pilates; el yogilates; o el pilates con chi, que incorpora al método el concepto del qi (chi) o energía vital, propio de la medicina china tradicional.

También algunos puntos originales que se podrían considerar básicos han sido modificados. Por ejemplo, en los ejercicios en los que se apoya la espalda en el suelo, Pilates afirmaba que aquella debía estar plana, en total contacto con el suelo, mientras que hoy en día se considera que lo apropiado es respetar su curvatura natural, la lordosis lumbar. También ha variado la posición de codos y rodillas, que él recomendaba estirar completamente hasta bloquearlas, cosa que actualmente no se hace.

No obstante, la filosofía esencial del método es cada vez más influyente en todo tipo de deportes y entrenamientos y son muchos los deportistas, bailarines o entrenadores que incorporan sus principios a sus entrenamientos aunque no sigan estrictamente el método. De hecho, Pilates afirmaba que estos principios debían incorporarse a toda nuestra actividad diaria hasta que acabaran convirtiéndose en algo natural e inconsciente.

Uno de los problemas surgidos con la expansión del pilates es la necesidad de encontrar buenos profesores que puedan certificar su conocimiento del método. Así, han surgido diversas asociaciones de ámbito internacional para proteger la correcta transmisión de lo que consideran el método Pilates original y preservar sus principios, como la Pilates Method Alliance.

En el año 2000, tras un proceso legal que duró cuatro años y que enfrentó a Sean Gallagher, que había registrado la marca “Pilates”, con Ken Endelman y Balanced Body Inc., el término fue considerado como un nombre genérico para un tipo de ejercicio, como yoga o karate. Esto tuvo, para bien o para mal, una importante repercusión, ya que desde entonces el término puede ser usado por cualquiera que lo desee, puesto que no existe una certificación oficial como profesor del método.

Principios fundamentales

Alumna haciendo pilates

Aunque el método Pilates se ha desarrollado y ha dado lugar a una gran cantidad de estilos y aplicaciones distintas, existen unos principios fundamentales que deben estar siempre presentes:

  • Alineamiento
  • Centralización
  • Concentración
  • Control
  • Precisión
  • Fluidez
  • Respiración

Los ejercicios están fundamentalmente compuestos por movimientos controlados, muy conscientes, y coordinados con la respiración, con el fin de crear un cuerpo armonioso, coordinado, musculado y flexible. A través de la práctica, la mente va tomando conciencia de las capacidades, limitaciones, fortalezas y debilidades del cuerpo para mejorar el estado físico y mental. Es un deporte muy técnico, donde la correcta ejecución de los distintos elementos que componen cada ejercicio es más importante que el número de repeticiones o series.

Otros dos puntos muy importantes a remarcar son la respiración y el concepto de lo que Pilates denominó el powerhouse.

El powerhouse

El powerhouse, traducido en castellano como centro de poder, centro de energía, centro o neutro, fue situado por Pilates en la parte inferior del tronco, como una faja que rodea toda la zona lumbar y abdominal. Hace referencia, fundamental aunque no exclusivamente, al músculo transverso del abdomen, siendo precisamente la clave de todo el método su fortalecimiento, lo que habilita al cuerpo a moverse libre y equilibradamente, evitando movimientos y compensaciones perjudiciales. Todos los movimientos se inician y se sostienen desde esta zona, cuya utilización debe estar siempre presente durante la práctica de los ejercicios.

Su situación física y su función como origen y motor de todo el movimiento corporal coinciden en gran medida con los del dantian (“campo de cinabrio”) de la medicina china tradicional, tal y como se aplican en la práctica del gigong o de las artes marciales internas, como el taichí.

La respiración

La respiración pura también cumple un papel primordial en el método. Los resultados de la buena práctica son muy significativos: mayor capacidad pulmonar y mejor circulación sanguínea son los primeros fines perseguidos, para traducirlos en fuerza, flexibilidad, coordinación mental y buena postura.

Se practica una respiración intercostal. Al inspirar se debe notar como las costillas se separan. En la espiración, que suele coincidir con la mayor intensidad del ejercicio, se cierran primero las costillas y después se hunde el powerhouse, con la sensación de pegar el ombligo a la columna. Algunos profesores añaden a esto el cierre del perineo y la contracción de los glúteos...

En la respiración de Pilates se inspira por la nariz y se exhala por la boca. Al inhalar es muy importante no relajar los músculos abdominales para así evitar perder la alineación postural y utilizar los músculos no adecuados durante la ejecución de los ejercicios.Además la exhalación, por su parte, facilita la contracción de los músculos abdominales, ya que, anatómicamente durante ella se produce un encogimiento a nivel de la caja torácica "hacia dentro y hacia abajo".

La respiración debe ser en todo momento lenta, continua y, durante ella, debe procurarse realizar inhalaciones y exhalaciones de la misma duración para así permitir un óptimo intercambio gaseoso oxígeno-dióxido de carbono en el cuerpo.

Como regla general, en Pilates la duración de las inhalaciones y exhalaciones varían en función del nivel del alumno, siendo recomendado 3 tiempos de inhalación y exhalación para alumnos principiantes, 5 tiempos para alumnos de nivel intermedio y 8 tiempos para alumnos avanzados.

Tipos

Aunque hoy en día existen muchos tipos de disciplinas englobadas bajo el término pilates, todas ellas se pueden agrupar en dos grupos fundamentales. Las del primero se realizan con la ayuda de máquinas especialmente diseñadas y las del segundo se practican en el suelo, sobre una colchoneta, aunque pueden incorporar diversos aparatos. No obstante, obviamente los principios que rigen ambos son idénticos y la realización de muchos de los ejercicios es muy similar.

Pilates con máquinas

Se realiza con la ayuda de varias máquinas ideadas por Joseph Pilates, aunque con el paso de los años han surgido distintas versiones y mejoras. Estás máquinas son principalmente cuatro:

  • El reformer, una especie de cama sobre la que se desliza una plataforma mediante unos raíles, similar a la máquina de remo de los gimnasios tradicionales. En los gimnasios suele ser de madera y acero, aunque existen versiones más ligeras y fáciles de transportar que no tienen patas y se apoyan directamente en el suelo.
  • El trapecio o cadillac, una especie de cama con una estructura de acero sobre ella, de la que el practicante puede colgarse en distintas posiciones usando diversas cuerdas y poleas. Fue ideado por Pilates durante su estancia en el campo de concentración aprovechando las camas del hospital en el que sirvió de enfermero. Existen versiones que combinan ambas máquinas, el reformer y el trapecio.
  • La silla, creada por Pilates para la bailarina Kathy Grant. Como su propio nombre indica es similar a una silla, pero con unos pedales sujetos mediante varios muelles, que pueden quitarse o ponerse para disminuir o aumentar la resistencia, y unos apoyos laterales para subirse sobre ella. Se utiliza principalmente para ejercitar las piernas.
  • El barril, una estructura con forma de medio cilindro, usado especialmente para estirar la columna vertebral.

Pilates en suelo

Se realiza en el suelo sobre una colchoneta. Puede incluir diversos accesorios:

  • Aro (o círculo mágico). Es un aro flexible de unos cuarenta centímetros de diámetro y con dos agarres enfrentados que se sitúa a la altura de los tobillos (por dentro o por fuera) o de las rodillas o bien se coge con las manos. Es lo suficientemente flexible como para poder deformarse, ofreciendo una resistencia para aumentar el esfuerzo. Es el único de los accesorios utilizados en el pilates en suelo que fue ideado originalmente por Pilates, ya que los demás se han introducido con posterioridad.
  • Banda elástica. Normalmente se agarra con las manos mientras se sujeta con los pies y sirve para aumentar la resistencia en la práctica de los ejercicios.
  • Pelota. Es un gran balón de aproximadamente un metro de diámetro. Suele usarse para apoyar sobre el las piernas mientras se está tumbado en el suelo o para tumbarse directamente sobre él, bocarriba o bocabajo, y ejercitar la flexibilidad de la columna vertebral.
  • Bosu. El bosu, acrónimo del inglés both sides up ("las dos caras hacia arriba") es una semiesfera rellena de aire y montada sobre una superficie rígida de plástico que, como indica su nombre, puede usarse por ambas caras. Su función, al igual que la de la pelota es proporcionar inestabilidad a la práctica de los ejercicios para así desarrollar el equilibrio y potenciar el uso de los músculos internos.
  • Otros aparatos: tabla de salto, tabla de extensión, cajón, pesas (mancuernas)...

Pilates

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alumna haciendo pilates

El método Pilates, o simplemente Pilates, es un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por el alemán Joseph Hubertus Pilates, quien lo ideó basándose en su conocimiento de distintas especialidades como gimnasia, traumatología y yoga, uniendo el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación.

En sus principios fue llamado Contrología (Contrology), por el propio Pilates, debido a que recalca el uso de la mente para controlar el cuerpo, pero buscando el equilibrio y la unidad entre ambos. El método se centra en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral, por lo que es muy usado como terapia en rehabilitación y para, por ejemplo, prevenir y curar el dolor de espalda. Se practica en todo el mundo y debe una parte de su cada vez mayor popularidad a que es practicado por personajes famosos del mundo de la música, el cine, la danza o el deporte.

Contenido

Origen, historia y evolución

J. H. Pilates fue un niño enfermizo, lo que le llevó a estudiar el cuerpo humano y la manera de fortalecerlo mediante el ejercicio. De esta manera, con el tiempo llegó a ser un gran atleta. Fue en Inglaterra donde comenzaría a desarrollar su método al ser internado durante la Primera Guerra Mundial, debido a su nacionalidad alemana, en un campo de concentración. Trabajando como enfermero, desarrolló una metodología para mejorar el estado de salud de otros internos mediante el ejercicio. Para los más débiles y enfermos montó sobre las camas un sistema de poleas y cuerdas para ejercitar los músculos, lo cual fue el origen de algunas de las posteriores máquinas por él ideadas (reformer, trapecio, silla y barril). Con el tiempo desarrollaría un gran número de ejercicios para ser realizados en ellas, así como otros para ser practicados simplemente en el suelo, sobre una colchoneta.

En 1923 se trasladó a Estados Unidos y montó en Manhattan, junto a su esposa Clara, un estudio para enseñar su método. Pronto se hizo popular entre coreógrafos y bailarines, cuyas lesiones derivadas del entrenamiento intensivo les obligaban a pasar largos periodos de recuperación e inactividad.

Escribió dos libros. En el primero Tu salud: Un sistema correctivo de ejercicio que revoluciona el campo de la Educación Física (Your Health: A Corrective System of Exercising That Revolutionizes the Entire Field of Physical Education), de 1934, exponía sus teorías y filosofía sobre salud, higiene y ejercicio físico. El segundo, Regreso a la vida a través de la contrología (Return to Life through Contrology), de 1945, es un manual práctico con 34 ejercicios básicos, para que sus potenciales clientes probaran en su casa, sin necesidad de los aparatos, que el método realmente funcionaba.

Tras su fallecimiento en 1967, su esposa Clara se hizo cargo del estudio hasta su fallecimiento diez años después, aunque durante todo ese tiempo fue dirigido por una de las alumnas de Joseph, Romana Kryzanowska. Pilates no formó expresamente profesores de su método, pero varios alumnos abrieron centros para enseñar su práctica y dos de los primeros, Lolita San Miguel y Kathy Grant fueron oficialmente certificados por él, bajo los auspicios de la Universidad de Nueva York, para enseñarlo. Junto con Ron Fletcher, que fundó un estudio en Beverly Hills en 1970 que sería el origen del reconocimiento del método entre los actores de Hollywood, y la psicoanalista Mary Bowen, que abrió su estudio en 1975, son denominados “los mayores” (the elder), por la organización a la que pertenecen, la Pilates Method Alliance. El término hace referencia a aquellos que estudiaron directamente con Pilates. También son consideradas elders, aunque no pertenezcan a esta organización, Romana Kryzanowska y Mary Pilates, sobrina de Joseph Pilates.

Otros profesores, alumnos directos de Pilates o de segunda generación, que han contribuido a la expansión del método por todo el mundo son, por ejemplo, la bailarina Eve Gentry, que ya a comienzos de los años sesenta enseñaba el método en la Universidad de Nueva York y que posteriormente abrió su propio estudio en Santa Fe, Nuevo México; el bailarín Bruce King, que abrió un estudio en Nueva York a mediados de los setenta o Carola Trier, la única de los alumnos de Pilates que abrió un estudio en vida de éste y con su aprobación.

Con el paso de los años, el pilates ha evolucionado, creándose nuevas máquinas, aparatos de apoyo y formas de realizarlo, aunque la esencia se mantenga en todos ellos. También se han creado otros sistemas que combinan el pilates original con distintas disciplinas, como el yogalates, creado por Louise Solomon, que mezcla yoga con pilates; el yogilates; o el pilates con chi, que incorpora al método el concepto del qi (chi) o energía vital, propio de la medicina china tradicional.

También algunos puntos originales que se podrían considerar básicos han sido modificados. Por ejemplo, en los ejercicios en los que se apoya la espalda en el suelo, Pilates afirmaba que aquella debía estar plana, en total contacto con el suelo, mientras que hoy en día se considera que lo apropiado es respetar su curvatura natural, la lordosis lumbar. También ha variado la posición de codos y rodillas, que él recomendaba estirar completamente hasta bloquearlas, cosa que actualmente no se hace.

No obstante, la filosofía esencial del método es cada vez más influyente en todo tipo de deportes y entrenamientos y son muchos los deportistas, bailarines o entrenadores que incorporan sus principios a sus entrenamientos aunque no sigan estrictamente el método. De hecho, Pilates afirmaba que estos principios debían incorporarse a toda nuestra actividad diaria hasta que acabaran convirtiéndose en algo natural e inconsciente.

Uno de los problemas surgidos con la expansión del pilates es la necesidad de encontrar buenos profesores que puedan certificar su conocimiento del método. Así, han surgido diversas asociaciones de ámbito internacional para proteger la correcta transmisión de lo que consideran el método Pilates original y preservar sus principios, como la Pilates Method Alliance.

En el año 2000, tras un proceso legal que duró cuatro años y que enfrentó a Sean Gallagher, que había registrado la marca “Pilates”, con Ken Endelman y Balanced Body Inc., el término fue considerado como un nombre genérico para un tipo de ejercicio, como yoga o karate. Esto tuvo, para bien o para mal, una importante repercusión, ya que desde entonces el término puede ser usado por cualquiera que lo desee, puesto que no existe una certificación oficial como profesor del método.

Principios fundamentales

Alumna haciendo pilates

Aunque el método Pilates se ha desarrollado y ha dado lugar a una gran cantidad de estilos y aplicaciones distintas, existen unos principios fundamentales que deben estar siempre presentes:

  • Alineamiento
  • Centralización
  • Concentración
  • Control
  • Precisión
  • Fluidez
  • Respiración

Los ejercicios están fundamentalmente compuestos por movimientos controlados, muy conscientes, y coordinados con la respiración, con el fin de crear un cuerpo armonioso, coordinado, musculado y flexible. A través de la práctica, la mente va tomando conciencia de las capacidades, limitaciones, fortalezas y debilidades del cuerpo para mejorar el estado físico y mental. Es un deporte muy técnico, donde la correcta ejecución de los distintos elementos que componen cada ejercicio es más importante que el número de repeticiones o series.

Otros dos puntos muy importantes a remarcar son la respiración y el concepto de lo que Pilates denominó el powerhouse.

El powerhouse

El powerhouse, traducido en castellano como centro de poder, centro de energía, centro o neutro, fue situado por Pilates en la parte inferior del tronco, como una faja que rodea toda la zona lumbar y abdominal. Hace referencia, fundamental aunque no exclusivamente, al músculo transverso del abdomen, siendo precisamente la clave de todo el método su fortalecimiento, lo que habilita al cuerpo a moverse libre y equilibradamente, evitando movimientos y compensaciones perjudiciales. Todos los movimientos se inician y se sostienen desde esta zona, cuya utilización debe estar siempre presente durante la práctica de los ejercicios.

Su situación física y su función como origen y motor de todo el movimiento corporal coinciden en gran medida con los del dantian (“campo de cinabrio”) de la medicina china tradicional, tal y como se aplican en la práctica del gigong o de las artes marciales internas, como el taichí.

La respiración

La respiración pura también cumple un papel primordial en el método. Los resultados de la buena práctica son muy significativos: mayor capacidad pulmonar y mejor circulación sanguínea son los primeros fines perseguidos, para traducirlos en fuerza, flexibilidad, coordinación mental y buena postura.

Se practica una respiración intercostal. Al inspirar se debe notar como las costillas se separan. En la espiración, que suele coincidir con la mayor intensidad del ejercicio, se cierran primero las costillas y después se hunde el powerhouse, con la sensación de pegar el ombligo a la columna. Algunos profesores añaden a esto el cierre del perineo y la contracción de los glúteos...

En la respiración de Pilates se inspira por la nariz y se exhala por la boca. Al inhalar es muy importante no relajar los músculos abdominales para así evitar perder la alineación postural y utilizar los músculos no adecuados durante la ejecución de los ejercicios.Además la exhalación, por su parte, facilita la contracción de los músculos abdominales, ya que, anatómicamente durante ella se produce un encogimiento a nivel de la caja torácica "hacia dentro y hacia abajo".

La respiración debe ser en todo momento lenta, continua y, durante ella, debe procurarse realizar inhalaciones y exhalaciones de la misma duración para así permitir un óptimo intercambio gaseoso oxígeno-dióxido de carbono en el cuerpo.

Como regla general, en Pilates la duración de las inhalaciones y exhalaciones varían en función del nivel del alumno, siendo recomendado 3 tiempos de inhalación y exhalación para alumnos principiantes, 5 tiempos para alumnos de nivel intermedio y 8 tiempos para alumnos avanzados.

Tipos

Aunque hoy en día existen muchos tipos de disciplinas englobadas bajo el término pilates, todas ellas se pueden agrupar en dos grupos fundamentales. Las del primero se realizan con la ayuda de máquinas especialmente diseñadas y las del segundo se practican en el suelo, sobre una colchoneta, aunque pueden incorporar diversos aparatos. No obstante, obviamente los principios que rigen ambos son idénticos y la realización de muchos de los ejercicios es muy similar.

Pilates con máquinas

Se realiza con la ayuda de varias máquinas ideadas por Joseph Pilates, aunque con el paso de los años han surgido distintas versiones y mejoras. Estás máquinas son principalmente cuatro:

  • El reformer, una especie de cama sobre la que se desliza una plataforma mediante unos raíles, similar a la máquina de remo de los gimnasios tradicionales. En los gimnasios suele ser de madera y acero, aunque existen versiones más ligeras y fáciles de transportar que no tienen patas y se apoyan directamente en el suelo.
  • El trapecio o cadillac, una especie de cama con una estructura de acero sobre ella, de la que el practicante puede colgarse en distintas posiciones usando diversas cuerdas y poleas. Fue ideado por Pilates durante su estancia en el campo de concentración aprovechando las camas del hospital en el que sirvió de enfermero. Existen versiones que combinan ambas máquinas, el reformer y el trapecio.
  • La silla, creada por Pilates para la bailarina Kathy Grant. Como su propio nombre indica es similar a una silla, pero con unos pedales sujetos mediante varios muelles, que pueden quitarse o ponerse para disminuir o aumentar la resistencia, y unos apoyos laterales para subirse sobre ella. Se utiliza principalmente para ejercitar las piernas.
  • El barril, una estructura con forma de medio cilindro, usado especialmente para estirar la columna vertebral.

Pilates en suelo

Se realiza en el suelo sobre una colchoneta. Puede incluir diversos accesorios:

  • Aro (o círculo mágico). Es un aro flexible de unos cuarenta centímetros de diámetro y con dos agarres enfrentados que se sitúa a la altura de los tobillos (por dentro o por fuera) o de las rodillas o bien se coge con las manos. Es lo suficientemente flexible como para poder deformarse, ofreciendo una resistencia para aumentar el esfuerzo. Es el único de los accesorios utilizados en el pilates en suelo que fue ideado originalmente por Pilates, ya que los demás se han introducido con posterioridad.
  • Banda elástica. Normalmente se agarra con las manos mientras se sujeta con los pies y sirve para aumentar la resistencia en la práctica de los ejercicios.
  • Pelota. Es un gran balón de aproximadamente un metro de diámetro. Suele usarse para apoyar sobre el las piernas mientras se está tumbado en el suelo o para tumbarse directamente sobre él, bocarriba o bocabajo, y ejercitar la flexibilidad de la columna vertebral.
  • Bosu. El bosu, acrónimo del inglés both sides up ("las dos caras hacia arriba") es una semiesfera rellena de aire y montada sobre una superficie rígida de plástico que, como indica su nombre, puede usarse por ambas caras. Su función, al igual que la de la pelota es proporcionar inestabilidad a la práctica de los ejercicios para así desarrollar el equilibrio y potenciar el uso de los músculos internos.
  • Otros aparatos: tabla de salto, tabla de extensión, cajón, pesas (mancuernas)...

pilates3.com (tablas)

Principios básicos del método Pilates

practicado pilates Principios básicos del método Pilates

El Método Pilates de Preparación Física restablece este equilibrio natural. Además, casi todo el mundo puede utilizar este sistema con relativa facilidad: el joven, el viejo, el lesionado, los deportistas y bailarines profesionales, cualquier artista escénico y todos los que deseen mejorar la salud física y creen que no tienen tiempo para hacerlo. El Método Pilates te da el cuerpo que quieres de una manera segura llevándote a un estado de bienestar físico total y equilibrado.
Los ejercicios de Pilates estimulan el sistema circulatorio oxigenando la sangre, colaborando en el drenaje linfático y liberando endorfinas, que son las responsables del factor “bienestar”; además, el sistema inmunológico recibe un empujón pudiendo resistir mejor a las enfermedades.

Estos son los seis principios básicos:

  1. Concentración. Se debe prestar atención a los movimientos que se están haciendo. Piensa en cada paso que das y empezarás a darte cuenta de lo interrelacionados que están entre sí los movimientos del cuerpo. Haz que la mente intervenga en cada movimiento. Visualiza el siguiente paso, ¡esto hará que el sistema nervioso elija la combinación de músculos correcta para hacer el ejercicio! Cuando el cuerpo y la mente funcionen como un equipo alcanzarás un programa de ejercicio ideal.
  2. Control. En el Método Pilates es muy importante que la mente controle completamente cualquier movimiento físico. En otras palabras, el movimiento y la actividad descontrolados producen un régimen de ejercicios fortuito y contraproducente. Algunos programas de ejercicios no dan importancia a este control y es por eso por lo que la gente se suele lesionar.
  3. Centramiento. El cuerpo humano tiene un centro físico del que emanan todos los movimientos. Joseph H. Pilates llamó a esta zona la “Central eléctrica”: el abdomen, la parte inferior de la espalda y las nalgas. El Método Pilates presta atención al reforzamiento del este centro. Los músculos que están relacionados con la Central eléctrica sujetan la columna vertebral, los órganos internos y la postura que se adopta. Prácticamente, todos los ejercicios Pilates se centran en la Central Eléctrica con el fin de estabilizar el torso y poder estirar y alargar el cuerpo. El centramiento mejora la cintura, reduce el estómago y corrige la postura que se adopta con el fin de prevenir tanto el dolor de espalda como otras enfermedades.
  4. Movimiento fluido. Romana Kryzanowska, la única discípula viva de Joseph H. Pilates, suele definir el Método Pilates como “un movimiento fluido que va desde un centro fuerte hacia el exterior”. El ejercicio hace que realices una gran cantidad de movimientos de una manera fluida y controlada. No hay que apresurarse en ningún paso, hay que hacerlos de una manera suave y uniforme, pues un movimiento rápido puede causar lesiones. Se tiene que pasar al ejercicio siguiente en cuanto se siente el esfuerzo, debiéndose evitar los movimientos rígidos o espasmódicos.
  5. Precisión. La precisión va pareja al segundo principio, el “control”. Pilates decía: “Cada vez que hagas ejercicio, concéntrate en los movimientos correctos, si no los harás mal y no servirán para nada”. Hay que coordinar todos los movimientos y, en cuanto se conocen los pasos de cada ejercicio y uno se siente cómodo, se debe tomar el control del cuerpo e intentar hacer los movimientos correctos en cada ejercicio.
  6. Respiración. Pilates hace hincapié en la importancia que tiene la pureza del flujo sanguíneo. Esta pureza se mantiene respirando correctamente mientras se hacen los ejercicios, al oxigenarse la sangre y eliminarse los gases nocivos. Joseph H. Pilates llegó a la conclusión de que la mejor técnica respiratoria para expulsar lo malo y absorber lo bueno es una exhalación plena forzada seguida de un hinchado completo de los pulmones mediante una inhalación profunda. Con el tiempo podrás coordinar la respiración con los movimientos de cada ejercicio. Por regla general, se inhalará para prepararse para un movimiento y se exhalará mientras se ejecuta.

practicado pilates Principios básicos del método Pilates

El Método Pilates de Preparación Física restablece este equilibrio natural. Además, casi todo el mundo puede utilizar este sistema con relativa facilidad: el joven, el viejo, el lesionado, los deportistas y bailarines profesionales, cualquier artista escénico y todos los que deseen mejorar la salud física y creen que no tienen tiempo para hacerlo. El Método Pilates te da el cuerpo que quieres de una manera segura llevándote a un estado de bienestar físico total y equilibrado.
Los ejercicios de Pilates estimulan el sistema circulatorio oxigenando la sangre, colaborando en el drenaje linfático y liberando endorfinas, que son las responsables del factor “bienestar”; además, el sistema inmunológico recibe un empujón pudiendo resistir mejor a las enfermedades.

Estos son los seis principios básicos:

  1. Concentración. Se debe prestar atención a los movimientos que se están haciendo. Piensa en cada paso que das y empezarás a darte cuenta de lo interrelacionados que están entre sí los movimientos del cuerpo. Haz que la mente intervenga en cada movimiento. Visualiza el siguiente paso, ¡esto hará que el sistema nervioso elija la combinación de músculos correcta para hacer el ejercicio! Cuando el cuerpo y la mente funcionen como un equipo alcanzarás un programa de ejercicio ideal.
  2. Control. En el Método Pilates es muy importante que la mente controle completamente cualquier movimiento físico. En otras palabras, el movimiento y la actividad descontrolados producen un régimen de ejercicios fortuito y contraproducente. Algunos programas de ejercicios no dan importancia a este control y es por eso por lo que la gente se suele lesionar.
  3. Centramiento. El cuerpo humano tiene un centro físico del que emanan todos los movimientos. Joseph H. Pilates llamó a esta zona la “Central eléctrica”: el abdomen, la parte inferior de la espalda y las nalgas. El Método Pilates presta atención al reforzamiento del este centro. Los músculos que están relacionados con la Central eléctrica sujetan la columna vertebral, los órganos internos y la postura que se adopta. Prácticamente, todos los ejercicios Pilates se centran en la Central Eléctrica con el fin de estabilizar el torso y poder estirar y alargar el cuerpo. El centramiento mejora la cintura, reduce el estómago y corrige la postura que se adopta con el fin de prevenir tanto el dolor de espalda como otras enfermedades.
  4. Movimiento fluido. Romana Kryzanowska, la única discípula viva de Joseph H. Pilates, suele definir el Método Pilates como “un movimiento fluido que va desde un centro fuerte hacia el exterior”. El ejercicio hace que realices una gran cantidad de movimientos de una manera fluida y controlada. No hay que apresurarse en ningún paso, hay que hacerlos de una manera suave y uniforme, pues un movimiento rápido puede causar lesiones. Se tiene que pasar al ejercicio siguiente en cuanto se siente el esfuerzo, debiéndose evitar los movimientos rígidos o espasmódicos.
  5. Precisión. La precisión va pareja al segundo principio, el “control”. Pilates decía: “Cada vez que hagas ejercicio, concéntrate en los movimientos correctos, si no los harás mal y no servirán para nada”. Hay que coordinar todos los movimientos y, en cuanto se conocen los pasos de cada ejercicio y uno se siente cómodo, se debe tomar el control del cuerpo e intentar hacer los movimientos correctos en cada ejercicio.
  6. Respiración. Pilates hace hincapié en la importancia que tiene la pureza del flujo sanguíneo. Esta pureza se mantiene respirando correctamente mientras se hacen los ejercicios, al oxigenarse la sangre y eliminarse los gases nocivos. Joseph H. Pilates llegó a la conclusión de que la mejor técnica respiratoria para expulsar lo malo y absorber lo bueno es una exhalación plena forzada seguida de un hinchado completo de los pulmones mediante una inhalación profunda. Con el tiempo podrás coordinar la respiración con los movimientos de cada ejercicio. Por regla general, se inhalará para prepararse para un movimiento y se exhalará mientras se ejecuta.

Pilates en Casa

Tonificación general

¡Por fin he conseguido animarme a cambiar mi estilo de vida comenzando a hacer ejercicio en casa!.

Pero enseguida me topo con el primer obstáculo, no tengo material para hacerlo, es  caro y además dificíl de conseguir.

Para que no te desanimes he confeccionado una tabla para ti que solucionará este problema.

Con solo una silla, una colchoneta (puede ser una manta) y dos mancuernas que las podemos sustituir por dos botellitas de agua, ya tenemos todo lo necesario para comenzar.

No te pongas más excusas y consigue ya tus objetvos, ponte en forma de forma facíl barata y lo más importante sin salir de casa.

Contracción a dos manos

Ejercicio ideal para mantener firme y moldeado el busto, actuando sobre la linea superior y central del mismo. 

Posición inicial:

Sentados en la silla mantenemos la espalda recta pegada al respaldo y los abdominales contraidos, los brazos abiertos y separados del cuerpo con los codos paralelos al pecho. 

Movimiento:

Ejecutamos el ejercicio aproximando los codos entre sí,  al aproximar los codos contrairemos los musculos pectorales para aumentar la eficacia del ejercio.

 Elevación lateral a una mano.

Ejercicio ideal para definir y tornear el hombro, dando relieve a la perte superior y marcando la zona lateral del mismo.

Posición inicial:

Sentados en la silla mantenemos la espalda recta pegada al respaldo y los abdominales contraidos, los brazos estan situados a lo largo del cuerpo.

Movimiento:

Elevamos de forma alterna los brazos hasta la altura del hombro con el codo ligeramenta flexionado. simulamos el gesto de servir agua con una jarra.

Curl de biceps alterno.

Ejercicio ideal para moldear y reafirmar la parte anteror del brazo:

Posición inicial:

Sentados en la silla mantenemos la espalda recta pegada al respaldo y los abdominales contraidos, los brazos estan situados a lo largo del cuerpo.

Movimiento:

Flexionamos el brazo girandol evemente la muñeca hasta enfrentar esta al hombro, ejecutamos el ejercicio de forma alterna.

Extensión de triceps por detraś de la cabeza.

Ejercicio ideal para reafirmar y tonificar la parte posterior del brazo evitando así la flacidez en esta zona tan conflictiva. 

Posición inicial:

Sentados en la silla mantenemos la espalda recta pegada al respaldo y los abdominales contraidos, los brazos estan colocados flexionados detrás de la cabeza con los codos paralelos.

Movimiento:

Extendemos completamente los brazos por encima de la cabeza manteniendo los codos paralelos.

Remo a una mano.

Ejercicio ideal  para tonifiacar los musculos dorsales,ayudandonos a hacer desaparecer la antiestéca mollita que nos sale en los laterales de la espalda,

Posición inicial:

Nos colocamos de pie enfrente de la silla con una mano apoyada en la misma, manteniendo la espalda recta, alineando la cabeza con los hombros, atrasamos la pierna del mismo lado que sujetamos la mancuerna.

Movimiento:

Realizamos un movimiento de alante-atrás  simulando elgesto de arrancar un motor.

Sentadilla.

Ejercicio idel para tonificar y moldear de manera ficaz los musculos tanto del gúteo como de los femorales y cuádriceps.

Posición inicial:

Nos colocamos de pie con las piernas abiertas  al ancho de nuestras caderas, las rodillas ligeramente flexionadas,la espalda recta y los abdominales contraidos.

Movimiento:

Flexionamos las rodillas alejando el glúteo de las mismas,hasta conseguir que los muslos esten paralelos al suelo, simulamos el gesto de sentarnos en una silla.

Inclinación lateral con mancuerna.

Ejercicio ideal para afinar y moldear la cintura.

Posición inicial:

Nos colocamos de pie con las piernas abiertas al ancho de nuestras caderas, las rodillas ligeramente flexionadas, la espalda recta y los abdominales contraidos, sujetamos las mancuernas con las manos.

Movimiento:

Nos inclinaremos de un lado hasta que la mancuerna llegue a la parte final del muslo, volveremos a la posición inicial y repetiremos el ejercicio del lado contrario.

Los ejercicios vienen ordenados en un orden lógico de trabajo, en cuanto a su frecuencia de entenamiento  yo os recomiendo dia sí y dia no, en cuanto al número de repeticiones de los ejercicios esta viene dada por tu nivel de entrenamiento, si eres principiante con una serie de quince repeticiones de cada ejercicio es suficiente,si tu nivel es medio las series serán dos de qince repeticiones y si eres avanzado el número de series serán tres de qince.

 

 

 

Tonificación general

¡Por fin he conseguido animarme a cambiar mi estilo de vida comenzando a hacer ejercicio en casa!.

Pero enseguida me topo con el primer obstáculo, no tengo material para hacerlo, es  caro y además dificíl de conseguir.

Para que no te desanimes he confeccionado una tabla para ti que solucionará este problema.

Con solo una silla, una colchoneta (puede ser una manta) y dos mancuernas que las podemos sustituir por dos botellitas de agua, ya tenemos todo lo necesario para comenzar.

No te pongas más excusas y consigue ya tus objetvos, ponte en forma de forma facíl barata y lo más importante sin salir de casa.

Contracción a dos manos

Ejercicio ideal para mantener firme y moldeado el busto, actuando sobre la linea superior y central del mismo. 

Posición inicial:

Sentados en la silla mantenemos la espalda recta pegada al respaldo y los abdominales contraidos, los brazos abiertos y separados del cuerpo con los codos paralelos al pecho. 

Movimiento:

Ejecutamos el ejercicio aproximando los codos entre sí,  al aproximar los codos contrairemos los musculos pectorales para aumentar la eficacia del ejercio.

 Elevación lateral a una mano.

Ejercicio ideal para definir y tornear el hombro, dando relieve a la perte superior y marcando la zona lateral del mismo.

Posición inicial:

Sentados en la silla mantenemos la espalda recta pegada al respaldo y los abdominales contraidos, los brazos estan situados a lo largo del cuerpo.

Movimiento:

Elevamos de forma alterna los brazos hasta la altura del hombro con el codo ligeramenta flexionado. simulamos el gesto de servir agua con una jarra.

Curl de biceps alterno.

Ejercicio ideal para moldear y reafirmar la parte anteror del brazo:

Posición inicial:

Sentados en la silla mantenemos la espalda recta pegada al respaldo y los abdominales contraidos, los brazos estan situados a lo largo del cuerpo.

Movimiento:

Flexionamos el brazo girandol evemente la muñeca hasta enfrentar esta al hombro, ejecutamos el ejercicio de forma alterna.

Extensión de triceps por detraś de la cabeza.

Ejercicio ideal para reafirmar y tonificar la parte posterior del brazo evitando así la flacidez en esta zona tan conflictiva. 

Posición inicial:

Sentados en la silla mantenemos la espalda recta pegada al respaldo y los abdominales contraidos, los brazos estan colocados flexionados detrás de la cabeza con los codos paralelos.

Movimiento:

Extendemos completamente los brazos por encima de la cabeza manteniendo los codos paralelos.

Remo a una mano.

Ejercicio ideal  para tonifiacar los musculos dorsales,ayudandonos a hacer desaparecer la antiestéca mollita que nos sale en los laterales de la espalda,

Posición inicial:

Nos colocamos de pie enfrente de la silla con una mano apoyada en la misma, manteniendo la espalda recta, alineando la cabeza con los hombros, atrasamos la pierna del mismo lado que sujetamos la mancuerna.

Movimiento:

Realizamos un movimiento de alante-atrás  simulando elgesto de arrancar un motor.

Sentadilla.

Ejercicio idel para tonificar y moldear de manera ficaz los musculos tanto del gúteo como de los femorales y cuádriceps.

Posición inicial:

Nos colocamos de pie con las piernas abiertas  al ancho de nuestras caderas, las rodillas ligeramente flexionadas,la espalda recta y los abdominales contraidos.

Movimiento:

Flexionamos las rodillas alejando el glúteo de las mismas,hasta conseguir que los muslos esten paralelos al suelo, simulamos el gesto de sentarnos en una silla.

Inclinación lateral con mancuerna.

Ejercicio ideal para afinar y moldear la cintura.

Posición inicial:

Nos colocamos de pie con las piernas abiertas al ancho de nuestras caderas, las rodillas ligeramente flexionadas, la espalda recta y los abdominales contraidos, sujetamos las mancuernas con las manos.

Movimiento:

Nos inclinaremos de un lado hasta que la mancuerna llegue a la parte final del muslo, volveremos a la posición inicial y repetiremos el ejercicio del lado contrario.

Los ejercicios vienen ordenados en un orden lógico de trabajo, en cuanto a su frecuencia de entenamiento  yo os recomiendo dia sí y dia no, en cuanto al número de repeticiones de los ejercicios esta viene dada por tu nivel de entrenamiento, si eres principiante con una serie de quince repeticiones de cada ejercicio es suficiente,si tu nivel es medio las series serán dos de qince repeticiones y si eres avanzado el número de series serán tres de qince.

 

 

 

Tabla de ejercicios de Pilates (I)

Ejercicio 1:
Acostada, con las piernas elevadas y los brazos extendidos, muéva los brazos rápidamente hacia arriba y abajo, con columna siempre bien apoyada en el piso y los músculos de los glúteos contraídos.

(3 minutos).

ej pilates 2 Ejercicios de Pilates (I)

Ejercicio de Pilates 2

Ejercicios 2:
Acostada en el piso con la pierna derecha extendida, no deje que ésta se apoye. Esto le permitirá contraer la musculatura abdominal y de glúteos. Mientras, tome la otra pierna y ejerza presión hacia el tronco.

(3 minutos).

ej pilates 3 300x145 Ejercicios de Pilates (I)

Ejercicio de Pilates 3

Ejercicio 3:
Con el abdomen contraído y la pierna extendida, fortaleciendo los glúteos, tome la otra pierna con ambas manos. Este ejercicio modela el tren muscular superior (por encima de las caderas).

(3 minutos).

Ejercicio 1:
Acostada, con las piernas elevadas y los brazos extendidos, muéva los brazos rápidamente hacia arriba y abajo, con columna siempre bien apoyada en el piso y los músculos de los glúteos contraídos.

(3 minutos).

ej pilates 2 Ejercicios de Pilates (I)

Ejercicio de Pilates 2

Ejercicios 2:
Acostada en el piso con la pierna derecha extendida, no deje que ésta se apoye. Esto le permitirá contraer la musculatura abdominal y de glúteos. Mientras, tome la otra pierna y ejerza presión hacia el tronco.

(3 minutos).

ej pilates 3 300x145 Ejercicios de Pilates (I)

Ejercicio de Pilates 3

Ejercicio 3:
Con el abdomen contraído y la pierna extendida, fortaleciendo los glúteos, tome la otra pierna con ambas manos. Este ejercicio modela el tren muscular superior (por encima de las caderas).

(3 minutos).

Tabla de ejercicios de Pilates

Ejercicio 1:
Acostada, con los brazos extendidos a lo largo del cuerpo, eleve las piernas. Dejando la espalda pegada al piso, abra y cierre las piernas muy lentamente.
Repeticiones: 8 veces

Ejercicio 2:
Sentada en el suelo, tome las canillas con ambas manos, mientras balancea el cuerpo hacia atrás y adelante. Se logra masajear la espalda y disipar las tensiones.
Tiempo: 3 minutos.

ejercicio 3 Ejercicios de Pilates (II)

Pilates (II) Ejercicio 3

Ejercicio 3
Sin dejar que el abdomen tome contacto con el piso en ningún momento y manteniendo la cabeza algo elevada, eleve el torso extendiendo los brazos al máximo.
Repeticiones: de 6 a 10 movimientos.

Ejercicio 1:
Acostada, con los brazos extendidos a lo largo del cuerpo, eleve las piernas. Dejando la espalda pegada al piso, abra y cierre las piernas muy lentamente.
Repeticiones: 8 veces

Ejercicio 2:
Sentada en el suelo, tome las canillas con ambas manos, mientras balancea el cuerpo hacia atrás y adelante. Se logra masajear la espalda y disipar las tensiones.
Tiempo: 3 minutos.

ejercicio 3 Ejercicios de Pilates (II)

Pilates (II) Ejercicio 3

Ejercicio 3
Sin dejar que el abdomen tome contacto con el piso en ningún momento y manteniendo la cabeza algo elevada, eleve el torso extendiendo los brazos al máximo.
Repeticiones: de 6 a 10 movimientos.

Tabla de ejercicios de Pilates III

Ejercicio 1:
Apoyando sobre el piso nuca, hombros, espalda, cintura y cadera, eleve las piernas en ángulo recto, mientras lleva los brazos hacia atrás. Levante los hombros y lleve los brazos adelante, hasta cruzar por fuera las rodillas (10 veces)

ejercicio pilates 2 Ejercicios de Pilates (III)

Ejercicio de Pilates (III) 2

Ejercicio 2:
De pie, lleve una pierna hacia atrás, con los brazos hacia adelante, casi a punto de perder el equilibrio. realice con la pierna movimientos cortos hacia arriba, sintiendo el trabajo en los glúteos (5 veces con cada pierna).

Ejercicio 1:
Apoyando sobre el piso nuca, hombros, espalda, cintura y cadera, eleve las piernas en ángulo recto, mientras lleva los brazos hacia atrás. Levante los hombros y lleve los brazos adelante, hasta cruzar por fuera las rodillas (10 veces)

ejercicio pilates 2 Ejercicios de Pilates (III)

Ejercicio de Pilates (III) 2

Ejercicio 2:
De pie, lleve una pierna hacia atrás, con los brazos hacia adelante, casi a punto de perder el equilibrio. realice con la pierna movimientos cortos hacia arriba, sintiendo el trabajo en los glúteos (5 veces con cada pierna).

pilates a diario

El Auténtico Pilates. Clase Modelo (Parte I)

El Auténtico Pilates. Clase Modelo (Parte I)

Ejercicios De Pilates Para Adelgazar - Trabajo Sobre La Estera [Parte 1]

Ejercicios De Pilates Para Adelgazar  - Trabajo Sobre La Estera [Parte 1]

RUTINA 1 - El Programa: VIENTRE PLANO (Ejercicios)

RUTINA 1 - El Programa: VIENTRE PLANO (Ejercicios)

Toda la Informacion sobre el Metodo Pilates. PlanetaPilates.com

Centros Pilates en España

Arte e Movemento Gimnasio

a

Direccin

15270 LA CORUA

Contacto

981745268

Googlemaps


Bemequer Gimnasios Gimnasio

Direccin

Calle Luis Iglesias, 7, Santiago de Compostela
15702 LA CORUA

Contacto

881975056

622837247

Googlemaps


Espagat Complejo Salud Gimnasio

Direccin

Santiago de Compostela
LA CORUA

Contacto

Googlemaps


Esparta Gimnasio

Direccin

Santiago de Compostela
15703 LA CORUA

Contacto

981576916

Googlemaps


Fitness Gym Gimnasio

Direccin

Calle Fray Rosendo Salvado, 21, Santiago de Compostela
15701 LA CORUA

Contacto

981593308

Googlemaps


Pilates Wellness & Energy Riazor Centro Pilates

Direccin

Calle Pondal,8
15004 LA CORUA

Contacto

981257564

Googlemaps


Salusport Gimnasio

Direccin

Calle Juan Flrez,49
15004 LA CORUA

Contacto

881886626

Googlemaps


San Clemente Gimnasio

Direccin

Calle San Clemente,1,Santiago de Compostela
15705 LA CORUA

Contacto

Googlemaps


Squash Club Santiago-Milladoiro Gimnasio

Direccin

Avenida de Rosalía de Castro, 59

Ames


15895 LA CORUA

Contacto

981530012

Googlemaps



Fin del listado con 9 entradas


Arte e Movemento Gimnasio

a

Direccin

15270 LA CORUA

Contacto

981745268

Googlemaps


Bemequer Gimnasios Gimnasio

Direccin

Calle Luis Iglesias, 7, Santiago de Compostela
15702 LA CORUA

Contacto

881975056

622837247

Googlemaps


Espagat Complejo Salud Gimnasio

Direccin

Santiago de Compostela
LA CORUA

Contacto

Googlemaps


Esparta Gimnasio

Direccin

Santiago de Compostela
15703 LA CORUA

Contacto

981576916

Googlemaps


Fitness Gym Gimnasio

Direccin

Calle Fray Rosendo Salvado, 21, Santiago de Compostela
15701 LA CORUA

Contacto

981593308

Googlemaps


Pilates Wellness & Energy Riazor Centro Pilates

Direccin

Calle Pondal,8
15004 LA CORUA

Contacto

981257564

Googlemaps


Salusport Gimnasio

Direccin

Calle Juan Flrez,49
15004 LA CORUA

Contacto

881886626

Googlemaps


San Clemente Gimnasio

Direccin

Calle San Clemente,1,Santiago de Compostela
15705 LA CORUA

Contacto

Googlemaps


Squash Club Santiago-Milladoiro Gimnasio

Direccin

Avenida de Rosalía de Castro, 59

Ames


15895 LA CORUA

Contacto

981530012

Googlemaps



Fin del listado con 9 entradas