¿Quieres crear tus propias píldoras?

Los asesinatos más escabrosos en España

hace 2 meses| visto 36719 veces

Caso Alcàsser | El Archivo del Crimen – Web Homenaje a La Niñas de Alcàsser e Información sobre Crímenes y Asesinatos – Estudio de Criminología y Afines

planozona

Preguntas y tabla comparativa de dos crímenes Después de analizar por separado los llamados “Caso Alcàsser” y “Caso Macastre”, he llegado a algunas conclusiones muy interesantes y me hecho una lista de mis dudas, preguntas e irregularidades sobre el caso Alcàsser. (Así por encima nada mas…) En el Libro “Sin Piedad” de Fernando Martínez Laínez [...]

planozona

Preguntas y tabla comparativa de dos crímenes Después de analizar por separado los llamados “Caso Alcàsser” y “Caso Macastre”, he llegado a algunas conclusiones muy interesantes y me hecho una lista de mis dudas, preguntas e irregularidades sobre el caso Alcàsser. (Así por encima nada mas…) En el Libro “Sin Piedad” de Fernando Martínez Laínez [...]

Niñas de Alcasser - Parte1 - Noticias - Investigación

Niñas de Alcasser - Parte1 - Noticias - Investigación

Niñas de Alcasser - Parte3 - Noticias - Investigación

Niñas de Alcasser - Parte3 - Noticias - Investigación

Niñas de Alcasser - Parte2 - Noticias - Investigación

Niñas de Alcasser - Parte2 - Noticias - Investigación

Anabel Segura El siniestro «negocio» de unos asesinos | Nacional | Sucesos - Abc.es

La mañana del 6 de octubre de 1995 los accesos al cementerio de Nuestra Señora de la Paz de El Soto de La Moraleja, en Alcobendas, estaban tomados por los medios de comunicación. Ese día, por fin, los restos mortales de Anabel Segura, de 22 años, iban a descansar en paz, tras el secuestro y asesinato del que había sido víctima dos años y medio antes. A mediodía la comitiva enfilaba la puerta. El silencio era absoluto, demoledor. En primera fila, los padres y la hermana de Anabel, destrozados, seguían el féretro acompañados sólo por familiares y otros allegados. Entre estos últimos, al fondo, en un discreto pero elocuente segundo plano, los policías que durante todo ese tiempo habían trabajado en el caso. En el rostro de los bragados investigadores también se podía apreciar la emoción. Para ellos éste no había sido un trabajo más. La compenetración con la familia había sido total. Aún hoy los lazos se mantienen.

Todo había comenzado a primeros de abril de 1993, con una conversación de barra entre dos conocidos, Emilio Muñoz, repartidor en paro, y Cándido Ortiz, fontanero, que por aquella época arrastraban problemas económicos. En la relación entre ambos el primero siempre había llevado la voz cantante, mientras que Candi, un tipo de ademanes educados pero escasa voluntad, se limitaba a asentir y a hacer lo que le pedía su amigo. Así sucedió de nuevo esta vez con la propuesta que Emilio le presentaba.

El plan era rudimentario: al mediodía irían a La Moraleja -«todos los que viven allí, por la zona del Camino Viejo, tienen mucho dinero», le explicó a su compinche-, cogerían a la primera chica que vieran por la calle, exigirían a su familia el pago de un suculento rescate y en sólo unas horas, tras recoger el dinero, la soltarían. Aparentemente, un «negocio» limpio y sin riesgos.

Era un día festivo

El 12 de abril Anabel Segura, de 22 años, salió de su casa de La Moraleja para hacer «footing». Vestida con ropa deportiva y con un «walkman» para amenizar la carrera, la joven estudiante de Empresariales ni siquiera se percató de que una furgoneta blanca acababa de superarla y paraba unos metros delante de ella, justo ante el Colegio Escandinavo. La calle estaba desierta, pues se trataba de un día festivo. Del vehículo salió un hombre corpulento que abordó a la chica, quien opuso seria resistencia. Los gritos de Anabel alertaron a un jardinero del centro escolar, que por casualidad trabajaba ese día. Salió a la calle y vio cómo se alejaba una furgoneta. Sólo pudo fijarse en que era blanca. No llevaba las gafas.

El empleado avisó de inmediato a la Policía. En aquellos primeros momentos no se descartaba ninguna hipótesis -incluso una fuga voluntaria, aprovechando que los padres de la joven estaban fuera de Madrid-, pero cada minuto que pasaba quedaba más claro que la hipótesis principal era que se habían llevado a la muchacha a la fuerza. Además, en el lugar apareció la parte superior del chándal y el «walkman» de Anabel, que perdió en el forcejeo con los captores.

Candi iba al volante de la furgoneta, mientras que Emilio se colocó detrás junto a Anabel para exigirle información sobre su familia. En ese momento, los secuestradores recibieron su primer jarro de agua fría: la joven les dijo que sus padres estaban fuera, por lo que ese día no podrían hablar con ellos.

La inexperiencia de Candi y Emilio, unida a su falta de escrúpulos, fue el peor enemigo de Anabel. No habían previsto esta circunstancia, no tenían infraestructura para mantener un secuestro durante días. Había otro problema: la víctima les había visto la cara y si la soltaban podía denunciarles. Durante seis horas, en las que los tres circularon por carreteras de Madrid, Ávila, Segovia y Toledo, todos esos inconvenientes atormentaron la mente de los secuestradores, cada vez más nerviosos. Posiblemente la joven se dio cuenta y trató de escapar.

El asesinato

A la caída de la tarde la furgoneta enfila la carretera que conduce a Numancia de la Sagra (Toledo). Saben que allí había una fábrica de cerámica abandonada y piensan que puede ser un buen escondite para unas horas. Pero de nuevo les puede el nerviosismo y la brutalidad. Emilio decide que aquello se acabó y mata a Anabel, agarrándola de forma cobarde por el cuello, desde atrás. Luego, los dos se deshacen del cadáver arrojándolo a una fosa que hay en el inmueble en ruinas. Tras el crimen, vuelven a su casa; el fontanero, a Escalona, y su amigo, a Pantoja, donde cena, como si nada hubiera pasado, con su mujer, Felisa, y sus hijos.

A las 8 de la tarde del 14 de abril los secuestradores; en realidad los asesinos, llaman a la familia para exigir 150 millones de pesetas (900.000 euros) de rescate. El suceso ya ha trascendido a los medios de comunicación, la conmoción es enorme y la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid está volcada en las investigaciones.

«No teníamos prácticamente nada», recuerda el jefe policial que llevó el caso desde el primer día. «Sólo una furgoneta blanca, de la que no sabíamos ni marca ni modelo y algo fundamental en este tipo de casos: el apoyo de la familia, ejemplar en todo momento, que a pesar de la angustia confió en nosotros siempre». Pero ningún dato operativo.

No sólo había una casi total ausencia de pistas. El caso caló de tal forma en la sociedad que la presión con la que trabajaban los investigadores era enorme: «En la brigada se recibían llamadas del entonces presidente del Gobierno, Felipe González, que quería informarse en persona -recuerda el citado policía-.

El comisario jefe de entonces apenas dormía. Comprobábamos hasta lo que decían los videntes. El ritmo de trabajo era infernal, no tanto por ese factor ambiental sino porque todos nosotros estábamos absolutamente identificados con la familia Segura y compartíamos su dolor». Lo dice alguien que cada tarde, tras el trabajo, visitaba a los padres de Anabel «no para nada, sólo para acompañarles».

La primera decisión fue hacer un estudio de los empleados de todas las empresas que habían trabajado o trabajaban en La Moraleja, ya que se pensaba que los secuestradores, aunque no eran de la zona, sí la conocían. Uno a uno se cribaron todos esos trabajadores.

Paralelamente, los secuestradores continuaban con sus llamadas a la familia, que había nombrado como portavoz a Rafael Escuredo, ex presidente de la Junta de Andalucía. Naturalmente éste había pedido pruebas de que Anabel estaba viva, y fue entonces cuando Felisa García, la mujer de Emilio, grabó una cinta en la que se hizo pasar por ella. Los padres, aferrados a la esperanza, creyeron en un principio reconocerla; la Policía supo muy pronto que por desgracia no era la joven y eso anunciaba que la tragedia era ya inevitable.

No obstante, se fijaron dos citas para la entrega del dinero, en la provincia de Guadalajara y en Tarancón (Cuenca), pero los criminales no se presentaron. Si lo hubieran hecho habrían sido detenidos, ya que la zona estaba tomada por la Policía, que además disponía de los mejores medios técnicos de entonces. En cualquier caso, esos dos puntos fijados por los asesinos también fueron una pista, ya que si los habían elegido era porque los conocían bien y, por tanto, había que investigar a fondo ese entorno.

El estudio de la cinta enviada a la familia de Anabel, parte del cual se hizo en Alemania, reveló otro dato de interés. Muy al fondo se oía la voz de unos niños. Por tanto, quien la grabó tenía una vida bastante normalizada. Además, los pinchazos telefónicos demostraban que una de las llamadas de los asesinos se hizo desde una cabina de Vallecas, barrio que se peinó palmo a palmo.

Ayuda ciudadana

A pesar de esos avances, no se veía la luz al final del túnel. Por ello, y tras un estudio a fondo de los pros y de los contras, se decidió divulgar la voz de los secuestradores para pedir la ayuda ciudadana. Pasados unos meses se dio un paso más y el 6 de abril de 1995 España se paralizó para escuchar nuevos pasajes de la cinta con cortes de voz escogidos por los expertos, que fueron emitidos en un programa especial de «¿Quién sabe dónde?», en TVE. Las principales cadenas de radio se unieron también a la causa y los emitieron una mañana al mismo tiempo, en una iniciativa hasta entonces inédita.

La Policía sabía lo que se le venía encima a partir de esa decisión sin precedentes. Comenzaron a recibirse miles de llamadas, que fueron analizadas una a una por un equipo de agentes designados en exclusiva a esa labor. Tras una primera criba, se investigaban a fondo el resto. En junio se recibió la definitiva. Un hombre aseguraba que la voz de la cinta era la de Emilio Muñoz, un repartidor con el que acababa de estar y del que aportó además la empresa en la que trabajaba.

La Policía obtuvo una grabación de su voz. El jefe policial que había estado al frente del caso desde el primer día supo de inmediato que era el asesino. El análisis científico de la voz coincidía al 90 por ciento con la del comunicante. Aun así, hizo la «prueba del 9»: le puso la cinta a su superior, el nuevo jefe de la brigada: «No sé que te parece», le dijo como sin darle importancia. El comisario dio un brinco: «Es ese....». Los puntos suspensivos son fácilmente rellenables.

Se cierra el círculo

La investigación se centró ya en Emilio Muñoz. Todo coincidía: su empresa había hecho trabajos en La Moraleja; cerca del punto fijado por los secuestradores en Guadalajara vivía su hermano; tenía mujer e hijos; frecuentaba Vallecas, desde donde se hizo una de las llamadas a la familia...

Pero la Policía quería más pruebas. Hizo ver al hermano de Emilio la conveniencia de que llamara a su cuñada para sonsacarla. En efecto, Felisa García reconoció a su cuñado que sabía lo que había hecho su marido, pero no quería hablar de ese asunto por teléfono.

El 28 de septiembre los agentes de la Brigada de Policía Judicial de Madrid detuvieron a Emilio Muñoz y a su mujer en Pantoja, apenas a un par de kilómetros de donde Anabel Segura fue asesinada. El criminal confesó ya en el coche y explicó dónde estaba el cadáver. Además, a la primera pregunta de los investigadores sobre «su amigo», dio su nombre, profesión y lugar de residencia. Cándido Ortiz, del que se desconocía hasta entonces su identidad, fue arrestado e igualmente se derrumbó a la primera de cambio. Por su parte, Felisa también admitió que se hizo pasar por Anabel, aunque dijo que fue por miedo a su marido.

«¿Por qué lo hicisteis?», le preguntó la Policía a Emilio. Y éste, sin inmutarse, respondió con cierta desgana: «Fue un negocio que salió mal».

La mañana del 6 de octubre de 1995 los accesos al cementerio de Nuestra Señora de la Paz de El Soto de La Moraleja, en Alcobendas, estaban tomados por los medios de comunicación. Ese día, por fin, los restos mortales de Anabel Segura, de 22 años, iban a descansar en paz, tras el secuestro y asesinato del que había sido víctima dos años y medio antes. A mediodía la comitiva enfilaba la puerta. El silencio era absoluto, demoledor. En primera fila, los padres y la hermana de Anabel, destrozados, seguían el féretro acompañados sólo por familiares y otros allegados. Entre estos últimos, al fondo, en un discreto pero elocuente segundo plano, los policías que durante todo ese tiempo habían trabajado en el caso. En el rostro de los bragados investigadores también se podía apreciar la emoción. Para ellos éste no había sido un trabajo más. La compenetración con la familia había sido total. Aún hoy los lazos se mantienen.

Todo había comenzado a primeros de abril de 1993, con una conversación de barra entre dos conocidos, Emilio Muñoz, repartidor en paro, y Cándido Ortiz, fontanero, que por aquella época arrastraban problemas económicos. En la relación entre ambos el primero siempre había llevado la voz cantante, mientras que Candi, un tipo de ademanes educados pero escasa voluntad, se limitaba a asentir y a hacer lo que le pedía su amigo. Así sucedió de nuevo esta vez con la propuesta que Emilio le presentaba.

El plan era rudimentario: al mediodía irían a La Moraleja -«todos los que viven allí, por la zona del Camino Viejo, tienen mucho dinero», le explicó a su compinche-, cogerían a la primera chica que vieran por la calle, exigirían a su familia el pago de un suculento rescate y en sólo unas horas, tras recoger el dinero, la soltarían. Aparentemente, un «negocio» limpio y sin riesgos.

Era un día festivo

El 12 de abril Anabel Segura, de 22 años, salió de su casa de La Moraleja para hacer «footing». Vestida con ropa deportiva y con un «walkman» para amenizar la carrera, la joven estudiante de Empresariales ni siquiera se percató de que una furgoneta blanca acababa de superarla y paraba unos metros delante de ella, justo ante el Colegio Escandinavo. La calle estaba desierta, pues se trataba de un día festivo. Del vehículo salió un hombre corpulento que abordó a la chica, quien opuso seria resistencia. Los gritos de Anabel alertaron a un jardinero del centro escolar, que por casualidad trabajaba ese día. Salió a la calle y vio cómo se alejaba una furgoneta. Sólo pudo fijarse en que era blanca. No llevaba las gafas.

El empleado avisó de inmediato a la Policía. En aquellos primeros momentos no se descartaba ninguna hipótesis -incluso una fuga voluntaria, aprovechando que los padres de la joven estaban fuera de Madrid-, pero cada minuto que pasaba quedaba más claro que la hipótesis principal era que se habían llevado a la muchacha a la fuerza. Además, en el lugar apareció la parte superior del chándal y el «walkman» de Anabel, que perdió en el forcejeo con los captores.

Candi iba al volante de la furgoneta, mientras que Emilio se colocó detrás junto a Anabel para exigirle información sobre su familia. En ese momento, los secuestradores recibieron su primer jarro de agua fría: la joven les dijo que sus padres estaban fuera, por lo que ese día no podrían hablar con ellos.

La inexperiencia de Candi y Emilio, unida a su falta de escrúpulos, fue el peor enemigo de Anabel. No habían previsto esta circunstancia, no tenían infraestructura para mantener un secuestro durante días. Había otro problema: la víctima les había visto la cara y si la soltaban podía denunciarles. Durante seis horas, en las que los tres circularon por carreteras de Madrid, Ávila, Segovia y Toledo, todos esos inconvenientes atormentaron la mente de los secuestradores, cada vez más nerviosos. Posiblemente la joven se dio cuenta y trató de escapar.

El asesinato

A la caída de la tarde la furgoneta enfila la carretera que conduce a Numancia de la Sagra (Toledo). Saben que allí había una fábrica de cerámica abandonada y piensan que puede ser un buen escondite para unas horas. Pero de nuevo les puede el nerviosismo y la brutalidad. Emilio decide que aquello se acabó y mata a Anabel, agarrándola de forma cobarde por el cuello, desde atrás. Luego, los dos se deshacen del cadáver arrojándolo a una fosa que hay en el inmueble en ruinas. Tras el crimen, vuelven a su casa; el fontanero, a Escalona, y su amigo, a Pantoja, donde cena, como si nada hubiera pasado, con su mujer, Felisa, y sus hijos.

A las 8 de la tarde del 14 de abril los secuestradores; en realidad los asesinos, llaman a la familia para exigir 150 millones de pesetas (900.000 euros) de rescate. El suceso ya ha trascendido a los medios de comunicación, la conmoción es enorme y la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid está volcada en las investigaciones.

«No teníamos prácticamente nada», recuerda el jefe policial que llevó el caso desde el primer día. «Sólo una furgoneta blanca, de la que no sabíamos ni marca ni modelo y algo fundamental en este tipo de casos: el apoyo de la familia, ejemplar en todo momento, que a pesar de la angustia confió en nosotros siempre». Pero ningún dato operativo.

No sólo había una casi total ausencia de pistas. El caso caló de tal forma en la sociedad que la presión con la que trabajaban los investigadores era enorme: «En la brigada se recibían llamadas del entonces presidente del Gobierno, Felipe González, que quería informarse en persona -recuerda el citado policía-.

El comisario jefe de entonces apenas dormía. Comprobábamos hasta lo que decían los videntes. El ritmo de trabajo era infernal, no tanto por ese factor ambiental sino porque todos nosotros estábamos absolutamente identificados con la familia Segura y compartíamos su dolor». Lo dice alguien que cada tarde, tras el trabajo, visitaba a los padres de Anabel «no para nada, sólo para acompañarles».

La primera decisión fue hacer un estudio de los empleados de todas las empresas que habían trabajado o trabajaban en La Moraleja, ya que se pensaba que los secuestradores, aunque no eran de la zona, sí la conocían. Uno a uno se cribaron todos esos trabajadores.

Paralelamente, los secuestradores continuaban con sus llamadas a la familia, que había nombrado como portavoz a Rafael Escuredo, ex presidente de la Junta de Andalucía. Naturalmente éste había pedido pruebas de que Anabel estaba viva, y fue entonces cuando Felisa García, la mujer de Emilio, grabó una cinta en la que se hizo pasar por ella. Los padres, aferrados a la esperanza, creyeron en un principio reconocerla; la Policía supo muy pronto que por desgracia no era la joven y eso anunciaba que la tragedia era ya inevitable.

No obstante, se fijaron dos citas para la entrega del dinero, en la provincia de Guadalajara y en Tarancón (Cuenca), pero los criminales no se presentaron. Si lo hubieran hecho habrían sido detenidos, ya que la zona estaba tomada por la Policía, que además disponía de los mejores medios técnicos de entonces. En cualquier caso, esos dos puntos fijados por los asesinos también fueron una pista, ya que si los habían elegido era porque los conocían bien y, por tanto, había que investigar a fondo ese entorno.

El estudio de la cinta enviada a la familia de Anabel, parte del cual se hizo en Alemania, reveló otro dato de interés. Muy al fondo se oía la voz de unos niños. Por tanto, quien la grabó tenía una vida bastante normalizada. Además, los pinchazos telefónicos demostraban que una de las llamadas de los asesinos se hizo desde una cabina de Vallecas, barrio que se peinó palmo a palmo.

Ayuda ciudadana

A pesar de esos avances, no se veía la luz al final del túnel. Por ello, y tras un estudio a fondo de los pros y de los contras, se decidió divulgar la voz de los secuestradores para pedir la ayuda ciudadana. Pasados unos meses se dio un paso más y el 6 de abril de 1995 España se paralizó para escuchar nuevos pasajes de la cinta con cortes de voz escogidos por los expertos, que fueron emitidos en un programa especial de «¿Quién sabe dónde?», en TVE. Las principales cadenas de radio se unieron también a la causa y los emitieron una mañana al mismo tiempo, en una iniciativa hasta entonces inédita.

La Policía sabía lo que se le venía encima a partir de esa decisión sin precedentes. Comenzaron a recibirse miles de llamadas, que fueron analizadas una a una por un equipo de agentes designados en exclusiva a esa labor. Tras una primera criba, se investigaban a fondo el resto. En junio se recibió la definitiva. Un hombre aseguraba que la voz de la cinta era la de Emilio Muñoz, un repartidor con el que acababa de estar y del que aportó además la empresa en la que trabajaba.

La Policía obtuvo una grabación de su voz. El jefe policial que había estado al frente del caso desde el primer día supo de inmediato que era el asesino. El análisis científico de la voz coincidía al 90 por ciento con la del comunicante. Aun así, hizo la «prueba del 9»: le puso la cinta a su superior, el nuevo jefe de la brigada: «No sé que te parece», le dijo como sin darle importancia. El comisario dio un brinco: «Es ese....». Los puntos suspensivos son fácilmente rellenables.

Se cierra el círculo

La investigación se centró ya en Emilio Muñoz. Todo coincidía: su empresa había hecho trabajos en La Moraleja; cerca del punto fijado por los secuestradores en Guadalajara vivía su hermano; tenía mujer e hijos; frecuentaba Vallecas, desde donde se hizo una de las llamadas a la familia...

Pero la Policía quería más pruebas. Hizo ver al hermano de Emilio la conveniencia de que llamara a su cuñada para sonsacarla. En efecto, Felisa García reconoció a su cuñado que sabía lo que había hecho su marido, pero no quería hablar de ese asunto por teléfono.

El 28 de septiembre los agentes de la Brigada de Policía Judicial de Madrid detuvieron a Emilio Muñoz y a su mujer en Pantoja, apenas a un par de kilómetros de donde Anabel Segura fue asesinada. El criminal confesó ya en el coche y explicó dónde estaba el cadáver. Además, a la primera pregunta de los investigadores sobre «su amigo», dio su nombre, profesión y lugar de residencia. Cándido Ortiz, del que se desconocía hasta entonces su identidad, fue arrestado e igualmente se derrumbó a la primera de cambio. Por su parte, Felisa también admitió que se hizo pasar por Anabel, aunque dijo que fue por miedo a su marido.

«¿Por qué lo hicisteis?», le preguntó la Policía a Emilio. Y éste, sin inmutarse, respondió con cierta desgana: «Fue un negocio que salió mal».

38 años de cárcel para los asesinos de Anabel Segura

Nacional

Miércoles, 4 de febrero de 1998
Ultima actualización: 19.00 hora local

El Fiscal-Jefe de Toledo, Miguel María González Blanco, criticó las "ridículas" penas que contempla el nuevo Código Penal

EFE / EUROPA PRESS

TOLEDO.-La Audiencia Provincial de Toledo ha condenado a un 38 años de cárcel a cada uno de los principales acusados por el secuestro y asesinato de Anabel Segura, Emilio Muñoz y Cándido Ortiz Añón, mientras que a Felisa García, esposa del primero, la sala la ha condenado a seis meses de cárcel.

Según fuentes personadas en la causa, a Emilio Muñoz y a Cándido Ortiz se les condena a 38 años a cada uno de Ellos por los delitos de asesinato (28 años) y otros diez por secuestro. El fallo de la sentencia, que se hará pública a mediodía de hoy, condena a la churrera de Pantoja a seis meses de prisión por encubrimiento, previsiblemente, al aplicársele la eximente completa de "miedo insuperable", según las mismas fuentes.

Por tanto, Felisa García, para quien el fiscal solicitó tres años y medio de cárcel por los delitos de encubrimiento e intento de estafa, no irá a la cárcel al haber cumplido ya un año de prisión, entre septiembre de 1995 y septiembre de 1996.

LA FISCALIA NO TIENE INTENCION DE RECURRIR ANTE EL SUPREMO.- La Fiscalía de Toledo no tiene intención de interponer un recurso de casación ante el Tribunal Supremo por la sentencia que hoy ha hecho pública la Audiencia Provincial en la que se condena a un total de 78 años y diez meses de prisión a los 3 implicados en el "Caso Anabel Segura" por los delitos de asesinato, detención ilegal y estafa en grado de tentativa, según ha podido saber Europa Press de fuentes solventes.

No obstante, el Fiscal-Jefe de la Audiencia Provincial de Toledo, Miguel María González Blanco, no ha valorado aún la sentencia puesto que no se encontraba hoy en la capital castellano-manchega.

En sus conclusiones definitivas, la Fiscalía de Toledo solicitó 26 años de prisión y seis meses, para Emilio Muñoz Guadix y Cándido Ortiz Añón, considerándolos autores del asesinato de la joven madrileña el 12 de abril de 1993 y de los delitos de detención ilegal y tentativa de estafa. Respecto a Felisa García Campuzano, la Fiscalía pidió una pena de 3 años de prisión por un delito de encubrimiento y seis meses más por tentativa de estafa.

El Fiscal-Jefe de Toledo, Miguel María González Blanco, que criticó las "ridículas" penas que contempla el nuevo Código Penal, reclamó por el delito de asesinato con alevosía 20 años de reclusión; por el de detención ilegal, 6 años, y seis meses por el de tentativa de estafa. Asimismo, pidió una indemnización de 10 millones de pesetas para los herederos de la familia Segura Foles.

 

Nacional

Miércoles, 4 de febrero de 1998
Ultima actualización: 19.00 hora local

El Fiscal-Jefe de Toledo, Miguel María González Blanco, criticó las "ridículas" penas que contempla el nuevo Código Penal

EFE / EUROPA PRESS

TOLEDO.-La Audiencia Provincial de Toledo ha condenado a un 38 años de cárcel a cada uno de los principales acusados por el secuestro y asesinato de Anabel Segura, Emilio Muñoz y Cándido Ortiz Añón, mientras que a Felisa García, esposa del primero, la sala la ha condenado a seis meses de cárcel.

Según fuentes personadas en la causa, a Emilio Muñoz y a Cándido Ortiz se les condena a 38 años a cada uno de Ellos por los delitos de asesinato (28 años) y otros diez por secuestro. El fallo de la sentencia, que se hará pública a mediodía de hoy, condena a la churrera de Pantoja a seis meses de prisión por encubrimiento, previsiblemente, al aplicársele la eximente completa de "miedo insuperable", según las mismas fuentes.

Por tanto, Felisa García, para quien el fiscal solicitó tres años y medio de cárcel por los delitos de encubrimiento e intento de estafa, no irá a la cárcel al haber cumplido ya un año de prisión, entre septiembre de 1995 y septiembre de 1996.

LA FISCALIA NO TIENE INTENCION DE RECURRIR ANTE EL SUPREMO.- La Fiscalía de Toledo no tiene intención de interponer un recurso de casación ante el Tribunal Supremo por la sentencia que hoy ha hecho pública la Audiencia Provincial en la que se condena a un total de 78 años y diez meses de prisión a los 3 implicados en el "Caso Anabel Segura" por los delitos de asesinato, detención ilegal y estafa en grado de tentativa, según ha podido saber Europa Press de fuentes solventes.

No obstante, el Fiscal-Jefe de la Audiencia Provincial de Toledo, Miguel María González Blanco, no ha valorado aún la sentencia puesto que no se encontraba hoy en la capital castellano-manchega.

En sus conclusiones definitivas, la Fiscalía de Toledo solicitó 26 años de prisión y seis meses, para Emilio Muñoz Guadix y Cándido Ortiz Añón, considerándolos autores del asesinato de la joven madrileña el 12 de abril de 1993 y de los delitos de detención ilegal y tentativa de estafa. Respecto a Felisa García Campuzano, la Fiscalía pidió una pena de 3 años de prisión por un delito de encubrimiento y seis meses más por tentativa de estafa.

El Fiscal-Jefe de Toledo, Miguel María González Blanco, que criticó las "ridículas" penas que contempla el nuevo Código Penal, reclamó por el delito de asesinato con alevosía 20 años de reclusión; por el de detención ilegal, 6 años, y seis meses por el de tentativa de estafa. Asimismo, pidió una indemnización de 10 millones de pesetas para los herederos de la familia Segura Foles.

 

El caso de Anabel Segura

El caso de Anabel Segura

Secuestro de Anabel - RTVE.es

content:'P-X-X-TETVE-TEPROGRA-TEPSERIES-TESHUELLA-TESECHUEL-TESECUANA-',overlay:false content:'/television/programas-de-tve/series/la-huella-del-crimen/secciones/el-secuestro-de-anabel/?cad='content:'/television/programas-de-tve/series/la-huella-del-crimen/secciones/el-secuestro-de-anabel/?cad='

1341399047605
El fatal encuentro de dos amigos sin dinero 1341395047033

  • Enrique Villén y Luisa Martín protagonizan la tv movie de ficción inspirada en un hecho real
3,6 millones de espectadores, la tv movie más vista en La 1 tras '23F' 1341395436571
  • La segunda entrega de 'La huella del crimen' lideró su franja horaria

¿Quién es quién?

Los personajes 1341396918239

Conoce quién es quién en la trama de la historia, el reparto y sus personajes

Basado en hechos reales

1341396996010
  • Pedro Costa, productor de La huella del crimen recrea los hechos en los que se basa
vídeo
'La huella del crimen', la serie de TVE que nos acercó en los ochenta a los crímenes más famosos de nuestra historia Ver vídeo 'La huella del crimen', la serie de TVE que nos acercó en los ochenta a los crímenes más famosos de nuestra historia
1341396030271

Con motivo del estreno de la tv movie, el telediario recuerda el caso de Anabel (01/03/2010)

vídeo
La mañana de La 1 - Entrevista a Luisa Martín Ver vídeo La mañana de La 1 - Entrevista a Luisa Martín
1341393813794

La actriz Luisa Martín nos explica cómo preparó su personaje (01/03/10)

vídeo
La mañana de la 1 - El caso de Anabel Ver vídeo La mañana de la 1 - El caso de Anabel
1341394252806

 El 28 de septiembre de 1995 se encontraba el cadáver de Anabel Segura. (01/03/10)

vídeo
La huella del crimen - El secuestro de Anabel. Así se hizo la tv movie Ver vídeo La huella del crimen - El secuestro de Anabel. Así se hizo la tv movie
1341393116069

El productor de El secuestro de Anabel, Pedro Costa, nos explica cómo se interesó por el crimen, centrándose en la figura del secuestrador, preguntándose quién fue ese hombre y por qué lo hizo.

Pregunta al actor Enrique Villén 1341394549869

Enrique Villén en RTVE.es

El caso de Anabel en los periódicos 1341397013681

Principales portadas y noticias sobre el secuestro de Anabel

vídeo
¿Quién sabe dónde? Por Anabel 1ª Parte. 06/04/1995 Ver vídeo ¿Quién sabe dónde? Por Anabel 1ª Parte. 06/04/1995
1341397676031

1ª Parte del programa ¿Quién sabe dónde? del 6 de abril de 1995, dedicado a la búsqueda de Anabel Segura. El programa  fue la clave para encontrar a los secuestradores

vídeo
¿Quién sabe dónde? Por Anabel 2ª Parte. 06/04/1995 Ver vídeo ¿Quién sabe dónde? Por Anabel 2ª Parte. 06/04/1995
1341397782823

 A lo largo del programa se emitió en repetidas ocasiones las cintas con la grabación de las voces de los secuestadores y de la supuesta voz de Anabel Segura grabada por ellos mismos

vídeo
Informe semanal - El final de la esperanza Ver vídeo Informe semanal - El final de la esperanza
1341397869608

Tras la detención de los presuntos asesinos de Anabel Segura, aparece el cuerpo de la joven dos años y medio después de haber sido asesinada. El programa  recoge todas las claves del secuestro

vídeo
Informe semanal - La voz del engaño Ver vídeo Informe semanal - La voz del engaño
1341397979413

Felisa García, inculpada en el caso del secuestro y asesinato de Anabel, que suplantó la voz de la joven en una grabación enviada a la familia Segura, cuenta a Informe semanal su versión del caso

Espacio reservado para promoción

content:'P-X-X-TETVE-TEPROGRA-TEPSERIES-TESHUELLA-TESECHUEL-TESECUANA-',overlay:false content:'/television/programas-de-tve/series/la-huella-del-crimen/secciones/el-secuestro-de-anabel/?cad='content:'/television/programas-de-tve/series/la-huella-del-crimen/secciones/el-secuestro-de-anabel/?cad='

1341399047605
El fatal encuentro de dos amigos sin dinero 1341395047033

  • Enrique Villén y Luisa Martín protagonizan la tv movie de ficción inspirada en un hecho real
3,6 millones de espectadores, la tv movie más vista en La 1 tras '23F' 1341395436571
  • La segunda entrega de 'La huella del crimen' lideró su franja horaria

¿Quién es quién?

Los personajes 1341396918239

Conoce quién es quién en la trama de la historia, el reparto y sus personajes

Basado en hechos reales

1341396996010
  • Pedro Costa, productor de La huella del crimen recrea los hechos en los que se basa
vídeo
'La huella del crimen', la serie de TVE que nos acercó en los ochenta a los crímenes más famosos de nuestra historia Ver vídeo 'La huella del crimen', la serie de TVE que nos acercó en los ochenta a los crímenes más famosos de nuestra historia
1341396030271

Con motivo del estreno de la tv movie, el telediario recuerda el caso de Anabel (01/03/2010)

vídeo
La mañana de La 1 - Entrevista a Luisa Martín Ver vídeo La mañana de La 1 - Entrevista a Luisa Martín
1341393813794

La actriz Luisa Martín nos explica cómo preparó su personaje (01/03/10)

vídeo
La mañana de la 1 - El caso de Anabel Ver vídeo La mañana de la 1 - El caso de Anabel
1341394252806

 El 28 de septiembre de 1995 se encontraba el cadáver de Anabel Segura. (01/03/10)

vídeo
La huella del crimen - El secuestro de Anabel. Así se hizo la tv movie Ver vídeo La huella del crimen - El secuestro de Anabel. Así se hizo la tv movie
1341393116069

El productor de El secuestro de Anabel, Pedro Costa, nos explica cómo se interesó por el crimen, centrándose en la figura del secuestrador, preguntándose quién fue ese hombre y por qué lo hizo.

Pregunta al actor Enrique Villén 1341394549869

Enrique Villén en RTVE.es

El caso de Anabel en los periódicos 1341397013681

Principales portadas y noticias sobre el secuestro de Anabel

vídeo
¿Quién sabe dónde? Por Anabel 1ª Parte. 06/04/1995 Ver vídeo ¿Quién sabe dónde? Por Anabel 1ª Parte. 06/04/1995
1341397676031

1ª Parte del programa ¿Quién sabe dónde? del 6 de abril de 1995, dedicado a la búsqueda de Anabel Segura. El programa  fue la clave para encontrar a los secuestradores

vídeo
¿Quién sabe dónde? Por Anabel 2ª Parte. 06/04/1995 Ver vídeo ¿Quién sabe dónde? Por Anabel 2ª Parte. 06/04/1995
1341397782823

 A lo largo del programa se emitió en repetidas ocasiones las cintas con la grabación de las voces de los secuestadores y de la supuesta voz de Anabel Segura grabada por ellos mismos

vídeo
Informe semanal - El final de la esperanza Ver vídeo Informe semanal - El final de la esperanza
1341397869608

Tras la detención de los presuntos asesinos de Anabel Segura, aparece el cuerpo de la joven dos años y medio después de haber sido asesinada. El programa  recoge todas las claves del secuestro

vídeo
Informe semanal - La voz del engaño Ver vídeo Informe semanal - La voz del engaño
1341397979413

Felisa García, inculpada en el caso del secuestro y asesinato de Anabel, que suplantó la voz de la joven en una grabación enviada a la familia Segura, cuenta a Informe semanal su versión del caso

Espacio reservado para promoción

Evolución del 'Caso Wanninkhof' | Actualidad | EL PAÍS

cincodias.com

9-10-1999

Rocío Wanninkhof, de 19 años, desaparece cuando se dirigía a su casa a pie desde el núcleo de la población de La Cala de Mijas (Málaga), para ducharse y reunirse después con su novio y unas amigas en la feria de la localidad andaluza.

2-11-1999

Tras intensas labores de búsqueda, su cadáver aparece calcinado, 24 días después, en las inmediaciones de un club de tenis de Marbella, a 33 kilómetros de donde fue asesinada.

26-08-2000

La Guardia Civil, encargada de la investigación abierta sobre el caso, reduce el cerco de sospechosos de seis a tres, centrándose en dos hombres y una mujer, supuestamente amigos de la familia, residentes en la zona y que habrían participado en las tareas de búsqueda de la joven. El asesino, tras cometer el crimen, simuló una agresión sexual, que no fue confirmada por la autopsia practicada al cadáver.

7-09-2000

María Dolores Vázquez Mosquera, de 50 años y con la que la madre de la víctima - Alicia Hornos- mantuvo una relación sentimental, es detenida como principal sospechosa del asesinato de la joven de Mijas e ingresada en prisión.

03-09-2001

Comienza el juicio sobre el asesinato de Rocío Wanninkhof. Un jurado popular se enfrenta en la Audiencia de Málaga a la tarea de determinar si la acusada es culpable o inocente. El fiscal sostiene en su calificación que la sospechosa se cruzó con Rocío "con la que estaba enemistada y a la que hacía responsable de sus problemas sentimentales" cuando la joven se dirigía a su casa. En un descampado discutió acaloradamente con ella y le asestó al menos ocho puñaladas por la espalda.

25-09-2001

El tribunal del jurado declara probado en la Audiencia Provincial de Málaga que la agresora de la joven de 19 años fue Dolores Vázquez. Tras más de treinta horas de deliberación, el jurado había emitido días antes un veredicto de culpabilidad sobre la acusada. La sentencia la condena a 15 años de prisión.

1-02-2002

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) anula la sentencia condenatoria del jurado de Málaga contra Dolores Vázquez tras la apelación de esta última. El TSJA alega que la sentencia no estaba suficientemente motivada y que no se respetó el derecho a la presunción de inocencia de la acusada. Se ordena la celebración de un nuevo juicio con distinto jurado para el próximo 14 de octubre.

08-02-2002

Tras 17 meses de cárcel, Dolores Vázquez deja la prisión de Alcalá de Guadaira (Sevilla) bajo fianza de 30.000 euros.

12-02-2002

La familia de Rocío Wanninkhof presenta ante la Sala de lo Civil y lo Penal del TSJA un recurso de súplica contra la decisión de la institución andaluza de excarcelar a Dolores Vázquez. Desde entonces, ésta última se encuentra en libertad vigilada.

14-03-2003

El Tribunal Supremo notifica la sentencia que desestima los recursos interpuestos por parte de la madre de la víctima y el Ministerio Fiscal contra la resolución del máximo tribunal de la comunidad autónoma de Andalucía. La sentencia notificada desestima ambos recursos, por lo que convierte en firme la repetición del juicio, decidida en 2002.

cincodias.com

9-10-1999

Rocío Wanninkhof, de 19 años, desaparece cuando se dirigía a su casa a pie desde el núcleo de la población de La Cala de Mijas (Málaga), para ducharse y reunirse después con su novio y unas amigas en la feria de la localidad andaluza.

2-11-1999

Tras intensas labores de búsqueda, su cadáver aparece calcinado, 24 días después, en las inmediaciones de un club de tenis de Marbella, a 33 kilómetros de donde fue asesinada.

26-08-2000

La Guardia Civil, encargada de la investigación abierta sobre el caso, reduce el cerco de sospechosos de seis a tres, centrándose en dos hombres y una mujer, supuestamente amigos de la familia, residentes en la zona y que habrían participado en las tareas de búsqueda de la joven. El asesino, tras cometer el crimen, simuló una agresión sexual, que no fue confirmada por la autopsia practicada al cadáver.

7-09-2000

María Dolores Vázquez Mosquera, de 50 años y con la que la madre de la víctima - Alicia Hornos- mantuvo una relación sentimental, es detenida como principal sospechosa del asesinato de la joven de Mijas e ingresada en prisión.

03-09-2001

Comienza el juicio sobre el asesinato de Rocío Wanninkhof. Un jurado popular se enfrenta en la Audiencia de Málaga a la tarea de determinar si la acusada es culpable o inocente. El fiscal sostiene en su calificación que la sospechosa se cruzó con Rocío "con la que estaba enemistada y a la que hacía responsable de sus problemas sentimentales" cuando la joven se dirigía a su casa. En un descampado discutió acaloradamente con ella y le asestó al menos ocho puñaladas por la espalda.

25-09-2001

El tribunal del jurado declara probado en la Audiencia Provincial de Málaga que la agresora de la joven de 19 años fue Dolores Vázquez. Tras más de treinta horas de deliberación, el jurado había emitido días antes un veredicto de culpabilidad sobre la acusada. La sentencia la condena a 15 años de prisión.

1-02-2002

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) anula la sentencia condenatoria del jurado de Málaga contra Dolores Vázquez tras la apelación de esta última. El TSJA alega que la sentencia no estaba suficientemente motivada y que no se respetó el derecho a la presunción de inocencia de la acusada. Se ordena la celebración de un nuevo juicio con distinto jurado para el próximo 14 de octubre.

08-02-2002

Tras 17 meses de cárcel, Dolores Vázquez deja la prisión de Alcalá de Guadaira (Sevilla) bajo fianza de 30.000 euros.

12-02-2002

La familia de Rocío Wanninkhof presenta ante la Sala de lo Civil y lo Penal del TSJA un recurso de súplica contra la decisión de la institución andaluza de excarcelar a Dolores Vázquez. Desde entonces, ésta última se encuentra en libertad vigilada.

14-03-2003

El Tribunal Supremo notifica la sentencia que desestima los recursos interpuestos por parte de la madre de la víctima y el Ministerio Fiscal contra la resolución del máximo tribunal de la comunidad autónoma de Andalucía. La sentencia notificada desestima ambos recursos, por lo que convierte en firme la repetición del juicio, decidida en 2002.

Caso Wanninkhof, serie basada en el asesinato de Rocío Wanninkhof - RTVE.es

Caso Wanninkhof, serie basada en el asesinato de Rocío Wanninkhof - RTVE.es

content:0,overlay:false content:'/sin_categoria/estadisticas_por_defecto' content:'/sin_categoria/estadisticas_por_defecto'

El Caso Waninkhof, la serie.
  • 'El Caso Wanninkhof 'es una miniserie que trata de todo lo que pasó alrededor del asesinato de Rocío Wanninkhof.
  • Luisa Martín, en el papel de Victoria Álvarez, representa a Dolores Vázquez, mientras que Juanjo Puigcorbé, tiene el papel del abogado defensor.
  • El rodaje de la serie se realizó en tiempo récord
NOTICIA FALSA
Primer Capítulo
Segundo Capítulo
Así empezó el caso Wanninkhof

La joven desapareció en Mijas en septiembre de 1999. Su cadáver apareció un mes después.

El juicio paralelo a Dolores Vázquez

La madre de Rocío y sus tíos fueron los primeros impulsores de la idea de que Dolores habría asesinado a Rocío.

21 indicios y ninguna prueba concluyente

El veredicto de culpabilidad de Dolores no fue unánime: siete votos favorables y dos desfavorables

Un giro inesperado: Tony King, culpable

La detención de King se produjo pocas semanas antes de que se iniciara el nuevo juicio a Dolores, que fue exculpada.

Cronología
Gente - El verdadero asesino de Rocío Ver vídeo Gente - El verdadero asesino de Rocío

alto:null, ancho:'100%', flashcontentId:'vidplayer171179', playerId:'none', assetID:'171179_es_videos', location:'portada', source:'vid171179'

1331889583138
El caso Wanninkhof
20 días de angustiosa búsqueda
Entrevistamos a Alicia Hornos
Rocío
Caso Wanninkhof. Victoria Álvarez
Espacio reservado para promoción
Caso Wanninkhof, serie basada en el asesinato de Rocío Wanninkhof - RTVE.es

content:0,overlay:false content:'/sin_categoria/estadisticas_por_defecto' content:'/sin_categoria/estadisticas_por_defecto'

El Caso Waninkhof, la serie.
  • 'El Caso Wanninkhof 'es una miniserie que trata de todo lo que pasó alrededor del asesinato de Rocío Wanninkhof.
  • Luisa Martín, en el papel de Victoria Álvarez, representa a Dolores Vázquez, mientras que Juanjo Puigcorbé, tiene el papel del abogado defensor.
  • El rodaje de la serie se realizó en tiempo récord
NOTICIA FALSA
Primer Capítulo
Segundo Capítulo
Así empezó el caso Wanninkhof

La joven desapareció en Mijas en septiembre de 1999. Su cadáver apareció un mes después.

El juicio paralelo a Dolores Vázquez

La madre de Rocío y sus tíos fueron los primeros impulsores de la idea de que Dolores habría asesinado a Rocío.

21 indicios y ninguna prueba concluyente

El veredicto de culpabilidad de Dolores no fue unánime: siete votos favorables y dos desfavorables

Un giro inesperado: Tony King, culpable

La detención de King se produjo pocas semanas antes de que se iniciara el nuevo juicio a Dolores, que fue exculpada.

Cronología
Gente - El verdadero asesino de Rocío Ver vídeo Gente - El verdadero asesino de Rocío

alto:null, ancho:'100%', flashcontentId:'vidplayer171179', playerId:'none', assetID:'171179_es_videos', location:'portada', source:'vid171179'

1331889583138
El caso Wanninkhof
20 días de angustiosa búsqueda
Entrevistamos a Alicia Hornos
Rocío
Caso Wanninkhof. Victoria Álvarez
Espacio reservado para promoción

BBC NEWS | Europe | Police to probe killer's UK past

A British man has been jailed for 36 years for murdering a teenage girl in Spain in August 2003. Detectives want to question him about a number of murders and rapes in Britain. The case highlights the dangers of sex offenders travelling across the EU.

When the British barman was arrested on suspicion of the murder of Sonia Carabantes in the summer of 2003 the question on everybody's lips was: "Who is he?"

Timeline

Tony King is led into court by a Spanish police officer

1986: Tony Bromwich is jailed for 10 years for a series of sex attacks in north London

1995: He leaves jail and changes name by deed poll to King

1997: Moves to Spain with his wife, Cecilia

1999: Separates from Cecilia.Rocio Wanninkhof killed

Aug 2003: Murders Sonia Carabantes, 17, in Coin, Spain

Nov 2005: Convicted of murder and jailed for 36 years


Only later did it emerge that the man who told Spanish police he was Tony King was better known to British detectives as Tony Bromwich.

Bromwich had been jailed for 10 years in 1986 for a series of sex attacks in north London which earned him the sobriquet "the Holloway Strangler".

He was released from jail in 1995.

In 1997 he moved to the Costa del Sol with his Spanish wife, Cecilia, but the couple separated two years later.

She told the court she had suspected him of being involved in the murder of another girl, Rocio Wanninkhof, 19, who was killed in 1999.

But she did not go to the police until after the murder of 17-year-old Sonia, whose body was found partially covered by rocks near the town of Coin on 14 August 2003.

Sonia Carabantes and Rocio Wanninkhof

Rocio Wanninkhof (right) was killed four years before Sonia Carabantes

She had been strangled, beaten and stripped.

On that night King came to see her, with his face scratched and his clothes covered in blood.

Mrs King went to Spanish police and handed over all her estranged husband's personal documents, including his passport and a deed poll certificate which showed he had changed his name.

Spanish police soon arrested him and then contacted their colleagues in Britain, who were interested to take the call.

Further investigations

Scotland Yard had wanted to speak to King, 40, about a number of unsolved murders and rapes which they thought might fit his modus operandi.

Ten officers were deployed to Operation Washfield, as it became known, which began to dig into King's past while liaising with police in Spain.

Commander Andy Baker, one of the Yard's most senior detectives, admitted the murder of 13-year-old Milly Dowler was among those they were investigating.

Milly vanished on her way back to her home in Walton-on-Thames, Surrey in March 2002. Her body was found in Hampshire six months later.

Milly Dowler

Police want to talk to King about the murder of Milly Dowler

Police forces in five different parts of Britain want to talk to King about a total of four murders and two rapes.

King admitted to murdering Sonia and Rocio when first interviewed by police in Spain but he retracted his confessions at the beginning of his trial.

The Tony King case highlights the problem of keeping tabs on sex offenders within the European Union.

When King was arrested the then Spanish interior minister, Angel Acebes, admitted the authorities had received a warning about King in 1998, which had been passed on by Interpol from British police.

Mr Acebes, who was ousted in 2004 when the government was turfed out in the wake of the Madrid train bombings, said at the time the warning was "about certain records in Britain and the activities that this individual was involved in".

But he pointed out the Spanish police received thousands of similar messages each year.

Tony King and Tony Bromwich

King changed his name from Bromwich after leaving jail

Plans are afoot to improve the system of information-sharing between European police forces but it is not clear when the system will come into effect.

Forces across Europe are aware of the problem which was last highlighted with the case of British teenager Caroline Dickinson, who was murdered in France by a Spaniard who had committed crimes all over Europe.

King will serve 30 years in prison in Spain but he can expect plenty of visitors during that time as British detectives queue up to talk to him.

A British man has been jailed for 36 years for murdering a teenage girl in Spain in August 2003. Detectives want to question him about a number of murders and rapes in Britain. The case highlights the dangers of sex offenders travelling across the EU.

When the British barman was arrested on suspicion of the murder of Sonia Carabantes in the summer of 2003 the question on everybody's lips was: "Who is he?"

Timeline

Tony King is led into court by a Spanish police officer

1986: Tony Bromwich is jailed for 10 years for a series of sex attacks in north London

1995: He leaves jail and changes name by deed poll to King

1997: Moves to Spain with his wife, Cecilia

1999: Separates from Cecilia.Rocio Wanninkhof killed

Aug 2003: Murders Sonia Carabantes, 17, in Coin, Spain

Nov 2005: Convicted of murder and jailed for 36 years


Only later did it emerge that the man who told Spanish police he was Tony King was better known to British detectives as Tony Bromwich.

Bromwich had been jailed for 10 years in 1986 for a series of sex attacks in north London which earned him the sobriquet "the Holloway Strangler".

He was released from jail in 1995.

In 1997 he moved to the Costa del Sol with his Spanish wife, Cecilia, but the couple separated two years later.

She told the court she had suspected him of being involved in the murder of another girl, Rocio Wanninkhof, 19, who was killed in 1999.

But she did not go to the police until after the murder of 17-year-old Sonia, whose body was found partially covered by rocks near the town of Coin on 14 August 2003.

Sonia Carabantes and Rocio Wanninkhof

Rocio Wanninkhof (right) was killed four years before Sonia Carabantes

She had been strangled, beaten and stripped.

On that night King came to see her, with his face scratched and his clothes covered in blood.

Mrs King went to Spanish police and handed over all her estranged husband's personal documents, including his passport and a deed poll certificate which showed he had changed his name.

Spanish police soon arrested him and then contacted their colleagues in Britain, who were interested to take the call.

Further investigations

Scotland Yard had wanted to speak to King, 40, about a number of unsolved murders and rapes which they thought might fit his modus operandi.

Ten officers were deployed to Operation Washfield, as it became known, which began to dig into King's past while liaising with police in Spain.

Commander Andy Baker, one of the Yard's most senior detectives, admitted the murder of 13-year-old Milly Dowler was among those they were investigating.

Milly vanished on her way back to her home in Walton-on-Thames, Surrey in March 2002. Her body was found in Hampshire six months later.

Milly Dowler

Police want to talk to King about the murder of Milly Dowler

Police forces in five different parts of Britain want to talk to King about a total of four murders and two rapes.

King admitted to murdering Sonia and Rocio when first interviewed by police in Spain but he retracted his confessions at the beginning of his trial.

The Tony King case highlights the problem of keeping tabs on sex offenders within the European Union.

When King was arrested the then Spanish interior minister, Angel Acebes, admitted the authorities had received a warning about King in 1998, which had been passed on by Interpol from British police.

Mr Acebes, who was ousted in 2004 when the government was turfed out in the wake of the Madrid train bombings, said at the time the warning was "about certain records in Britain and the activities that this individual was involved in".

But he pointed out the Spanish police received thousands of similar messages each year.

Tony King and Tony Bromwich

King changed his name from Bromwich after leaving jail

Plans are afoot to improve the system of information-sharing between European police forces but it is not clear when the system will come into effect.

Forces across Europe are aware of the problem which was last highlighted with the case of British teenager Caroline Dickinson, who was murdered in France by a Spaniard who had committed crimes all over Europe.

King will serve 30 years in prison in Spain but he can expect plenty of visitors during that time as British detectives queue up to talk to him.

El jurado del 'caso Wanninkhof' declara culpable de asesinato a Tony King | elmundo.es

Tony King sale de un furgón de la Guardia Civil el pasado lunes. (Foto: AP)
Ampliar foto

Tony King sale de un furgón de la Guardia Civil el pasado lunes. (Foto: AP)

Actualizado miércoles 13/12/2006 22:22 ( CET)
Imprimir Enviar noticia Disminuye letra Aumenta letra

MARTA SÁNCHEZ | AGENCIAS

MÁLAGA.- El jurado popular del segundo juicio por el asesinato de la joven de Mijas (Málaga) Rocío Wanninkhof, cometido el 9 de octubre de 1999, ha declarado por unanimidad culpable al británico Tony Alexander King, único acusado en el caso.

No obstante, el jurado ha considerado por 7 votos frente a dos que King no actuó solo, para lo que se basa en algunos indicios y evidencias, como que el cuerpo fue hallado en un lugar conocido por la familia o el hecho de que es más factible pensar que el cadáver fue arrojado por varias personas.

La familia de la joven asesinada siempre ha mantenido la implicación de terceras personas, entre las que señala a la que fue pareja de la madre, Dolores Vázquez, que fue condenada y posteriormente exculpada del asesinato porque el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía declaró nula la primera sentencia debido a la falta de motivación del veredicto.

La acusación particular ha anunciado que presentará una querella para investigar a terceras personas que pudieron intervenir en el crimen. El letrado, Marcos García Montes, aplaudió la decisión del jurado de incluir a terceros.

El abogado, pendiente de la sentencia que dicte el presidente del tribunal, tiene preparada una querella que incluiría este veredicto y las bolsas de basura halladas en verano de 2005 en la puerta del domicilio de la madre de la joven y que contenían unas bragas manchadas de sangre de la víctima.

Asimismo, el jurado concluye que no es culpable de agresión sexual por no haber quedado probado, aunque considera que en el asesinato hubo el agravante del lugar donde se produjo, que era solitario y poco iluminado.

El jurado ha desestimado por unanimidad la atenuante por enfermedad mental que había solicitado la defensa del acusado, así como la petición de indulto.

La madre de Rocío Wanninkhof, Alicia Hornos, dijo tras conocer el veredicto que "gracias a Dios comienza a hacerse justicia".

A la salida de los juzgados, se dirigió muy emocionada a los periodistas y les manifestó que se siente "muy contenta y satisfecha" con el veredicto.

Rocío Wanninkhof. (Foto: EL MUNDO)
Ampliar foto

Rocío Wanninkhof. (Foto: EL MUNDO)

Indicios que apuntan a terceras personas

Entre las razones por las que se apunta a terceros están que el cadáver -hallado a cinco metros de la valla de la urbanización Altos del Rodeo de Marbella el 2 de noviembre de 1999- fue arrojado, y no depositado por una sola persona, en un lugar donde la familia de la chica tenía previsto montar un negocio, hecho que, según el jurado, apunta que ese punto era conocido en el círculo familiar.

Otro motivo es que la pegatina empleada en la búsqueda de la joven desaparecida -y encontrada junto a su cuerpo- revela que alguien que participó en las batidas efectuadas pudo colaborar en trasladar el cadáver.

Las razones se completan con que el reguero de sangre que había en el lugar del crimen indica que el cuerpo fue sujetado y trasladado por más de una persona y que el pañuelo hallado en ese punto -y manchado con sangre de Rocío- revela que alguien que conocía a la víctima se lo entregó.

El jurado considera que la chica sufrió ocho puñaladas en la espalda y una en el pecho izquierdo, además de golpes en el tabique nasal y maxilar superior.

Sin embargo, los investigadores que han declarado como testigos durante el juicio coincidieron en señalar a Tony Alexander King como único autor del crimen, al no hallar elementos que "impliquen necesariamente a terceros".

El juicio concluyó este lunes tras 11 jornadas de celebración de la vista. Al rechazarse que hubiera agresión sexual, la Fiscalía pidió 20 años de prisión por asesinato, igual que la acusación particular, que además reclamó el cumplimiento íntegro de esa pena, mientras que la defensa -ante el veredicto de culpabilidad- solicitó que se aplique la mínima pena, 15 años de cárcel.

Historial delictivo

El británico, preso desde el 21 de septiembre de 2003, está condenado ya a 36 años de cárcel por el asesinato de la joven de Coín (Málaga) Sonia Carabantes y a un total de siete años de prisión por el intento de violación en 2001 de una joven en Benalmádena.

Rocío Wanninkhof desapareció cuando se dirigía a pie desde el núcleo de población de La Cala de Mijas hacia su casa para ducharse y reunirse después con su novio y unas amigas en la feria.

En los próximos días el presidente del tribunal, José María Muñoz Caparrós, dictará sentencia e impondrá la pena.

Tony King sale de un furgón de la Guardia Civil el pasado lunes. (Foto: AP)
Ampliar foto

Tony King sale de un furgón de la Guardia Civil el pasado lunes. (Foto: AP)

Actualizado miércoles 13/12/2006 22:22 ( CET)
Imprimir Enviar noticia Disminuye letra Aumenta letra

MARTA SÁNCHEZ | AGENCIAS

MÁLAGA.- El jurado popular del segundo juicio por el asesinato de la joven de Mijas (Málaga) Rocío Wanninkhof, cometido el 9 de octubre de 1999, ha declarado por unanimidad culpable al británico Tony Alexander King, único acusado en el caso.

No obstante, el jurado ha considerado por 7 votos frente a dos que King no actuó solo, para lo que se basa en algunos indicios y evidencias, como que el cuerpo fue hallado en un lugar conocido por la familia o el hecho de que es más factible pensar que el cadáver fue arrojado por varias personas.

La familia de la joven asesinada siempre ha mantenido la implicación de terceras personas, entre las que señala a la que fue pareja de la madre, Dolores Vázquez, que fue condenada y posteriormente exculpada del asesinato porque el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía declaró nula la primera sentencia debido a la falta de motivación del veredicto.

La acusación particular ha anunciado que presentará una querella para investigar a terceras personas que pudieron intervenir en el crimen. El letrado, Marcos García Montes, aplaudió la decisión del jurado de incluir a terceros.

El abogado, pendiente de la sentencia que dicte el presidente del tribunal, tiene preparada una querella que incluiría este veredicto y las bolsas de basura halladas en verano de 2005 en la puerta del domicilio de la madre de la joven y que contenían unas bragas manchadas de sangre de la víctima.

Asimismo, el jurado concluye que no es culpable de agresión sexual por no haber quedado probado, aunque considera que en el asesinato hubo el agravante del lugar donde se produjo, que era solitario y poco iluminado.

El jurado ha desestimado por unanimidad la atenuante por enfermedad mental que había solicitado la defensa del acusado, así como la petición de indulto.

La madre de Rocío Wanninkhof, Alicia Hornos, dijo tras conocer el veredicto que "gracias a Dios comienza a hacerse justicia".

A la salida de los juzgados, se dirigió muy emocionada a los periodistas y les manifestó que se siente "muy contenta y satisfecha" con el veredicto.

Rocío Wanninkhof. (Foto: EL MUNDO)
Ampliar foto

Rocío Wanninkhof. (Foto: EL MUNDO)

Indicios que apuntan a terceras personas

Entre las razones por las que se apunta a terceros están que el cadáver -hallado a cinco metros de la valla de la urbanización Altos del Rodeo de Marbella el 2 de noviembre de 1999- fue arrojado, y no depositado por una sola persona, en un lugar donde la familia de la chica tenía previsto montar un negocio, hecho que, según el jurado, apunta que ese punto era conocido en el círculo familiar.

Otro motivo es que la pegatina empleada en la búsqueda de la joven desaparecida -y encontrada junto a su cuerpo- revela que alguien que participó en las batidas efectuadas pudo colaborar en trasladar el cadáver.

Las razones se completan con que el reguero de sangre que había en el lugar del crimen indica que el cuerpo fue sujetado y trasladado por más de una persona y que el pañuelo hallado en ese punto -y manchado con sangre de Rocío- revela que alguien que conocía a la víctima se lo entregó.

El jurado considera que la chica sufrió ocho puñaladas en la espalda y una en el pecho izquierdo, además de golpes en el tabique nasal y maxilar superior.

Sin embargo, los investigadores que han declarado como testigos durante el juicio coincidieron en señalar a Tony Alexander King como único autor del crimen, al no hallar elementos que "impliquen necesariamente a terceros".

El juicio concluyó este lunes tras 11 jornadas de celebración de la vista. Al rechazarse que hubiera agresión sexual, la Fiscalía pidió 20 años de prisión por asesinato, igual que la acusación particular, que además reclamó el cumplimiento íntegro de esa pena, mientras que la defensa -ante el veredicto de culpabilidad- solicitó que se aplique la mínima pena, 15 años de cárcel.

Historial delictivo

El británico, preso desde el 21 de septiembre de 2003, está condenado ya a 36 años de cárcel por el asesinato de la joven de Coín (Málaga) Sonia Carabantes y a un total de siete años de prisión por el intento de violación en 2001 de una joven en Benalmádena.

Rocío Wanninkhof desapareció cuando se dirigía a pie desde el núcleo de población de La Cala de Mijas hacia su casa para ducharse y reunirse después con su novio y unas amigas en la feria.

En los próximos días el presidente del tribunal, José María Muñoz Caparrós, dictará sentencia e impondrá la pena.

King confiesa que mató a Sonia Carabantes y a Rocío Wanninkhof y que actuó solo | Actualidad | EL PAÍS

abc.es

El detenido por el crimen de Coín, el ciudadano británico Tony Alexander King, ha sucumbido finalmente a la presión de sus interrogadores y esta mañana ha confesado ser el autor de las muertes de Sonia Carabantes (en Coín, el pasado mes de agosto) y de Rocío Wanninkhof (en Mijas, en octubre de 1999). King ha asegurado que actuó solo en ambos crímenes, lo que exculparía a la única acusada por el crimen de Mijas, Dolores Vázquez. Mientras, la investigación continúa y esta mañana la policía ha detenido en Nerja a otro británico, un amigo de King que habría actuado como presunto encubridor.

King, que fue arrestado el pasado jueves en Alhaurín el Grande (Málaga), ha asegurado que nadie le acompañaba en los momentos en que se cometieron ambos crímenes, lo que deja fuera de sospecha a Vázquez, que fue acusada, juzgada y condenada por la muerte de Rocío Wanninkhof, aunque posteriormente su juicio quedó anulado al entender el Supremo que el jurado que vio su caso no valoró adecuadamente las pruebas. No obstante, Vázquez tendrá que esperar para recibir oficialmente comunicación de la retirada de cargos, ya que los investigadores aún manejan "con cautela" la declaración de King.

Pese a asegurar que actuaba solo, el testimonio de King ha llevado a la detención en Nerja (Málaga) de otra persona, un ciudadano británico de 39 años cuyas iniciales son R. G. como "presunto encubridor" de ambas muertes, según fuentes de las investigaciones. Al parecer, ambos se conocieron en una prisión de Inglaterra en la que King cumplía pena por su vinculación en un homicidio. Sin embargo, Scotland Yard asegura no tener datos de este individuo.

La mala memoria de King

Ayer, King adujo un excesivo consumo de alcohol para justificar su escaso recuerdo de la noche de la muerte de Sonia Carabantes. No obstante, King se ha derrumbado durante el interrogatorio de hoy y ha ofrecido abundantes detalles de ambas muertes. No obstante, el móvil de los crímenes sigue sin esclarecerse. No se descarta el sexual, aunque ninguna de las jóvenes había sido violada.

El británico fue detenido el jueves y se ha comprobado que su ADN coincide con el de los tejidos hallados bajo las uñas de Sonia Carabantes y con el de la saliva impregnada en un cigarrillo que se encontró en la escena del crimen de Mijas. Una prueba de su código genético obtenida a partir de un calzoncillo y el cruce de datos de ambos crímenes condujeron a la policía hasta King.

abc.es

El detenido por el crimen de Coín, el ciudadano británico Tony Alexander King, ha sucumbido finalmente a la presión de sus interrogadores y esta mañana ha confesado ser el autor de las muertes de Sonia Carabantes (en Coín, el pasado mes de agosto) y de Rocío Wanninkhof (en Mijas, en octubre de 1999). King ha asegurado que actuó solo en ambos crímenes, lo que exculparía a la única acusada por el crimen de Mijas, Dolores Vázquez. Mientras, la investigación continúa y esta mañana la policía ha detenido en Nerja a otro británico, un amigo de King que habría actuado como presunto encubridor.

King, que fue arrestado el pasado jueves en Alhaurín el Grande (Málaga), ha asegurado que nadie le acompañaba en los momentos en que se cometieron ambos crímenes, lo que deja fuera de sospecha a Vázquez, que fue acusada, juzgada y condenada por la muerte de Rocío Wanninkhof, aunque posteriormente su juicio quedó anulado al entender el Supremo que el jurado que vio su caso no valoró adecuadamente las pruebas. No obstante, Vázquez tendrá que esperar para recibir oficialmente comunicación de la retirada de cargos, ya que los investigadores aún manejan "con cautela" la declaración de King.

Pese a asegurar que actuaba solo, el testimonio de King ha llevado a la detención en Nerja (Málaga) de otra persona, un ciudadano británico de 39 años cuyas iniciales son R. G. como "presunto encubridor" de ambas muertes, según fuentes de las investigaciones. Al parecer, ambos se conocieron en una prisión de Inglaterra en la que King cumplía pena por su vinculación en un homicidio. Sin embargo, Scotland Yard asegura no tener datos de este individuo.

La mala memoria de King

Ayer, King adujo un excesivo consumo de alcohol para justificar su escaso recuerdo de la noche de la muerte de Sonia Carabantes. No obstante, King se ha derrumbado durante el interrogatorio de hoy y ha ofrecido abundantes detalles de ambas muertes. No obstante, el móvil de los crímenes sigue sin esclarecerse. No se descarta el sexual, aunque ninguna de las jóvenes había sido violada.

El británico fue detenido el jueves y se ha comprobado que su ADN coincide con el de los tejidos hallados bajo las uñas de Sonia Carabantes y con el de la saliva impregnada en un cigarrillo que se encontró en la escena del crimen de Mijas. Una prueba de su código genético obtenida a partir de un calzoncillo y el cruce de datos de ambos crímenes condujeron a la policía hasta King.

Caso Wanninkhof

Caso Wanninkhof

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El caso Wanninkhof es un caso de error jurídico grave que sucedió cuando, en un ambiente de histeria popular creado por los medios de comunicación y en un juicio plagado de irregularidades por parte de las autoridades judiciales y policiales, Dolores Vázquez Mosquera fue declarada culpable por un jurado popular de la muerte de Rocío Wanninkhof quien había sido asesinada en octubre de 1999 cerca de Mijas (provincia de Málaga). Unos años después se descubrió el error al resolverse otro asesinato posterior, el de la joven Sonia Carabantes, en agosto de 2003 y descubrirse que el ADN del asesino de Sonia Carabantes coincidía con el ADN encontrado en pruebas del caso Wanninkhof.

Contenido

[editar] Desaparición

La tarde del 9 de octubre de 1999 Rocío Wanninkhof, de 19 años, visitó a su novio, Antonio José Jurado, en su domicilio en la cala de Mijas y hacia las 9:30 de la noche salió sola camino de su propia casa que distaba unos 500 m con intención de ducharse y volver a ver a su novio en la feria de Fuengirola. Tras este hecho desaparece y se le pierde la pista.

En las declaraciones a la Guardia Civil hubo discrepancia en lo que respecta a la vestimenta que llevaba ese día ya que la madre, Alicia Hornos, y la hermana, Rosa, declararon que vestía una camiseta blanca con logotipo “Nike” y un pantalón morado elástico mientras que el novio declaró que no llevaba tal camiseta y que nunca la había visto con tal prenda.

Un hombre declaró haberla visto camino de su casa pero la policía no le preguntó por la vestimenta.

A la mañana siguiente Alicia Hornos, su madre, se extrañó por la ausencia de su hija y envió a su otra hija Rosa a la casa de Antonio José Jurado para que preguntara por ella. A su regreso, Rosa, le dice que no se preocupe ya que, aunque Antonio José no fue a la feria porque se quedó dormido, le ha dicho que la vieron en la feria, y era posible que se hubiera quedado a dormir en casa de alguna amiga. Pero nadie comprobó si realmente la habían visto sus amigas o si se había quedado a dormir con alguna.

Con el paso de las horas, Alicia Hornos, intranquila por falta de noticias de su hija, con el fin de despejarse sale a dar un paseo junto con su compañero sentimental Juan Cerrillo. Alicia comentó a Juan que le iba a enseñar unas ruinas que existían adentrándose en un descampado, percatándose ella, a escasos metros, de la existencia de unas zapatillas de deporte que identificó como pertenecientes a su hija, de un pañuelo y de manchas de sangre en el suelo.

Inmediatamente lo pone en conocimiento de la Guardia Civil la cual procede al acotamiento de la zona y se confirma que tanto las zapatillas como los restos de sangre existentes en el suelo y el pañuelo, corresponden a Rocío Wanninkhof.

La investigación afirma en el acto del juicio que las gotas de sangre se inician en la misma calzada a una distancia de 1,10 metros de la acera, formando un reguero que continúa hacia el descampado hasta una zona donde existe un gran charco de sangre donde se desangró. En dicho lugar había huellas de un vehículo que por las características de las mismas podrían corresponder a un modelo pequeño, cuyos neumáticos ya no estaban disponibles en el mercado, estimándose que debían tener una antigüedad de unos 6 años. En dicho vehículo fue muy probablemente donde se trasladó el cuerpo pues las huellas dejadas estaban superpuestas a los restos de sangre y a las dejadas por el arrastramiento del cadáver que en un primer momento se realizó para ocultarlo.

La investigación sitúa los hechos a las 22.00 del día 9/10/99 coincidiendo con la declaración en juicio de un taxista que manifestó que ese día regresaba de dejar a unos clientes en Fuengirola y al llegar a la altura en donde aparecieron los restos de sangre y zapatillas, esquivó a un vehículo todo-terreno que se encontraba parado encima de la acera (contraria al sentido de dicho vehículo) con las luces puestas y que al cruzarse con él pudo oír un enorme "chillido o grito" que le hizo asustarse hasta el punto de subir rápidamente los cristales de las ventanas de su vehículo. A los tres o cuatro días de enterarse de lo que allí había sucedido acudió a la Guardia Civil para manifestar lo que él había visto y oído. Este dato es importante porque sitúa la agresión a Rocío a las 22.00 de dicho día pues según su declaración se fijó en el reloj de su vehículo y marcaba exactamente dicha hora.

El día 17 de octubre de 1999 se organiza en la Cala de Mijas una búsqueda dirigida por la Guardia Civil que distribuyó a los vehículos que acudieron en grupos integrados cada uno de ellos por 6 u 8 coches, entregando a cada una de las personas que iban en los vehículos una pegatina con el número del grupo al que pertenecían. A las pegatinas autoadhesivas se les desprendía su parte posterior y se la colocaba cada persona que participaba. Estas pegatinas fueron hechas por el párroco Sr. Tejero.

Tras más de tres semanas de búsqueda infructuosa, el día 2 de noviembre apareció el cadáver de Rocío, totalmente desnudo, en unos terrenos ubicados entre Marbella y San Pedro de Alcántara, pertenecientes al complejo donde se encuentra el restaurante denominado "El Rodeito". Más tarde se determinó que había sido apuñalada repetidamente. El cadáver estaba en muy mal estado, probablemente por haber sido rociado con líquido inflamable y quemado, por lo que no pudo determinarse si había sido violada.

A poca distancia del cuerpo se encontraron dos bolsas de basura tipo "industrial o comunitaria" de color negro conteniendo entre otros objetos personales dos camisetas, de las cuales una de ellas era de color blanco con el anagrama "Nike", pero no se encontró en dichas bolsas ninguna vestimenta correspondiente a la parte inferior ni tampoco de su ropa interior. No existe duda en cuanto a que dichas prendas eran las que llevaban Rocío cuando la mataron ya que constan en ellas los desgarros ocasionados por las puñaladas. Según declaración de los investigadores en el acto del juicio, en una de las bolsas que aparecieron junto al cadáver constaba escrito en grandes caracteres el número 8. Según los investigadores estas bolsas fueron unidas entre sí con cinta adhesiva en forma de sudario. Apareció, asimismo, una pegatina de las repartidas por el párroco Sr. Tejero en la búsqueda organizada del día 17 de octubre de 1999. Esto hizo sospechar que quizá el asesino o algún cómplice fueran del círculo de Rocío o de su familia.

El lugar donde fue hallado el cadáver necesariamente debía ser bien conocido por la persona/s que allí lo depositaron ya que el acceso al mismo parte de un camino existente que se inicia perpendicularmente a la carretera, inapreciable para los conductores que no conozcan su situación.

El propietario del citado restaurante "El Rodeito" manifestó que viendo en la televisión la noticia de la aparición del cadáver de Rocío, reconoció a una persona, y que ésta, junto con otra, muy poco tiempo atrás habían mantenido contactos para arrendarle el negocio. Este dato lo puso en conocimiento de los investigadores así como el nombre y teléfono de la persona a la que reconoció en la TV quienes resultaron ser familiares de Rocío. Esto también parecía indicar que el/los culpables podrían estar entre el círculo familiar de Rocío ya que conocían bien esa zona donde fue depositado el cadáver.

[editar] Investigación

Durante los primeros días tras la aparición del cadáver la Guardia Civil facilita a los medios de comunicación tres informes diferentes y contradictorios sobre las condiciones en que fue encontrado el cadáver.

Interrogan inicialmente como principal sospechoso al novio de Rocío, Antonio José Jurado. El hecho de haberse quedado dormido en su casa en lugar de haber acudido a la feria de Fuengirola como había acordado, la contradicción respecto a la ropa que vestía Rocío, la circunstancia de la poca altura desde su dormitorio a la calle, etc., le puso en situación muy sospechosa. Durante los interrogatorios negó contundentemente los hechos y afirmó, asimismo, no tener carné de conducir, extremo éste que se comprobó pero, paradójicamente su supo que conducía habitualmente. Fue puesto en libertad sin cargos.

Otra persona sospechosa y sometida a vigilancia fue a María Dolores Vázquez Mosquera, nacida en Betanzos (provincia de La Coruña), profesional de la hostelería, vecina de la Cala de Mijas y ex pareja de Alicia Hornos, la madre de Rocío. La Guardia Civil le intervino su línea telefónica e incluso introdujo en su círculo social una agente femenina, quizá psicóloga, quien posteriormente declararía que Dolores "era fría, calculadora y agresiva".

La Guardia Civil fue reduciendo la lista de sospechosos hasta centrarse en Dolores Vázquez. La propia Alicia Hornos estaba convencida de la culpabilidad de Dolores Vázquez y fue una de las principales instigadoras de la acusación.

Ante la publicidad y alarma social suscitadas por el caso la Guardia Civil aceleraba sus pesquisas y finalmente la detuvo como sospechosa por lo que pasó a prisión preventiva.

Durante varios días se la sometió a largos interrogatorios sin que en ningún momento se "derrumbase". Dolores Vázquez negó una y otra vez haber tenido parte en los hechos declarando que el día 9 de octubre de 1999 estaba al cuidado de su madre y de una hija de su sobrina de dos años y medio. Manifiesta, asimismo, que esa noche realizó algunas llamadas telefónicas desde su domicilio que se podrán acreditar mediante los correspondientes recibos. El Juez declaró que la acusada mantenía una actitud manifiestamente amable diciendo que, cuando se la invitó a realizar un descanso, ella dijo que no era necesario y que, tras un vaso de agua, estaba presta para continuar.

En una rueda de prensa el fiscal y la Guardia Civil declararon que dos fibras correspondientes a la ropa deportiva que Dolores Vázquez vestía habitualmente, habían sido cotejadas con fibras encontradas en el cadáver de Rocío y se correspondían casi en su totalidad. La prueba se había realizado con microscopio por el Instituto de Toxicología. La fiscalía se opuso a la libertad de la acusada aseverando la certeza de la prueba. El juez instructor de Fuengirola D. Román Martín, deniega la libertad provisional solicitada por el abogado defensor de la detenida, Pedro Apalategui.

A partir de ese momento, la opinión pública, alimentada por la prensa y televisión sensacionalistas, ya condenaba a Dolores Vázquez como culpable del asesinato.

Desde el Laboratorio de Investigación Criminalista de la Guardia Civil, se solicitan las fibras para realizar un nuevo análisis ya que, con el efectuado por el Instituto de Toxicología, no hay garantías de fiabilidad. El análisis de ADN definitivo, concluye que las prendas intervenidas no guardan similitud con las encontradas en el cadáver de Rocío Wanninkhof.

El abogado de Dolores Vázquez, Pedro Apalategui, ante la evidencia de todos estos extremos, vuelve a solicitar su libertad provisional pero el Juez Instructor deniega nuevamente la petición.

[editar] Juicio

El juicio se hizo con un jurado popular y la fiscalía se concentró en descalificar la persona de Dolores Vázquez sin aportar pruebas concluyentes que la inculparan. Se centró en la relación lésbica que la acusada había mantenido en el pasado con la madre de Rocío y en la relación "paternal" que la acusada había tenido hacia Rocío. El juez no intervino para frenar este irregular curso del procedimiento.

[editar] Testimonios

Testificó la Guardia Civil para declarar que ninguna de las huellas dactilares encontradas en las bolsas de plástico se correspondía con las de Dolores Vázquez. La defensa solicitó la cotejación con las huellas encontradas en los objetos que contenían las bolsas pero el juez negó la prueba.

También declararon que las fibras encontradas en el cadáver de Rocío no coincidían con fibras de la ropa de la acusada y que la pegatina de los grupos de búsqueda que había aparecido en los alrededores del cadáver no había sido utilizada ya que no estaba despegada del papel protector.

Declararon que el día del crimen Dolores Vázquez no utilizó su coche ni alquiló otro. Por otra parte, el modelo del coche de marca Toyota de la acusada era de tipo deportivo de rueda ancha y no aparecieron ese tipo de huellas ni en lugar de la agresión ni en el de la aparición del cadáver. Es destacable que los neumáticos del vehículo utilizado en el crimen eran muy antiguos y ya no se encontraban disponibles en el mercado, a pesar de lo cual los investigadores barajaron la hipótesis de que Dolores Vázquez hubiera podido alquilar el vehículo para trasladar el cadáver ya que las compañías de alquiler de coches renuevan la flota con mucha frecuencia

El fiscal del caso, el sr. Montijano, manifestó que María Dolores, "vive en una zona en donde residen muchos extranjeros y éstos tienen costumbre de dejar las llaves puestas, por lo que pudo coger cualquier coche que su dueño hubiera dejado en tales condiciones".

Begoña Martínez, sobrina de la acusada, que declaró que, el día 9 de octubre de 1999, junto a su marido e hija de dos años y medio se trasladaron, desde su domicilio habitual en Granada, hasta el chalet de su tía Dolores en Mijas adonde llegaron sobre el mediodía. Almorzaron y alrededor de las nueve de la noche se trasladaron a Málaga para cenar en casa de unos amigos dejando a Dolores Vázquez en la vivienda al cuidado de la niña y de su madre.

María del Mar Torres, amiga de la sobrina de la acusada confirmó que el día 9 de octubre de 1999 ésta fue con su marido a cenar a su casa dejando a su hija a cargo de su tía Dolores Vázquez.

La acusada, Dolores Vázquez, declaró que sólo se ausentó de su casa el tiempo de cruzar al restaurante Oasis (a 7 metros desde su domicilio) para comprar tabaco, y tirar la basura. El resto de la noche no se movió de casa. Se acredita con documentos de Telefónica que estuvo hablando por teléfono desde las 22.34 hasta las 23.10 y, posteriormente, de nuevo, a las 23.17 durante dos minutos.

Rosa María Díaz, compañera de trabajo de Dolores Vázquez, declaró que ésta le telefoneó para decirle que no podía ir a visitarla por motivo de estar al cuidado de su madre y sobrina. Describe a la acusada como persona "buenísima, generosa, a la que le encantan los niños y que atiende con dedicación a los mayores entregándose a las personas que la necesitan", añadiendo que "jamás he presenciado una sola escena de violencia suya, sino un comportamiento exquisito".

Una empleada ucraniana que había trabajado en el domicilio de Dolores Vázquez declaró que ésta agredió con un cuchillo un cartel de Rocío el día 2 de noviembre de 1999, día del descubrimiento del cadáver.

Marisa Sevillano, "la Bruja", declaró que la acusada había acudido a su consulta de vidente y le había contado ciertos planes de venganza contra Rocío.

Encarnación Lozano, empleada del restaurante Oasis declaró, al año de transcurridos éstos, que María Dolores Vázquez se acercó a la ventana de la cocina a las 23:30 del día 9 de octubre de 1999 para comprar tabaco, con signos de estar nerviosa, al tiempo que decía que venía de correr.

El propietario del restaurante Oasis declaró que Dolores Vázquez nunca se ausentaría de su domicilio sin tener a una persona al cuidado de su madre. Asimismo manifestó que la última vez que Dolores limpió la fosa séptica de su casa fue aproximadamente un año antes de ocurrir los hechos y que lo hizo porque un vecino se lo pidió. Posteriormente nunca se volvió a limpiar pues si lo hubiera hecho se habría dado cuenta no sólo por el olor que se desprende al realizar esta operación sino también porque hubiera visto el camión de la empresa que lo hace, ya que es un camión grande que ocupa la mitad de la estrecha calle.

Antonio José Jurado, novio de Rocío declaró que Rocío salió de su casa a las 21:30 vestida con un body de color burdeos con tirantes y pantalón vaquero. Otra testigo ocular declaró que, efectivamente, Rocío iba así vestida cuando la vio dirigirse por el camino de “La Cortijera”.

El abogado defensor de Dolores Vázquez, Pedro Apalategui, insistió al novio en el tema de la camiseta blanca con el logotipo “Nike” y éste aseguró que jamás vio a Rocío vestir esa prenda.

La madre del novio de Rocío declaró que sobre la camiseta llevaba una rebeca gris marengo con cremallera porque recuerda que ella misma se la subió.

La madre de Rocío y la hermana, Rosa, declararon que a las 17:30 de esa misma tarde salió vestida con una camiseta blanca con el logotipo “Nike” y unos pantalones morados de tipo elástico. Ambas declararon que fue la última vez que la vieron con vida y que no había subido de nuevo a su casa. Alicia Hornos, madre de Rocío, dijo que su hija no podía llevar esa chaqueta ya que se encontraba en su domicilio.

Los forenses manifestaron que Rocío murió desangrada en el lugar donde fue asaltada y que aproximadamente pudo permanecer en dicho lugar de 4 a 6 horas y que, posteriormente, el cadáver fue trasladado a alguna casa en donde se le desnudó y se prepararon las bolsas que aparecieron junto al mismo. Según los cinco forenses es inusual que en tan poco período se produzca en un cadáver tan avanzado estado de descomposición - casi esqueletizado -, pero que existían casos, aunque muy pocos, constatados en la práctica forense.

[editar] Conclusiones del Ministerio Fiscal

Según las conclusiones del fiscal basadas en la investigación de la Guardia Civil, Dolores Vázquez, que se encontraba haciendo deporte por la zona de “La Cortijera”, alrededor de las 10 de la noche, se encontró inesperadamente con Rocío. Discutieron y, con un estilete o punzón que portaba, la asesinó arrastrando su cadáver hasta unos matorrales para esconderlo. De camino a su casa se detuvo a comprar tabaco en el restaurante Oasis en la urbanización "El Chaparral" y entró en su domicilio que está, justo enfrente. Posteriormente, cogiendo el coche de "cualquier extranjero" o auxiliada por otras personas involucradas, volvió al lugar de los hechos sobre las 2 de la madrugada para recoger el cadáver, introducirlo en el coche, y llevarlo hasta su domicilio desde donde, tras varios días, realizó su posterior traslado.

[editar] Sentencia

El jurado popular en su veredicto se limitó a repetir literalmente las conclusiones del fiscal y en septiembre de 2001 declaró a la acusada culpable del asesinato. Tras este veredicto, el juez de la Audiencia Provincial de Málaga, D. Fernando González Zubieta, el día 25 de septiembre de 2001, condenó a María Dolores Vázquez a 15 años y un día de prisión y a una indemnización de 18 millones de pesetas [1].

El abogado defensor de Dolores Vázquez, Pedro Apalategui, presentó recurso contra la sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que revisó la sentencia y ordenó a la Audiencia celebrar un segundo juicio a la vista de la falta de motivación detectada en el veredicto del Jurado [2]. Se consideró que la gran repercusión que el crimen había tenido en los medios de comunicación y la marea de opinión pública contra Dolores Vázquez tuvieron quizás más influencia de la debida en un jurado popular formado por ciudadanos legos en Derecho.

[editar] Caso Sonia Carabantes

En agosto de 2003 desapareció en la localidad malagueña de Coín -muy cerca de Mijas- la joven de 17 años Sonia Carabantes y un mes más tarde, en el curso de sus investigaciones, la Guardia Civil descubrió que el ADN del presunto asesino de Sonia coincidía con los restos biológicos hallados en una colilla recogida en el lugar donde había aparecido el cadáver de Rocío Wanninkhof cuatro años antes.

El segundo juicio de Dolores Vázquez había sido señalado para el otoño de 2003 pero fue suspendido a la vista de la nueva información. A mediados de agosto de 2004, la juez de instrucción número 6 de Fuengirola, María Jesús del Río, decidió el sobreseimiento provisional del sumario, rechazando la petición de la acusación particular (Alicia Hornos). Finalmente, tras 17 meses de cárcel, Dolores Vázquez fue puesta en libertad.

[editar] Tony Alexander King

Tony Alexander King, un británico residente en la zona, fue denunciado por su ex mujer como sospechoso de los crímenes y el 21 de septiembre de 2004, reconoció ante el juez, además de los crímenes de las jóvenes de Coín y Mijas, haber cometido al menos tres agresiones sexuales en Málaga. En su comparecencia ante el juez, dijo que la muerte de Sonia Carabantes se produjo "por accidente" y sobre el crimen de Rocío Wanninkhof dio detalles concretos.

Posteriores investigaciones policiales descubrieron que tenía historial delictivo en el Reino Unido donde su nombre original era Tony Alexander Bromwich. En 1986, cuando apenas contaba 19 años de edad, fue condenado a 10 años de cárcel por una serie de agresiones sexuales en Londres. Tras salir en libertad en 1991, volvió a ser condenado por robar a una mujer a punta de pistola. Salió de la cárcel en 1996 y cambió su nombre legal a Tony Alexander King [3]. En 1997 se mudó con su mujer, Cecilia, al sur de España. En 1999 se separó de su mujer, el mismo año en que asesinó a Rocío Wanninkhof. En 2003 asesinó a Sonia Carabantes y en 2005 fue condenado a 36 años de cárcel por la muerte de Sonia Carabantes y a otros siete por un intento de violación en Benalmádena en 2001. En diciembre de 2006 fue condenado a 19 años de cárcel y 294000 euros de indemnización por la muerte de Rocío Wanninkhof [4].

En diciembre de 2006 un jurado popular compuesto por 9 jurados declaró por unanimidad que Tony King era culpable del asesinato de Rocío Wanninkhof pero lo exoneró de la acusación de agresión sexual que no pudo ser probada dado el mal estado del cadáver de la víctima cuando fue encontrado. No obstante el jurado declaró por siete votos a favor y dos en contra que King no actuó solo y que tuvo que tener ayuda de cómplices [5].

[editar] Referencias

Caso Wanninkhof

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El caso Wanninkhof es un caso de error jurídico grave que sucedió cuando, en un ambiente de histeria popular creado por los medios de comunicación y en un juicio plagado de irregularidades por parte de las autoridades judiciales y policiales, Dolores Vázquez Mosquera fue declarada culpable por un jurado popular de la muerte de Rocío Wanninkhof quien había sido asesinada en octubre de 1999 cerca de Mijas (provincia de Málaga). Unos años después se descubrió el error al resolverse otro asesinato posterior, el de la joven Sonia Carabantes, en agosto de 2003 y descubrirse que el ADN del asesino de Sonia Carabantes coincidía con el ADN encontrado en pruebas del caso Wanninkhof.

Contenido

[editar] Desaparición

La tarde del 9 de octubre de 1999 Rocío Wanninkhof, de 19 años, visitó a su novio, Antonio José Jurado, en su domicilio en la cala de Mijas y hacia las 9:30 de la noche salió sola camino de su propia casa que distaba unos 500 m con intención de ducharse y volver a ver a su novio en la feria de Fuengirola. Tras este hecho desaparece y se le pierde la pista.

En las declaraciones a la Guardia Civil hubo discrepancia en lo que respecta a la vestimenta que llevaba ese día ya que la madre, Alicia Hornos, y la hermana, Rosa, declararon que vestía una camiseta blanca con logotipo “Nike” y un pantalón morado elástico mientras que el novio declaró que no llevaba tal camiseta y que nunca la había visto con tal prenda.

Un hombre declaró haberla visto camino de su casa pero la policía no le preguntó por la vestimenta.

A la mañana siguiente Alicia Hornos, su madre, se extrañó por la ausencia de su hija y envió a su otra hija Rosa a la casa de Antonio José Jurado para que preguntara por ella. A su regreso, Rosa, le dice que no se preocupe ya que, aunque Antonio José no fue a la feria porque se quedó dormido, le ha dicho que la vieron en la feria, y era posible que se hubiera quedado a dormir en casa de alguna amiga. Pero nadie comprobó si realmente la habían visto sus amigas o si se había quedado a dormir con alguna.

Con el paso de las horas, Alicia Hornos, intranquila por falta de noticias de su hija, con el fin de despejarse sale a dar un paseo junto con su compañero sentimental Juan Cerrillo. Alicia comentó a Juan que le iba a enseñar unas ruinas que existían adentrándose en un descampado, percatándose ella, a escasos metros, de la existencia de unas zapatillas de deporte que identificó como pertenecientes a su hija, de un pañuelo y de manchas de sangre en el suelo.

Inmediatamente lo pone en conocimiento de la Guardia Civil la cual procede al acotamiento de la zona y se confirma que tanto las zapatillas como los restos de sangre existentes en el suelo y el pañuelo, corresponden a Rocío Wanninkhof.

La investigación afirma en el acto del juicio que las gotas de sangre se inician en la misma calzada a una distancia de 1,10 metros de la acera, formando un reguero que continúa hacia el descampado hasta una zona donde existe un gran charco de sangre donde se desangró. En dicho lugar había huellas de un vehículo que por las características de las mismas podrían corresponder a un modelo pequeño, cuyos neumáticos ya no estaban disponibles en el mercado, estimándose que debían tener una antigüedad de unos 6 años. En dicho vehículo fue muy probablemente donde se trasladó el cuerpo pues las huellas dejadas estaban superpuestas a los restos de sangre y a las dejadas por el arrastramiento del cadáver que en un primer momento se realizó para ocultarlo.

La investigación sitúa los hechos a las 22.00 del día 9/10/99 coincidiendo con la declaración en juicio de un taxista que manifestó que ese día regresaba de dejar a unos clientes en Fuengirola y al llegar a la altura en donde aparecieron los restos de sangre y zapatillas, esquivó a un vehículo todo-terreno que se encontraba parado encima de la acera (contraria al sentido de dicho vehículo) con las luces puestas y que al cruzarse con él pudo oír un enorme "chillido o grito" que le hizo asustarse hasta el punto de subir rápidamente los cristales de las ventanas de su vehículo. A los tres o cuatro días de enterarse de lo que allí había sucedido acudió a la Guardia Civil para manifestar lo que él había visto y oído. Este dato es importante porque sitúa la agresión a Rocío a las 22.00 de dicho día pues según su declaración se fijó en el reloj de su vehículo y marcaba exactamente dicha hora.

El día 17 de octubre de 1999 se organiza en la Cala de Mijas una búsqueda dirigida por la Guardia Civil que distribuyó a los vehículos que acudieron en grupos integrados cada uno de ellos por 6 u 8 coches, entregando a cada una de las personas que iban en los vehículos una pegatina con el número del grupo al que pertenecían. A las pegatinas autoadhesivas se les desprendía su parte posterior y se la colocaba cada persona que participaba. Estas pegatinas fueron hechas por el párroco Sr. Tejero.

Tras más de tres semanas de búsqueda infructuosa, el día 2 de noviembre apareció el cadáver de Rocío, totalmente desnudo, en unos terrenos ubicados entre Marbella y San Pedro de Alcántara, pertenecientes al complejo donde se encuentra el restaurante denominado "El Rodeito". Más tarde se determinó que había sido apuñalada repetidamente. El cadáver estaba en muy mal estado, probablemente por haber sido rociado con líquido inflamable y quemado, por lo que no pudo determinarse si había sido violada.

A poca distancia del cuerpo se encontraron dos bolsas de basura tipo "industrial o comunitaria" de color negro conteniendo entre otros objetos personales dos camisetas, de las cuales una de ellas era de color blanco con el anagrama "Nike", pero no se encontró en dichas bolsas ninguna vestimenta correspondiente a la parte inferior ni tampoco de su ropa interior. No existe duda en cuanto a que dichas prendas eran las que llevaban Rocío cuando la mataron ya que constan en ellas los desgarros ocasionados por las puñaladas. Según declaración de los investigadores en el acto del juicio, en una de las bolsas que aparecieron junto al cadáver constaba escrito en grandes caracteres el número 8. Según los investigadores estas bolsas fueron unidas entre sí con cinta adhesiva en forma de sudario. Apareció, asimismo, una pegatina de las repartidas por el párroco Sr. Tejero en la búsqueda organizada del día 17 de octubre de 1999. Esto hizo sospechar que quizá el asesino o algún cómplice fueran del círculo de Rocío o de su familia.

El lugar donde fue hallado el cadáver necesariamente debía ser bien conocido por la persona/s que allí lo depositaron ya que el acceso al mismo parte de un camino existente que se inicia perpendicularmente a la carretera, inapreciable para los conductores que no conozcan su situación.

El propietario del citado restaurante "El Rodeito" manifestó que viendo en la televisión la noticia de la aparición del cadáver de Rocío, reconoció a una persona, y que ésta, junto con otra, muy poco tiempo atrás habían mantenido contactos para arrendarle el negocio. Este dato lo puso en conocimiento de los investigadores así como el nombre y teléfono de la persona a la que reconoció en la TV quienes resultaron ser familiares de Rocío. Esto también parecía indicar que el/los culpables podrían estar entre el círculo familiar de Rocío ya que conocían bien esa zona donde fue depositado el cadáver.

[editar] Investigación

Durante los primeros días tras la aparición del cadáver la Guardia Civil facilita a los medios de comunicación tres informes diferentes y contradictorios sobre las condiciones en que fue encontrado el cadáver.

Interrogan inicialmente como principal sospechoso al novio de Rocío, Antonio José Jurado. El hecho de haberse quedado dormido en su casa en lugar de haber acudido a la feria de Fuengirola como había acordado, la contradicción respecto a la ropa que vestía Rocío, la circunstancia de la poca altura desde su dormitorio a la calle, etc., le puso en situación muy sospechosa. Durante los interrogatorios negó contundentemente los hechos y afirmó, asimismo, no tener carné de conducir, extremo éste que se comprobó pero, paradójicamente su supo que conducía habitualmente. Fue puesto en libertad sin cargos.

Otra persona sospechosa y sometida a vigilancia fue a María Dolores Vázquez Mosquera, nacida en Betanzos (provincia de La Coruña), profesional de la hostelería, vecina de la Cala de Mijas y ex pareja de Alicia Hornos, la madre de Rocío. La Guardia Civil le intervino su línea telefónica e incluso introdujo en su círculo social una agente femenina, quizá psicóloga, quien posteriormente declararía que Dolores "era fría, calculadora y agresiva".

La Guardia Civil fue reduciendo la lista de sospechosos hasta centrarse en Dolores Vázquez. La propia Alicia Hornos estaba convencida de la culpabilidad de Dolores Vázquez y fue una de las principales instigadoras de la acusación.

Ante la publicidad y alarma social suscitadas por el caso la Guardia Civil aceleraba sus pesquisas y finalmente la detuvo como sospechosa por lo que pasó a prisión preventiva.

Durante varios días se la sometió a largos interrogatorios sin que en ningún momento se "derrumbase". Dolores Vázquez negó una y otra vez haber tenido parte en los hechos declarando que el día 9 de octubre de 1999 estaba al cuidado de su madre y de una hija de su sobrina de dos años y medio. Manifiesta, asimismo, que esa noche realizó algunas llamadas telefónicas desde su domicilio que se podrán acreditar mediante los correspondientes recibos. El Juez declaró que la acusada mantenía una actitud manifiestamente amable diciendo que, cuando se la invitó a realizar un descanso, ella dijo que no era necesario y que, tras un vaso de agua, estaba presta para continuar.

En una rueda de prensa el fiscal y la Guardia Civil declararon que dos fibras correspondientes a la ropa deportiva que Dolores Vázquez vestía habitualmente, habían sido cotejadas con fibras encontradas en el cadáver de Rocío y se correspondían casi en su totalidad. La prueba se había realizado con microscopio por el Instituto de Toxicología. La fiscalía se opuso a la libertad de la acusada aseverando la certeza de la prueba. El juez instructor de Fuengirola D. Román Martín, deniega la libertad provisional solicitada por el abogado defensor de la detenida, Pedro Apalategui.

A partir de ese momento, la opinión pública, alimentada por la prensa y televisión sensacionalistas, ya condenaba a Dolores Vázquez como culpable del asesinato.

Desde el Laboratorio de Investigación Criminalista de la Guardia Civil, se solicitan las fibras para realizar un nuevo análisis ya que, con el efectuado por el Instituto de Toxicología, no hay garantías de fiabilidad. El análisis de ADN definitivo, concluye que las prendas intervenidas no guardan similitud con las encontradas en el cadáver de Rocío Wanninkhof.

El abogado de Dolores Vázquez, Pedro Apalategui, ante la evidencia de todos estos extremos, vuelve a solicitar su libertad provisional pero el Juez Instructor deniega nuevamente la petición.

[editar] Juicio

El juicio se hizo con un jurado popular y la fiscalía se concentró en descalificar la persona de Dolores Vázquez sin aportar pruebas concluyentes que la inculparan. Se centró en la relación lésbica que la acusada había mantenido en el pasado con la madre de Rocío y en la relación "paternal" que la acusada había tenido hacia Rocío. El juez no intervino para frenar este irregular curso del procedimiento.

[editar] Testimonios

Testificó la Guardia Civil para declarar que ninguna de las huellas dactilares encontradas en las bolsas de plástico se correspondía con las de Dolores Vázquez. La defensa solicitó la cotejación con las huellas encontradas en los objetos que contenían las bolsas pero el juez negó la prueba.

También declararon que las fibras encontradas en el cadáver de Rocío no coincidían con fibras de la ropa de la acusada y que la pegatina de los grupos de búsqueda que había aparecido en los alrededores del cadáver no había sido utilizada ya que no estaba despegada del papel protector.

Declararon que el día del crimen Dolores Vázquez no utilizó su coche ni alquiló otro. Por otra parte, el modelo del coche de marca Toyota de la acusada era de tipo deportivo de rueda ancha y no aparecieron ese tipo de huellas ni en lugar de la agresión ni en el de la aparición del cadáver. Es destacable que los neumáticos del vehículo utilizado en el crimen eran muy antiguos y ya no se encontraban disponibles en el mercado, a pesar de lo cual los investigadores barajaron la hipótesis de que Dolores Vázquez hubiera podido alquilar el vehículo para trasladar el cadáver ya que las compañías de alquiler de coches renuevan la flota con mucha frecuencia

El fiscal del caso, el sr. Montijano, manifestó que María Dolores, "vive en una zona en donde residen muchos extranjeros y éstos tienen costumbre de dejar las llaves puestas, por lo que pudo coger cualquier coche que su dueño hubiera dejado en tales condiciones".

Begoña Martínez, sobrina de la acusada, que declaró que, el día 9 de octubre de 1999, junto a su marido e hija de dos años y medio se trasladaron, desde su domicilio habitual en Granada, hasta el chalet de su tía Dolores en Mijas adonde llegaron sobre el mediodía. Almorzaron y alrededor de las nueve de la noche se trasladaron a Málaga para cenar en casa de unos amigos dejando a Dolores Vázquez en la vivienda al cuidado de la niña y de su madre.

María del Mar Torres, amiga de la sobrina de la acusada confirmó que el día 9 de octubre de 1999 ésta fue con su marido a cenar a su casa dejando a su hija a cargo de su tía Dolores Vázquez.

La acusada, Dolores Vázquez, declaró que sólo se ausentó de su casa el tiempo de cruzar al restaurante Oasis (a 7 metros desde su domicilio) para comprar tabaco, y tirar la basura. El resto de la noche no se movió de casa. Se acredita con documentos de Telefónica que estuvo hablando por teléfono desde las 22.34 hasta las 23.10 y, posteriormente, de nuevo, a las 23.17 durante dos minutos.

Rosa María Díaz, compañera de trabajo de Dolores Vázquez, declaró que ésta le telefoneó para decirle que no podía ir a visitarla por motivo de estar al cuidado de su madre y sobrina. Describe a la acusada como persona "buenísima, generosa, a la que le encantan los niños y que atiende con dedicación a los mayores entregándose a las personas que la necesitan", añadiendo que "jamás he presenciado una sola escena de violencia suya, sino un comportamiento exquisito".

Una empleada ucraniana que había trabajado en el domicilio de Dolores Vázquez declaró que ésta agredió con un cuchillo un cartel de Rocío el día 2 de noviembre de 1999, día del descubrimiento del cadáver.

Marisa Sevillano, "la Bruja", declaró que la acusada había acudido a su consulta de vidente y le había contado ciertos planes de venganza contra Rocío.

Encarnación Lozano, empleada del restaurante Oasis declaró, al año de transcurridos éstos, que María Dolores Vázquez se acercó a la ventana de la cocina a las 23:30 del día 9 de octubre de 1999 para comprar tabaco, con signos de estar nerviosa, al tiempo que decía que venía de correr.

El propietario del restaurante Oasis declaró que Dolores Vázquez nunca se ausentaría de su domicilio sin tener a una persona al cuidado de su madre. Asimismo manifestó que la última vez que Dolores limpió la fosa séptica de su casa fue aproximadamente un año antes de ocurrir los hechos y que lo hizo porque un vecino se lo pidió. Posteriormente nunca se volvió a limpiar pues si lo hubiera hecho se habría dado cuenta no sólo por el olor que se desprende al realizar esta operación sino también porque hubiera visto el camión de la empresa que lo hace, ya que es un camión grande que ocupa la mitad de la estrecha calle.

Antonio José Jurado, novio de Rocío declaró que Rocío salió de su casa a las 21:30 vestida con un body de color burdeos con tirantes y pantalón vaquero. Otra testigo ocular declaró que, efectivamente, Rocío iba así vestida cuando la vio dirigirse por el camino de “La Cortijera”.

El abogado defensor de Dolores Vázquez, Pedro Apalategui, insistió al novio en el tema de la camiseta blanca con el logotipo “Nike” y éste aseguró que jamás vio a Rocío vestir esa prenda.

La madre del novio de Rocío declaró que sobre la camiseta llevaba una rebeca gris marengo con cremallera porque recuerda que ella misma se la subió.

La madre de Rocío y la hermana, Rosa, declararon que a las 17:30 de esa misma tarde salió vestida con una camiseta blanca con el logotipo “Nike” y unos pantalones morados de tipo elástico. Ambas declararon que fue la última vez que la vieron con vida y que no había subido de nuevo a su casa. Alicia Hornos, madre de Rocío, dijo que su hija no podía llevar esa chaqueta ya que se encontraba en su domicilio.

Los forenses manifestaron que Rocío murió desangrada en el lugar donde fue asaltada y que aproximadamente pudo permanecer en dicho lugar de 4 a 6 horas y que, posteriormente, el cadáver fue trasladado a alguna casa en donde se le desnudó y se prepararon las bolsas que aparecieron junto al mismo. Según los cinco forenses es inusual que en tan poco período se produzca en un cadáver tan avanzado estado de descomposición - casi esqueletizado -, pero que existían casos, aunque muy pocos, constatados en la práctica forense.

[editar] Conclusiones del Ministerio Fiscal

Según las conclusiones del fiscal basadas en la investigación de la Guardia Civil, Dolores Vázquez, que se encontraba haciendo deporte por la zona de “La Cortijera”, alrededor de las 10 de la noche, se encontró inesperadamente con Rocío. Discutieron y, con un estilete o punzón que portaba, la asesinó arrastrando su cadáver hasta unos matorrales para esconderlo. De camino a su casa se detuvo a comprar tabaco en el restaurante Oasis en la urbanización "El Chaparral" y entró en su domicilio que está, justo enfrente. Posteriormente, cogiendo el coche de "cualquier extranjero" o auxiliada por otras personas involucradas, volvió al lugar de los hechos sobre las 2 de la madrugada para recoger el cadáver, introducirlo en el coche, y llevarlo hasta su domicilio desde donde, tras varios días, realizó su posterior traslado.

[editar] Sentencia

El jurado popular en su veredicto se limitó a repetir literalmente las conclusiones del fiscal y en septiembre de 2001 declaró a la acusada culpable del asesinato. Tras este veredicto, el juez de la Audiencia Provincial de Málaga, D. Fernando González Zubieta, el día 25 de septiembre de 2001, condenó a María Dolores Vázquez a 15 años y un día de prisión y a una indemnización de 18 millones de pesetas [1].

El abogado defensor de Dolores Vázquez, Pedro Apalategui, presentó recurso contra la sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que revisó la sentencia y ordenó a la Audiencia celebrar un segundo juicio a la vista de la falta de motivación detectada en el veredicto del Jurado [2]. Se consideró que la gran repercusión que el crimen había tenido en los medios de comunicación y la marea de opinión pública contra Dolores Vázquez tuvieron quizás más influencia de la debida en un jurado popular formado por ciudadanos legos en Derecho.

[editar] Caso Sonia Carabantes

En agosto de 2003 desapareció en la localidad malagueña de Coín -muy cerca de Mijas- la joven de 17 años Sonia Carabantes y un mes más tarde, en el curso de sus investigaciones, la Guardia Civil descubrió que el ADN del presunto asesino de Sonia coincidía con los restos biológicos hallados en una colilla recogida en el lugar donde había aparecido el cadáver de Rocío Wanninkhof cuatro años antes.

El segundo juicio de Dolores Vázquez había sido señalado para el otoño de 2003 pero fue suspendido a la vista de la nueva información. A mediados de agosto de 2004, la juez de instrucción número 6 de Fuengirola, María Jesús del Río, decidió el sobreseimiento provisional del sumario, rechazando la petición de la acusación particular (Alicia Hornos). Finalmente, tras 17 meses de cárcel, Dolores Vázquez fue puesta en libertad.

[editar] Tony Alexander King

Tony Alexander King, un británico residente en la zona, fue denunciado por su ex mujer como sospechoso de los crímenes y el 21 de septiembre de 2004, reconoció ante el juez, además de los crímenes de las jóvenes de Coín y Mijas, haber cometido al menos tres agresiones sexuales en Málaga. En su comparecencia ante el juez, dijo que la muerte de Sonia Carabantes se produjo "por accidente" y sobre el crimen de Rocío Wanninkhof dio detalles concretos.

Posteriores investigaciones policiales descubrieron que tenía historial delictivo en el Reino Unido donde su nombre original era Tony Alexander Bromwich. En 1986, cuando apenas contaba 19 años de edad, fue condenado a 10 años de cárcel por una serie de agresiones sexuales en Londres. Tras salir en libertad en 1991, volvió a ser condenado por robar a una mujer a punta de pistola. Salió de la cárcel en 1996 y cambió su nombre legal a Tony Alexander King [3]. En 1997 se mudó con su mujer, Cecilia, al sur de España. En 1999 se separó de su mujer, el mismo año en que asesinó a Rocío Wanninkhof. En 2003 asesinó a Sonia Carabantes y en 2005 fue condenado a 36 años de cárcel por la muerte de Sonia Carabantes y a otros siete por un intento de violación en Benalmádena en 2001. En diciembre de 2006 fue condenado a 19 años de cárcel y 294000 euros de indemnización por la muerte de Rocío Wanninkhof [4].

En diciembre de 2006 un jurado popular compuesto por 9 jurados declaró por unanimidad que Tony King era culpable del asesinato de Rocío Wanninkhof pero lo exoneró de la acusación de agresión sexual que no pudo ser probada dado el mal estado del cadáver de la víctima cuando fue encontrado. No obstante el jurado declaró por siete votos a favor y dos en contra que King no actuó solo y que tuvo que tener ayuda de cómplices [5].

[editar] Referencias

El caso de Sandra Palo | Crimen & Investigación

El 17 de mayo de 2003 a Sandra Palo y a su ex novio Juan Alberto les abordaron varios jóvenes de edades comprendidas entre 14 y 19 años, en el barrio de Carabanchel a punta de navaja, les obligaron a subir en el coche con intención de robarles. A pocos metros dejan bajar al exnovio y retienen a Sandra contra su voluntad, muy vulnerable debido a que cuenta con una minusvalía del 53 %, hasta llegar a un descampado situado cerca del Km. 8,2 de la carretera de Toledo. Una vez allí forzaron a la víctima a mantener relaciones sexuales con varios de ellos, para después atropellarla repetidas veces con intención de matarla. Más tarde deciden ir a una gasolinera próxima a comprar 1 euro de gasolina para rociarla y prenderle fuego, con intención de borrar las pruebas del crimen, supuestamente continuaba viva.

El 17 de mayo de 2003 a Sandra Palo y a su ex novio Juan Alberto les abordaron varios jóvenes de edades comprendidas entre 14 y 19 años, en el barrio de Carabanchel a punta de navaja, les obligaron a subir en el coche con intención de robarles. A pocos metros dejan bajar al exnovio y retienen a Sandra contra su voluntad, muy vulnerable debido a que cuenta con una minusvalía del 53 %, hasta llegar a un descampado situado cerca del Km. 8,2 de la carretera de Toledo. Una vez allí forzaron a la víctima a mantener relaciones sexuales con varios de ellos, para después atropellarla repetidas veces con intención de matarla. Más tarde deciden ir a una gasolinera próxima a comprar 1 euro de gasolina para rociarla y prenderle fuego, con intención de borrar las pruebas del crimen, supuestamente continuaba viva.

Condena de 64 años para ‘El Malaguita’ por asesinar a Sandra Palo - 20minutos.es

La Audiencia Provincial le responsabiliza de un delito de detención ilegal, tres de violación y otro de asesinato

Francisco Javier Astorga Luque, El Malaguita, único adulto implicado en el crimen de Sandra Palo (hoy tiene 20 años; tenía 18 cuando ocurrieron los hechos), fue condenado ayer por la Audiencia Provincial a 64 años de cárcel.

El tribunal le considera responsable penal, en concepto de autor, de un delito de detención ilegal, tres de violación y uno de asesinato. El fiscal pedía 69 años de prisión, y la acusación particular, 76.

La resolución, sin embargo, aclara que el máximo de cumplimiento efectivo de la condena es de 30 años.

Penas más bajas para los otros tres

Los otros implicados cumplen su condena en centros para menores. ‘El Ramón’ y ‘El Ramoncín’ (que tenían 17 años cuando cometieron el crimen) fueron condenados a 8 años. ‘El Rafita’ (que tenía 14), a 4.

Violada, arrollada y quemada

El secuestro: En la madrugada del 17 de mayo de 2003, cerca de Marqués de Vadillo, obligaron a Sandra a subir al coche y la llevaron a un descampado de Leganés.

La violación: En el solar obligaron a Sandra a desnu-darse y la forzaron al menos tres veces.

El atropello: La arrollaron mientras ella se vestía.

Quemada: Después fueron a comprar gasolina y le prendieron fuego cuando quizá estaba viva todavía.

La Audiencia Provincial le responsabiliza de un delito de detención ilegal, tres de violación y otro de asesinato

Francisco Javier Astorga Luque, El Malaguita, único adulto implicado en el crimen de Sandra Palo (hoy tiene 20 años; tenía 18 cuando ocurrieron los hechos), fue condenado ayer por la Audiencia Provincial a 64 años de cárcel.

El tribunal le considera responsable penal, en concepto de autor, de un delito de detención ilegal, tres de violación y uno de asesinato. El fiscal pedía 69 años de prisión, y la acusación particular, 76.

La resolución, sin embargo, aclara que el máximo de cumplimiento efectivo de la condena es de 30 años.

Penas más bajas para los otros tres

Los otros implicados cumplen su condena en centros para menores. ‘El Ramón’ y ‘El Ramoncín’ (que tenían 17 años cuando cometieron el crimen) fueron condenados a 8 años. ‘El Rafita’ (que tenía 14), a 4.

Violada, arrollada y quemada

El secuestro: En la madrugada del 17 de mayo de 2003, cerca de Marqués de Vadillo, obligaron a Sandra a subir al coche y la llevaron a un descampado de Leganés.

La violación: En el solar obligaron a Sandra a desnu-darse y la forzaron al menos tres veces.

El atropello: La arrollaron mientras ella se vestía.

Quemada: Después fueron a comprar gasolina y le prendieron fuego cuando quizá estaba viva todavía.

1.000.000. DE FIRMAS PARA LA REFORMA DE LA LEY DEL MENOR (SANDRA PALO).avi

1.000.000. DE FIRMAS PARA LA REFORMA DE LA LEY DEL MENOR (SANDRA PALO).avi

Acerca de nosotros

Marta del Castillo - Noticias, Fotos, Encuestas y Trivials de Marta del Castillo en 20minutos.es

El drama de Marta, paso a paso: cronología de la desaparición de la joven sevillana - 20minutos.es

El 24 de enero de 2009 Marta del Castillo, de 17 años, salió a pasear con unos amigos por Sevilla. Pero la joven no volvió a casa. Sus padres lanzaron una búsqueda que ganó de inmediato miles de apoyos y mantuvo en vilo al país entero.

Encuesta

¿Crees que beneficia a los padres de menores desaparecidos reunirse con el presidente del Gobierno?

17%
17% Sí, puede ayudarles a superar mejor su dolor.
53%
53% No, reunirse con el presidente no cambia las cosas.
30%
30% No creo ni que les beneficie ni que les afecte.

Encuesta

¿Estarías dispuesto a dejar de ver la televisión por una cobertura mediática como la del caso de Marta?

53%
53% Sí, hay que castigar a los medios de comunicación cuando hacen barbaridades como esta.
17%
17% Eso es una tontería. Millones de personas vemos la televisión, será por que nos gusta.
31%
31% Estoy de acuerdo en que la cobertura ha sido una vergüenza pero algo así no serviría para nada.

Encuesta

¿Apoyarías que se instaure la cadena perpetua en España?

78%
78% Sí, pero sólo para delitos muy graves.
22%
22% No, bastaría con que se cumplieran las penas íntegras.

Encuesta

¿Están tratando bien los medios el 'caso Marta del Castillo'?

9%
9% Sí, todos lo medios están tratando el tema con rigor.
29%
29% La mayoría sí, pero algunos sólo buscan el morbo.
62%
62% No, casos como este son tratados casi como un espectáculo.

La Policía, mientras tanto, inició una investigación que se saldó con varios detenidos y la confesión de uno de ellos: Marta había sido asesinada. Una confesión que a lo largo de la difícil investigación ha sufrido de cambios, desmentidos y contradicciones, y que por fin llegó a juicio tras un largo periplo.

La siguiente es una cronología del polémico caso.

ENERO 2009

Sábado, 24. Marta del Castillo Casanueva, una sevillana de 17 años, sale a pasear por la tarde con unos amigos en el barrio Tartessos de la capital andaluza. No regresa a casa.

Domingo, 25. Los padres de Marta denuncian su desaparición a la Policía.

Martes, 27. La Policía Nacional toma declaración a toda la familia y a los amigos de la joven. Se reciben llamadas diciendo que la joven ha sido vista en Cádiz y en Jerez.

Miércoles, 28. Agentes especializados se desplazan a Sevilla para sumarse a la investigación policial. Todavía no descarta ninguna hipótesis, incluida la de que Marta hubiese decidido desaparecer voluntariamente.

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla decreta el secreto de las actuaciones en el caso.

Sábado, 31. Una semana después de la desaparición de Marta, la familia recibe el apoyo de unas 2.000 personas, que se manifiestan en Sevilla para expresar su solidaridad.

FEBRERO 2009

Martes, 3. El padre de Marta, Antonio del Castillo, declara "estar seguro" de que a Marta "se la han llevado".

Miércoles, 4. La Policía empieza a trabajar sobre el hecho de que no se trata de una huida voluntaria.

Sábado, 7. Marta lleva dos semanas desaparecida. Más de 3.000 personas vuelven a manifestarse en Sevilla, esta vez para exigir que se incremente el número de los agentes policiales y perros que participan en la búsqueda de la joven. La ciudad se llena de carteles con la imagen de la joven.

Sábado, 14. Al cumplirse la tercera semana de la desaparición se produce el hecho más importante hasta ahora: La Policía detiene a Miguel C. D., un joven de 19 años, antiguo novio de Marta, que declara que la chica está muerta y se confiesa autor del crimen. La Policía arresta asimismo a un amigo de Miguel, Samuel B. P., también de 19 años.

Miguel confiesa que mató a Marta, con la que había mantenido una breve relación en el pasado, de un golpe en la cabeza con un cenicero durante una discusión entre ambos, en casa del joven, un piso de la calle León XIII de Sevilla. Añade que, con la ayuda de sus amigos, arrojó el cuerpo al río Guadalquivir, concretamente, entre el descampado del Charco de la Pava y la localidad de Camas. La Guardia Civil comienza a rastrear la zona.

La familia de la joven agradece las muestras de apoyo recibidas.

Domingo, 15. La Policía reanuda las labores de búsqueda en el Guadalquivir. Trabajan en un tramo de 80 kilómetros, dividido en siete secciones.

La novia de Miguel, Rocío, de 14 años, aparece por la noche en un programa de televisión dando detalles sobre su noviazgo con el presunto agresor.

Lunes, 16. Dos nuevas detenciones relacionadas con el caso: La Policía arresta a Javier G. M., alias El Cuco, un menor de 15 años de edad, y a Francisco Javier M. D., hermanastro de Miguel, de 40 años. Ya hay cuatro detenidos.

Ese mismo día, Miguel y Samuel son enviados a prisión, sin fianza, por el juez. Están acusados de presuntos delitos de asesinato, que será homicidio en el caso de que Marta estuviese ya muerta cuando fue arrojada al río. También se les acusa de detención ilegal sin dar razón del paradero.

Por su parte, el Juzgado de Menores decreta el internamiento en régimen cerrado de Javier G. M., como supuesto encubridor del homicidio.

La Fiscalía, mientras, abre diligencias contra Rocío por posible "daño irreparable" debido a su intervención en televisión la noche anterior.

Fuentes de la investigación añaden detalles sobre el caso: Marta habría sido sacada de casa de su ex novio en silla de ruedas y luego transportada en moto.

Y entre tanto, continúa la búsqueda del cadáver en el Guadalquivir.

Martes, 17. La Policía se desplaza a la casa de Miguel y reconstruye los hechos. Están presentes el propio asesino confeso y su hermanastro.

Samuel, el amigo de Miguel, niega su participaciónen el asesinato de Marta y asegura que tiene coartada. Sostiene que participó incluso en la búsqueda de la joven durante la noche de su desaparición.

El Jefe Superior de Policía de Andalucía Occidental, Enrique Álvarez Riestra, responsable de la investigación, no descarta que se produzcan nuevas detenciones.

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, dice que el 'caso Marta del Castillo' se ha convertido en "un circo mediático".

Miércoles, 18. Los padres de Marta dan una rueda de prensa en el portal de su casa. Agradecen la labor de las Fuerzas de Seguridad y piden la cadena perpetua para los asesinos de su hija.

Jueves, 19. El juez decreta prisión incondicional para el hermanastro de Miguel, que niega las acusaciones. Francisco Javier mantiene que tiene pruebas de que no estuvo en el domicilio donde supuestamente sucedieron los hechos en la madrugada del 24 al 25 de enero.

El defensor del menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, pide a los ciudadanos una "huelga de mandos caídos y radios apagadas" debido a la cobertura informativa del asesinato de Marta del Castillo. A su entender, los contenidos de los medios de comunicación "a partir de las cinco de la tarde son bazofia".

Viernes, 20. La búsqueda en el Guadalquivir cumple una semana. Submarinistas rastrean los colectores que dan al río en busca del cadáver de Marta.

Sábado, 21. Se cumple un mes de la desaparición de Marta. Centenares de personas piden en Madrid un endurecimiento de las penas.

En este momento, y a pesar de las contradicciones entre las declaraciones de los detenidos, la versión oficial de los hechos que maneja la Policía es la siguiente: Miguel recogió a Marta sobre las 18,00 horas del 24 de enero y, tras dar varias vueltas por la ciudad, la llevó en su moto a su casa.

Allí, y tras una discusión, la golpeó en la cabeza con un cenicero. Después, siempre de acuerdo con esta versión de los hechos, avisó desde una cabina a su amigo Samuel, quien habría acudido junto con El Cuco en el coche de la madre de este último. Javier, el hermanastro de Miguel, estaba en el domicilio aquella tarde y podría haber ayudado a limpiar la sangre de la víctima.

Miguel, Samuel y El Cuco sacaron de la casa el cuerpo de Marta envuelto en una manta y se lo llevaron en el coche para deshacerse de él. Samuel y El Cuco iban en el vehículo, y Miguel en moto. Javier se habría quedado en el piso limpiando los restos de sangre.

Domingo, 22. El padre de Marta cree que los restos de su hija deberían haber aparecido ya, y sospecha que la versión sobre el destino del cadáver ha sido "acordada".

Martes, 24. Antonio del Castillo se reúne en La Moncloa con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y le pide la incorporación al Código Penal de la pena de cadena perpetúa para castigar delitos como el asesinato de su hija. Del Castillo asegura que el presidente se comprometió a estudiar una reforma del Código para que los condenados por estos delitos cumplan íntegramente sus penas, pero que rechazó la cadena perpetua.

Viernes, 27. El Consejo Audiovisual de Andalucía denuncia el tratamiento informativo del caso de Marta por parte de los medios de comunicación y destaca, en concreto, la difusión de diversas entrevistas realizadas por Telecinco y Antena 3 a Rocío, la adolescente de 14 años relacionada con Miguel.

Sábado, 28. Se cumplen cinco semanas desde la desaparición de la joven. La campaña iniciada hace siete días por la instauración de la cadena perpetua en España lleva recogidas 50.000 firmas.

MARZO 2009

Martes, 3. Los padres de Marta se personan como acusación particular en el caso.

La esposa de Francisco Javier D. M., el hermano mayor de Miguel, asegura que estuvo con el asesino confeso la noche del crimen.

Miércoles, 4. El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, visita el domicilio de Marta y se reúne con los padres .

Jueves, 5. El padre de Marta declara que existe un montaje para que no aparezca su hija y que "un adulto" podría haber ayudado a los detenidos a montar una coartada: "Están organizados para que mi hija no aparezca jamás", dice.

Sábado, 7. Se cumplen seis semanas desde que Marta desapareció.

Martes, 10. Miguel confirma sus declaraciones ante el juez, mientras que El Cuco, el presunto cómplice de 15 años, se desdice y alega que "lo inventó todo" debido "a la presión" de la Policía. Añade que se limitó a relatar lo que había oído en la televisión.

Francisco Caamaño, nuevo ministro de Justicia, en sustitución del dimitido Mariano Fernández Bermejo, se estrena en una sesión de control en el Senado y descarta la implantación en España de la cadena perpetua.

Viernes, 13. Después de mes y medio asegurando que desconocía los hechos, Rocío, la novia de Miguel, se desdice: Ahora afirma que Miguel le confesó el crimen a la mañana siguiente, cuando éste volvió de trabajar, y que dejó la ropa que había usado aquella noche metida en la bañera y mojada.

La Policía confirma que en el asiento trasero del coche de la madre de El Cuco había fibras de la manta con la que envolvieron a Marta, así como restos de ADN de la menor.

Sábado, 14. Se cumplen siete semanas de la desaparición. Los expertos buscan a Marta en el río con un rastrillo especial de dos metros.

Lunes, 16. Miguel rectifica su declaración ante el juez. El autor confeso del crimen dice ahora que no arrojó el cuerpo de Marta del Castillo a un río, sino a un contenedor de basura, en un vertedero. Horas después vuelve a cambiar su declaración y añade que no fue él, sino El Cuco, quien mató a Marta, estrangulándola con un cable, y después de que ambos la amenazasen con una navaja mientras la violaban.

Se suspende el dispositivo de búsqueda en el Guadalquivir.

Martes, 17. El juez ordena un careo entre Miguel y El Cuco para tratar de esclarecer dónde se encuentra el cuerpo de Marta. El encuentro entre ambos se prolonga durante una hora.

Los expertos que investigan la desaparición inspeccionan el vertedero de Montemarta-Cónica, en Alcalá de Guadaíra, donde se arroja la basura de toda la ciudad de Sevilla.

El abogado de Miguel, Antonio Jiménez, renuncia a defenderle, alegando que los cambios en las declaraciones del autor confeso del crimen hacen imposible desarrollar una estrategia coherente de defensa.

Miércoles, 18. La Policía busca restos biológicos en una navaja encontrada en una alcantarilla situada frente a la vivienda de Miguel.

Jueves, 19. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se reúne durante media hora con el padre de Marta y le transmite que "todos los recursos de la Policía y del Gobierno están a disposición de la investigación" y de la búsqueda del cadáver de la chica.

El juez encargado del caso, Francisco de Asís Molina, formaliza en un auto la orden de búsqueda del cuerpo de la menor en el vertedero de Alcalá de Guadaíra.

Viernes, 20. A las ocho de la mañana, se reanuda la búsqueda en el vertedero.

La abogada de oficio que le fue asignada a Miguel C. renuncia también a defenderle.

Sábado, 21. La búsqueda en el vertedero del cuerpo de Marta (que lleva desaparecida ya ocho semanas) se aplaza hasta el lunes.

Martes, 24. La búsqueda de la chica se ve complicada por la intensa lluvia que cae sobre Sevilla, justo el día en el que se cumplen dos meses de la desaparición de la joven. En este día, los técnicos ya se encontraban en la llamada 'zona sensible', donde se podría encontrar el cuerpo.

Miguel, el autor confeso, ya tiene un nuevo abogado, y es el tercero. En concreto, es una letrada especializada en narcotráfico.

Miércoles, 25. El padre de Marta, Antonio del Castillo, ha acudido al vertedero donde se busca alguna pista de su hija.

Viernes, 27. Miguel Carcaño intenta quitarse la vida en la prisión de Morón de la Frontera ahorcándose del cordón de su chándal.

Martes, 31. Tres testigos aseguran ahora que Samuel no estuvo en el piso donde Marta pudo ser asesinada, con lo que no habría ayudado a Miguel a deshacerse del cadáver.

ABRIL 2009

Martes, 14. El juez Francisco de Asís Molina ordena la detención de la novia de Francisco Javier D.M., hermano mayor de Miguel Carcaño, el asesino confeso de Marta. Podría estar implicada en la desaparición y muerte de la joven. Fue puesta en libertad con cargos.

Miércoles, 15. El PP pedirá responsabilidades a la Junta de Andalucía por los "fallos garrafales" cometidos en el caso, según anunció la portavoz parlamentaria del PP andaluz, Esperanza Oña.

MAYO 2009

Martes, 5. La Policía elabora un informe acerca del registro de las llamadas hechas por los implicados la noche de los hechos. En el documento se recoge que Miguel Carcaño llamó al móvil de la víctima cuando ya estaba muerta para "buscar una posible coartada".

Miércoles, 6. En una carta escrita desde prisión, Francisco Javier acusa a su hermano Miguel Carcaño de engañarlo y defiende su inocencia.

Miércoles, 20. Excarcelan a Francisco Javier Delgado, hermano de Miguel Carcaño, al considerar el juez que su participación en la desaparición y presunta muerte de Marta es "muy limitada".

Martes, 26. El juez que investiga la muerte de Marta impone a los cuatro procesados el pago de una fianza conjunta de 240.000 euros para hacer frente a la futura indemnización a la familia de la víctima. El hermano de Miguel presentará como aval la casa donde presuntamente fue asesinada la joven.

Viernes, 29. María, novia de Francisco Javier Delgado, se declara insolvente para pagar la fianza. Durante la misma jornada se conoce que la defensa de Francisco Javer ha pedido al juez que le sean retirados los cargos.

JUNIO 2009

Jueves, 25. El juez que investiga la muerte de Marta rechaza la nulidad de las escuchas a los imputados en la cárcel, aunque ordena que se destruyan los soportes magnéticos, digitales y las transcripciones de la parte de las conversaciones que mantuvieron con sus abogados.

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla accede a la petición de la defensa de Miguel Carcaño de que su cliente sea sometido a un examen psiquiátrico.

JULIO 2009

Jueves, 2. Miguel Carcaño se sometió por espacio de unos 40 minutos a la primera parte del examen psiquiátrico en la clínica forense ubicada en los juzgados del Prado.

Martes, 7. La Fiscalía imputa a 'El Cuco' el asesinato y la violación de Marta del Castillo.

Viernes, 10. Varios amigos de Marta han esperado a Miguel Carcaño a las puertas de la clínica forense donde el principal imputado se ha sometido al segundo examen psiquiátrico para exigirle que "si tanto habéis querido a Marta, acabad con el dolor de esta familia y decid de una vez dónde está".

SEPTIEMBRE 2009

Miércoles, 2. El juez ha decidido que sea un jurado popular quien juzgue a los cuatro imputados mayores de edad (Miguel C., Samuel B., Francisco Javier D., y María G.).

Miércoles, 9. El juez cita a los cuatro procesados mayores de edad y al resto de partes para comunicar los cargos que se les imputan a los acusados. Miguel Carcaño declara a petición propia y cambia de nuevo su versión de los hechos para negar que violara a Marta. La familia acusa a los procesados de profanamiento de cadáver.

Viernes, 25. El abogado de Samuel B.P. pide al juez que reclame un billete de autobús que le fue incautado al joven cuando fue detenido y que demostraría que no pudo conducir el coche de un tío suyo con el que trasladaron el cuerpo, según la última versión del asesino confeso.

Martes, 29. El juez del caso ordena que se busque el cadáver en una zanja cerca de la casa de la ex novia de Miguel Carcaño, después de que ésta confesara que Carcaño le dijo que escondió allí el cuerpo.

NOVIEMBRE 2009

Viernes, 6. El juez que investiga la muerte de Marta deniega la libertad solicitada por Samuel, amigo del asesino confeso y acusado de ayudarle a ocultar el cadáver de la víctima. Considera que puede destruir pruebas.

Viernes, 20. El juez rechaza volver a buscar el cuerpo en la zona de la zanja de Camas donde ya se buscó en septiembre sin resultados positivos, al entender que no existe un motivo "razonable" para ello.

DICIEMBRE 2009

Jueves, 10. La Audiencia Provincial de Sevilla acepta la petición de libertad provisional solicitada por el letrado de Samuel Benítez, por lo que el joven abandona la cárcel de Huelva en la que permanecía preso desde el pasado 17 de febrero.

Lunes, 14. La Fiscalía de Sevilla ve indicios "suficientes" sobre la participación de Francisco Javier Delgado -hermano de Miguel Carcaño, asesino confeso de Marta del Castillo- y su novia María García, como encubridores en la desaparición y presunto asesinato de la joven sevillana.

Miércoles, 16. Los padres de Marta acuden a la presentación del primer libro sobre la tragedia de su hija: Hay chicos malos, del periodista Alfonso Egea. En ella confiensan en una entrevista a 20 minutos que "necesitamos saber si abusaron de ella".

ENERO 2010

Domingo, 24. Se cumple un año de la desaparición y todo por aclarar en el caso.

Viernes, 28. La Fiscalía de Sevilla ha pedido un total de 52 años de cárcel para el asesino confeso de Marta, Miguel Carcaño, en una calificación que incluye la novedad de contemplar un delito contra la integridad moral cometido contra los padres y hermanas de la víctima.

FEBRERO 2010

Viernes, 26. El juez convoca a los cuatro acusados que son mayores de edad el próximo 12 marzo para la llamada a audiencia preliminar, paso previo a remitir el caso a un tribunal del jurado. Además, el juez ordena volver a buscar el cuerpo de la joven en Camas.

MARZO 2010

Miércoles, 3. El juzgado de Sevilla emite un oficio en el que ordena a la Policía buscar el cuerpo de la joven en la zona de Caño Ronco de Camas próxima al domicilio de la ex pareja de Miguel Carcaño.

Martes, 9. La Policía comienza a buscar el cadáver de la joven sevillana en la localidad de Camas, a pesar de que la Audiencia de Sevilla reconoce que las posibilidades de hallar el cuerpo son "remotas". El abuelo de Marta asegura que "es el último cartucho a quemar".

Miércoles, 10. La Policía concluye sin éxito las tareas de búsqueda de Marta del Castillo en la zona de Caño Ronco de Camas.

Viernes, 12. La novia del asesino de Marta ratifica que el cadáver está a 600 metros de donde se buscó en la audiencia preliminar. Además, la joven dice que éste se olvidó el móvil en su casa, lo que invalida su coartada.

Martes, 16. Un ciudadano anónimo entregará una recompensa de un millón de euros a quien dé "una pista fiable" que conduzca a la localización del cuerpo de la joven sevillana.

Viernes, 26. La Policía Nacional detiene a dos hombres por llamar a los padres de Marta diciéndoles que tenían en su poder una carta en la que el imputado Samuel Benítez narraba los hechos sucedidos la noche del 24 al 25 de enero de 2009.

ABRIL 2010

Lunes, 12. El juez imputa dos delitos de violación y uno de asesinato a Miguel C.D.,  autor confeso de la muerte de Marta. El juez mantiene el relato de los hechos e insiste en que un jurado popular debe enjuiciar el caso.

JULIO 2010

Miércoles,7 . La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía admite la recusación presentada por tres acusados contra la jueza designada presidenta del jurado popular al entender que "ha habido contacto relevante con la instrucción" y, por tanto, "la absoluta imparcialidad objetiva ha de ser puesta seriamente en duda".

SEPTIEMBRE  2010

Jueves, 2 . El juez que debía presidir el jurado popular por la muerte y violación de la joven Marta del Castillo ordena que el caso pase a un tribunal profesional, a la vista de la última jurisprudencia del Tribunal Supremo sobre las competencias del jurado.

NOVIEMBRE  2010

Martes, 16. El menor imputado por la violación y muerte de Marta del Castillo, Javier G.M., apodado "El Cuco", es retornado a un piso tutelado de menores después de que la policía lo detectara a menos de 50 kilómetros de Sevilla, vulnerando la orden de alejamiento, según han dicho fuentes policiales. "El Cuco" fue localizado en un control policial en el kilómetro 26 de la autopista AP-4, que une Sevilla y Cádiz, cuando al parecer se desplazaba hacia la capital sevillana para asistir a una fiesta de cumpleaños.

Viernes, 26. La dirección de la cárcel de Morón de la Frontera (Sevilla) decide que Miguel Carcaño, continúe "apartado" del resto de internos de la prisión, sometido así a un régimen de protección especial para evitar posibles agresiones.

ENERO 2011

Jueves, 19. Los abogados de Francisco Javier Delgado y de María García, imputados por la desaparición y asesinato de Marta, presentan sendos escritos en los que solicitan que no se celebre el juicio contra El Cuco. Los letrados subrayan la conveniencia de que se celebre un solo juicio y advierten de la posible causa de nulidad si se celebran dos vistas por separado, la del menor y la de los cuatro mayores de edad imputados.

Lunes, 24. Se inicia el juicio contra El Cuco en Sevilla. El menor imputado por la muerte de la joven reitera su inocencia y afirma que no estuvo en el piso donde se cometió el crimen ni trasladó el cadáver pues pasó la noche de los hechos de "botellón" con sus amigos.

Miércoles, 26. Miguel Carcaño, su hermano Javier y su amigo Samuel Benítez comparecen en laAudiencia Provincial de Sevilla sin ofrecer ningún dato nuevo sobre el caso. Todos se han acogido finalmente a su derecho a no declarar. La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) decide que un tribunal profesional, y no un jurado popular, sea el encargado de enjuiciar la violación y el asesinato de Marta.

Viernes, 28. Los policías que investigaron la desaparición declaran que 'El Cuco' se derrumbó y estuvo a punto de confesar cuando le dijeron que habían encontrado su ADN junto con el de la víctima en el piso donde fue asesinada.

Lunes, 31. Siete policías que inspeccionaron el piso donde presuntamente murió la joven sevillana aseguran al juez que había restos de sangre en cuatro lugares distintos del dormitorio del asesino confeso.

FEBRERO 2011

Martes, 1. Miguel Carcaño declara que sus amigos Samuel Benítez y 'El Cuco' se deshicieron del cuerpo de Marta en un lugar que desconoce y que él se quedo limpiando los restos de sangre del piso en el que presuntamente falleció.

Miércoles, 2. Antonio del Castillo, padre de la víctima, e Inmaculada Torres, su abogada, aseguran que en el juicio está quedando patente la "obsesión" de 'El Cuco' con Marta. Del Castillo, afirma que estaba "encaprichado, enamorado" de ella. No obstante, según fuentes de la Fiscalía, ha habido testigos (amigos de Marta y Miguel Carcaño, asesino confeso) que han señalado que la relación que entre Javier G. M. y Marta era normal y otros que han llegado a decir que al menor le gustaba la víctima.

Jueves, 3. Uno de los testigos afirma en el juicio contra 'El Cuco' que vio en la zona de León XIII a dos hombres (uno más alto que otro), de oscuro y con los rostros ocultos por las capuchas de sus sudaderas, llevando una silla de ruedas con un bulto envuelto en una manta, sobre las 2.00 h del día 25 de enero de 2009.

Viernes, 4. 'El Cuco' carece de coartada durante unas dos horas, coincidiendo con la franja en la que fue asesinada la joven, según testigos que han declarado en el juicio. Entre las 20.00 o 20.30 horas del 24 de enero de 2009 y las 22 horas, cuando se fue de un "botellón" en el Polígono San Pablo y llegó a otro en Santa Clara, nadie vio a 'El Cuco', en un horario que coincide con la hora en la que, según las acusaciones, fue asesinada Marta, entre las 20.30 y las 21 horas.

MARZO 2011

Jueves, 24. El menor apodado 'El Cuco', juzgado por la violación y muerte de la joven sevillana Marta del Castillo, ha sido condenado a tres años de reclusión en un centro de menores, seguidos de otros dos años de libertad vigilada, por un delito de encubrimiento. La sentencia absuelve al menor de los delitos de violación y asesinato, lo que ha sido calificado como "un jarro de agua helada" por el abuelo de Marta, José Antonio Casanueva, que ha acudido a recoger la sentencia en nombre de la familia.

SEPTIEMBRE 2011

Martes, 27. La Fiscalía pide a la Audiencia de Sevilla (en la apelación contra la sentencia de 'El Cuco'), que condene al menor a seis años de internamiento y tenga en cuenta la acusación de Carcaño.

OCTUBRE 2011

Lunes, 17. Casi tres años después de la desaparición de la joven, se inició el juicio en el que está previsto que finalice el 30 de noviembre, declararán los 4 acusados y 90 testigos. La primera sesión se ha suspendido para resolver todas las peticiones realizadas por parte de la acusación y las defensas. Los padres de Marta del Castillo han solicitado la inconstitucionalidad de la Ley del Menor.

Martes, 18. El tribunal ha desestimado todas las peticiones previas de la acusación y las defensas, entre ellas la petición de inconstitucionalidad de la Ley del Menor. El interrogatorio de los acusados ha comenzado con el autor confeso de la muerte de Marta, Miguel Carcaño, que se ha reafirmado en una de sus primeras versiones negando la violación de la joven y admitiendo que le dio un golpe con un cenicero en medio de una discusión. En una declaración fría, Carcaño ha dicho que El Cuco y Samuel Benítez se deshicieron del cuerpo de la joven, sin que él sepa de su paradero.

Miércoles, 19. Samuel Benítez, presunto cómplice en la desaparición de Marta; y Francisco Javier Delgado, hermano de Miguel Carcaño y acusado de encubrimiento; niegan durante el juicio haber tenido nada que ver con la ocultación del cuerpo de la joven y aseguran desconocer su paradero.

Lunes, 24. Los padres de Marta del Castillo protagonizan la cuarta sesión del juicio. El padre dice que "si apareciera el cuerpo se rebajaría mucho nuestro sufrimiento".  También ha habido un careo en el que Miguel Carcaño le ha dicho a Samuel: "Tú eras más listo que yo, por eso yo estoy en la cárcel y tú fuera".

NOVIEMBRE 2011

Miércoles, 2.El Francisco Javier García Marín, conocido como 'El Cuco'' y condenado por un delito de encubrimiento en relación al caso de Marta del Castillo, confesó a la Policía que, el día de los hechos, estuvo en el piso de León XIII donde se cometió el crimen y vio a la víctima "muy ensangrentada", según ha testificado este miércoles un agente del Cuerpo Nacional de Policía durante la séptima jornada del juicio por la violación y el asesinato de la joven sevillana.

Jueves, 3. La exnovia de Miguel Carcaño implica al hermano de éste, Francisco Javier Delgado en el crimen. Asegura que ambos golpearon reiteradamente a Marta del Castillo.

Lunes, 7. Una testigo reconoce que la noche en que mataron a Marta, Samuel Benítez estuvo todo el tiempo pendiente del teléfono móvil. Además, los padres de Marta del Castillo han dicho que están insatisfechos con el resultado del juicio, porque están saliendo demasiadas versiones y demasiadas contradicciones.

Martes, 8. Susana G.G., la madre de Alejandra, la mejor amiga de Marta del Castillo, asegura en su testimonio ante el tribunal que enjuicia la muerte de la menor que Delgado, hermano de Miguel Carcaño, el asesino confeso, le dijo el día de la desaparición de la joven sevillana que no la conocía y poco después le reconoció que incluso la vio en el piso en el que la mataron.

Miércoles, 9. El padre de Marta del Castillo, Antonio del Castillo, afirma que la policía está desarrollando una investigación sobre algo "muy importante" desde hace unos veinte días, pero que no puede dar ningún detalle para no desvelar algo que no debe.

Lunes, 14. El fiscal del caso revela que ha aparecido un nuevo testigo que trasladó a Francisco Javier Delgado, hermano del asesino confeso, Miguel Carcaño, hasta el domicilio de la calle León XIII en la madrugada del crimen.

Martes, 15. El tribunal cita a declarar a Rosalía García Marín, madre de 'El Cuco', el único acusado ya condenado por el caso, para la decimocuarta sesión del juicio, programada para el miércoles 16. El tribunal considera que el esguince de tobillo que sufrió el fin de semana no puede impedirle declarar.

Miércoles, 16. Rosalía G.M., madre del Cuco, comparece ante el tribunal en una silla de ruedas y con la pierna derecha escayolada por su esguince. La madre del Cuco, condenado por encubrir el crimen de Marta, asegura que le vio dormido en su casa a la hora en que supuestamente se produjo el traslado del cuerpo de la víctima.

Viernes, 18. El tribunal ha admitido la declaración como testigos en la vista oral del taxista que, casi tres años después de los hechos, ha asegurado ante la Policía Nacional que la madrugada del 25 de enero de 2009 trasladó al hermano del autor confeso del crimen desde la calle Luis Montoto, zona donde el acusado regentaba un bar, hasta León XIII, donde se ubica el piso donde tuvieron lugar los hechos, y de su mujer, a la que en los días posteriores a la desaparición comentó "anda mira que casualidad, yo el sábado llevé a un individuo a esa calle", en referencia a León XIII.

Lunes, 21. Declara el taxista que llevó a Francisco Javier Delgado al piso de León XIII. Lo describe con precisión y dice que no dijo nada antes, porque como "ya estaba detenido" pensó que no hacía falta. Explica que el hermano de Carcaño llevaba "una bolsa bien anudada". También declara la mujer del taxista que dice que temía verse involucrada.

Martes, 22. El asesino confeso de Marta del Castillo, Miguel Carcaño, tiene una "inteligencia normal a baja que le impide prever conductas a largo plazo" y es egoísta y manipulador, según los peritos que lo examinaron.  Tres forenses han dicho al tribunal que juzga la muerte de Marta que Carcaño que Carcaño es una persona que "manipula y miente", y además es "egocéntrico, pues "primero piensa en su propio beneficio y luego en el resto de las personas".

Miércoles, 23. El juez desestima las grabaciones de una cámara de seguridad que muestran a Francisco Javier Delgado, hermano de Carcaño, saliendo de su casa a las 21. 17 horas, lo que desmontaría su coartada de que permaneció allí hasta las 23. 30 horas. Declaran los psicólogos que han atendido a la familia de Marta. La madre sufre estrés postraumático, depresión y agotamiento físico y mental. Las hermanas sufren cefaleas, miedos y son incapaces de relajarse y de expresar su rabia.

Lunes, 28. La Fiscalía considera que Miguel Carcaño y 'el Cuco' violaron y posteriormente estrangularon a Marta del Castillo. El informe del fiscal mantiene que en el traslado del cadáver de la joven, que se realizó a primera hora de la madrugada, participaron además de 'el Cuco' y Carcaño, su hermano Francisco Javier Delgado y el joven Samuel Benítez. El fiscal sostiene que la versión real de los hechos es la que declaró Miguel Carcaño el 17 de marzo de 2009.

Martes, 29. El juicio queda visto para sentencia. Miguel Carcaño pide perdón a los padres; pero niega saber dónde está el cuerpo de Marta: "Si lo supiera, lo diría". Todos los acusados se reiteran en su inocencia. El hermano de Carcaño asegura que "entiende como padre" el dolor de los padres de Marta. El fiscal del caso pide 52 años de prisión para Miguel por los delitos de asesinato, dos delitos de agresión sexual y otro contra la integridad moral, mientras que ha solicitado ocho años para su hermano, Francisco Javier Delgado, y cinco para Samuel Benítez y María García.

ENERO 2012

Jueves, 12.El abuelo de Marta, José Antonio Casanueva, le indica al juez un nuevo lugar para buscar el cuerpo de su nieta situado en la llamada "Ruta del Agua" entre las localidades sevillanas de Camas y Valencina de la Concepción, muy cerca del domicilio donde entonces vivía el asesino confeso de Marta, Miguel Carcaño. El lugar señalado es de fácil acceso y tiene en sus proximidades un arroyo con mucha maleza, por lo que pudo ser visto como un lugar idóneo para deshacerse del cuerpo de la víctima.

Viernes, 13.La Audiencia de Sevilla ha condenado a Miguel Carcaño a 20 años de cárcel por el asesinato de la joven Marta del Castillo y ha sido absuelto del delito de violación, en una sentencia que ha absuelto a sus tres presuntos cómplices.

Martes, 17. Se convoca una manifestación para el 24 de enero en repulsa por la sentencia de la Audiencia de Sevilla. Además de recordar a la joven en el tercer aniversario desde la desaparición de Marta.

Martes, 24. Hasta 40 ciudades españolas, además de Múnich (Alemania), celebran otras tantas manifestaciones que han acompañado a la principal celebrada en Sevilla en repulsa por la sentencia que condena a 20 años de prisión a Miguel Carcaño por el asesinato de la joven Marta del Castillo. Justo este día se cumplen tres años de los trágicos hechos.

Jueves 26. La fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, anuncia que van a recurrir la sentencia que sólo condenó a Miguel Carcaño por asesinato y van a pedir que se incluya a su hermano Francisco Javier Delgado y a su amigo Samuel Benítez como cómplices. La Fiscalía también pedirá que los acusados paguen los 616.000 euros que costó buscar el cuerpo de la joven, pero no va a recurrir la parte de la sentencia que absolvió a Carcaño de violación ni la absolución de María García, novia de Francisco Javier, también acusada inicialmente de encubrimiento.

FEBRERO 2012

Viernes 11. El juzgado de Menores de Sevilla ha dejado en suspenso la ejecución de los embargos sobre los bienes de los padres de 'El Cuco', el joven condenado por encubrir el asesinato de Marta del Castillo, a la espera de que se resuelva su recurso ante el Tribunal Supremo para no pagar los 414.908 euros que costó buscar el cuerpo en el río Guadalquivir.

Viernes 24. La Fiscalía solicita al Tribunal Supremo (TS) que ordene la celebración de un nuevo juicio y anule la sentencia porque considera que se trata de un fallo "inadmisible desde los parámetros de la lógica" y contiene afirmaciones de hechos "imposibles".

MARZO 2012

Lunes 12. La defensa de Miguel Carcaño, el joven condenado a 20 años de cárcel por el asesinato de Marta del Castillo, ha pedido al Tribunal Supremo que la pena quede reducida a doce años y medio y los hechos sean calificados como homicidio simple.

ABRIL 2012

Lunes 16La Audiencia de Sevilla confirma el cómputo hecho por el juez de Menores respecto al internamiento del joven apodado El Cuco, condenado por encubrir el crimen de Marta del Castillo, por lo que quedará definitivamente libre en marzo de 2013.

El 24 de enero de 2009 Marta del Castillo, de 17 años, salió a pasear con unos amigos por Sevilla. Pero la joven no volvió a casa. Sus padres lanzaron una búsqueda que ganó de inmediato miles de apoyos y mantuvo en vilo al país entero.

Encuesta

¿Crees que beneficia a los padres de menores desaparecidos reunirse con el presidente del Gobierno?

17%
17% Sí, puede ayudarles a superar mejor su dolor.
53%
53% No, reunirse con el presidente no cambia las cosas.
30%
30% No creo ni que les beneficie ni que les afecte.

Encuesta

¿Estarías dispuesto a dejar de ver la televisión por una cobertura mediática como la del caso de Marta?

53%
53% Sí, hay que castigar a los medios de comunicación cuando hacen barbaridades como esta.
17%
17% Eso es una tontería. Millones de personas vemos la televisión, será por que nos gusta.
31%
31% Estoy de acuerdo en que la cobertura ha sido una vergüenza pero algo así no serviría para nada.

Encuesta

¿Apoyarías que se instaure la cadena perpetua en España?

78%
78% Sí, pero sólo para delitos muy graves.
22%
22% No, bastaría con que se cumplieran las penas íntegras.

Encuesta

¿Están tratando bien los medios el 'caso Marta del Castillo'?

9%
9% Sí, todos lo medios están tratando el tema con rigor.
29%
29% La mayoría sí, pero algunos sólo buscan el morbo.
62%
62% No, casos como este son tratados casi como un espectáculo.

La Policía, mientras tanto, inició una investigación que se saldó con varios detenidos y la confesión de uno de ellos: Marta había sido asesinada. Una confesión que a lo largo de la difícil investigación ha sufrido de cambios, desmentidos y contradicciones, y que por fin llegó a juicio tras un largo periplo.

La siguiente es una cronología del polémico caso.

ENERO 2009

Sábado, 24. Marta del Castillo Casanueva, una sevillana de 17 años, sale a pasear por la tarde con unos amigos en el barrio Tartessos de la capital andaluza. No regresa a casa.

Domingo, 25. Los padres de Marta denuncian su desaparición a la Policía.

Martes, 27. La Policía Nacional toma declaración a toda la familia y a los amigos de la joven. Se reciben llamadas diciendo que la joven ha sido vista en Cádiz y en Jerez.

Miércoles, 28. Agentes especializados se desplazan a Sevilla para sumarse a la investigación policial. Todavía no descarta ninguna hipótesis, incluida la de que Marta hubiese decidido desaparecer voluntariamente.

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla decreta el secreto de las actuaciones en el caso.

Sábado, 31. Una semana después de la desaparición de Marta, la familia recibe el apoyo de unas 2.000 personas, que se manifiestan en Sevilla para expresar su solidaridad.

FEBRERO 2009

Martes, 3. El padre de Marta, Antonio del Castillo, declara "estar seguro" de que a Marta "se la han llevado".

Miércoles, 4. La Policía empieza a trabajar sobre el hecho de que no se trata de una huida voluntaria.

Sábado, 7. Marta lleva dos semanas desaparecida. Más de 3.000 personas vuelven a manifestarse en Sevilla, esta vez para exigir que se incremente el número de los agentes policiales y perros que participan en la búsqueda de la joven. La ciudad se llena de carteles con la imagen de la joven.

Sábado, 14. Al cumplirse la tercera semana de la desaparición se produce el hecho más importante hasta ahora: La Policía detiene a Miguel C. D., un joven de 19 años, antiguo novio de Marta, que declara que la chica está muerta y se confiesa autor del crimen. La Policía arresta asimismo a un amigo de Miguel, Samuel B. P., también de 19 años.

Miguel confiesa que mató a Marta, con la que había mantenido una breve relación en el pasado, de un golpe en la cabeza con un cenicero durante una discusión entre ambos, en casa del joven, un piso de la calle León XIII de Sevilla. Añade que, con la ayuda de sus amigos, arrojó el cuerpo al río Guadalquivir, concretamente, entre el descampado del Charco de la Pava y la localidad de Camas. La Guardia Civil comienza a rastrear la zona.

La familia de la joven agradece las muestras de apoyo recibidas.

Domingo, 15. La Policía reanuda las labores de búsqueda en el Guadalquivir. Trabajan en un tramo de 80 kilómetros, dividido en siete secciones.

La novia de Miguel, Rocío, de 14 años, aparece por la noche en un programa de televisión dando detalles sobre su noviazgo con el presunto agresor.

Lunes, 16. Dos nuevas detenciones relacionadas con el caso: La Policía arresta a Javier G. M., alias El Cuco, un menor de 15 años de edad, y a Francisco Javier M. D., hermanastro de Miguel, de 40 años. Ya hay cuatro detenidos.

Ese mismo día, Miguel y Samuel son enviados a prisión, sin fianza, por el juez. Están acusados de presuntos delitos de asesinato, que será homicidio en el caso de que Marta estuviese ya muerta cuando fue arrojada al río. También se les acusa de detención ilegal sin dar razón del paradero.

Por su parte, el Juzgado de Menores decreta el internamiento en régimen cerrado de Javier G. M., como supuesto encubridor del homicidio.

La Fiscalía, mientras, abre diligencias contra Rocío por posible "daño irreparable" debido a su intervención en televisión la noche anterior.

Fuentes de la investigación añaden detalles sobre el caso: Marta habría sido sacada de casa de su ex novio en silla de ruedas y luego transportada en moto.

Y entre tanto, continúa la búsqueda del cadáver en el Guadalquivir.

Martes, 17. La Policía se desplaza a la casa de Miguel y reconstruye los hechos. Están presentes el propio asesino confeso y su hermanastro.

Samuel, el amigo de Miguel, niega su participaciónen el asesinato de Marta y asegura que tiene coartada. Sostiene que participó incluso en la búsqueda de la joven durante la noche de su desaparición.

El Jefe Superior de Policía de Andalucía Occidental, Enrique Álvarez Riestra, responsable de la investigación, no descarta que se produzcan nuevas detenciones.

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, dice que el 'caso Marta del Castillo' se ha convertido en "un circo mediático".

Miércoles, 18. Los padres de Marta dan una rueda de prensa en el portal de su casa. Agradecen la labor de las Fuerzas de Seguridad y piden la cadena perpetua para los asesinos de su hija.

Jueves, 19. El juez decreta prisión incondicional para el hermanastro de Miguel, que niega las acusaciones. Francisco Javier mantiene que tiene pruebas de que no estuvo en el domicilio donde supuestamente sucedieron los hechos en la madrugada del 24 al 25 de enero.

El defensor del menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, pide a los ciudadanos una "huelga de mandos caídos y radios apagadas" debido a la cobertura informativa del asesinato de Marta del Castillo. A su entender, los contenidos de los medios de comunicación "a partir de las cinco de la tarde son bazofia".

Viernes, 20. La búsqueda en el Guadalquivir cumple una semana. Submarinistas rastrean los colectores que dan al río en busca del cadáver de Marta.

Sábado, 21. Se cumple un mes de la desaparición de Marta. Centenares de personas piden en Madrid un endurecimiento de las penas.

En este momento, y a pesar de las contradicciones entre las declaraciones de los detenidos, la versión oficial de los hechos que maneja la Policía es la siguiente: Miguel recogió a Marta sobre las 18,00 horas del 24 de enero y, tras dar varias vueltas por la ciudad, la llevó en su moto a su casa.

Allí, y tras una discusión, la golpeó en la cabeza con un cenicero. Después, siempre de acuerdo con esta versión de los hechos, avisó desde una cabina a su amigo Samuel, quien habría acudido junto con El Cuco en el coche de la madre de este último. Javier, el hermanastro de Miguel, estaba en el domicilio aquella tarde y podría haber ayudado a limpiar la sangre de la víctima.

Miguel, Samuel y El Cuco sacaron de la casa el cuerpo de Marta envuelto en una manta y se lo llevaron en el coche para deshacerse de él. Samuel y El Cuco iban en el vehículo, y Miguel en moto. Javier se habría quedado en el piso limpiando los restos de sangre.

Domingo, 22. El padre de Marta cree que los restos de su hija deberían haber aparecido ya, y sospecha que la versión sobre el destino del cadáver ha sido "acordada".

Martes, 24. Antonio del Castillo se reúne en La Moncloa con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y le pide la incorporación al Código Penal de la pena de cadena perpetúa para castigar delitos como el asesinato de su hija. Del Castillo asegura que el presidente se comprometió a estudiar una reforma del Código para que los condenados por estos delitos cumplan íntegramente sus penas, pero que rechazó la cadena perpetua.

Viernes, 27. El Consejo Audiovisual de Andalucía denuncia el tratamiento informativo del caso de Marta por parte de los medios de comunicación y destaca, en concreto, la difusión de diversas entrevistas realizadas por Telecinco y Antena 3 a Rocío, la adolescente de 14 años relacionada con Miguel.

Sábado, 28. Se cumplen cinco semanas desde la desaparición de la joven. La campaña iniciada hace siete días por la instauración de la cadena perpetua en España lleva recogidas 50.000 firmas.

MARZO 2009

Martes, 3. Los padres de Marta se personan como acusación particular en el caso.

La esposa de Francisco Javier D. M., el hermano mayor de Miguel, asegura que estuvo con el asesino confeso la noche del crimen.

Miércoles, 4. El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, visita el domicilio de Marta y se reúne con los padres .

Jueves, 5. El padre de Marta declara que existe un montaje para que no aparezca su hija y que "un adulto" podría haber ayudado a los detenidos a montar una coartada: "Están organizados para que mi hija no aparezca jamás", dice.

Sábado, 7. Se cumplen seis semanas desde que Marta desapareció.

Martes, 10. Miguel confirma sus declaraciones ante el juez, mientras que El Cuco, el presunto cómplice de 15 años, se desdice y alega que "lo inventó todo" debido "a la presión" de la Policía. Añade que se limitó a relatar lo que había oído en la televisión.

Francisco Caamaño, nuevo ministro de Justicia, en sustitución del dimitido Mariano Fernández Bermejo, se estrena en una sesión de control en el Senado y descarta la implantación en España de la cadena perpetua.

Viernes, 13. Después de mes y medio asegurando que desconocía los hechos, Rocío, la novia de Miguel, se desdice: Ahora afirma que Miguel le confesó el crimen a la mañana siguiente, cuando éste volvió de trabajar, y que dejó la ropa que había usado aquella noche metida en la bañera y mojada.

La Policía confirma que en el asiento trasero del coche de la madre de El Cuco había fibras de la manta con la que envolvieron a Marta, así como restos de ADN de la menor.

Sábado, 14. Se cumplen siete semanas de la desaparición. Los expertos buscan a Marta en el río con un rastrillo especial de dos metros.

Lunes, 16. Miguel rectifica su declaración ante el juez. El autor confeso del crimen dice ahora que no arrojó el cuerpo de Marta del Castillo a un río, sino a un contenedor de basura, en un vertedero. Horas después vuelve a cambiar su declaración y añade que no fue él, sino El Cuco, quien mató a Marta, estrangulándola con un cable, y después de que ambos la amenazasen con una navaja mientras la violaban.

Se suspende el dispositivo de búsqueda en el Guadalquivir.

Martes, 17. El juez ordena un careo entre Miguel y El Cuco para tratar de esclarecer dónde se encuentra el cuerpo de Marta. El encuentro entre ambos se prolonga durante una hora.

Los expertos que investigan la desaparición inspeccionan el vertedero de Montemarta-Cónica, en Alcalá de Guadaíra, donde se arroja la basura de toda la ciudad de Sevilla.

El abogado de Miguel, Antonio Jiménez, renuncia a defenderle, alegando que los cambios en las declaraciones del autor confeso del crimen hacen imposible desarrollar una estrategia coherente de defensa.

Miércoles, 18. La Policía busca restos biológicos en una navaja encontrada en una alcantarilla situada frente a la vivienda de Miguel.

Jueves, 19. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se reúne durante media hora con el padre de Marta y le transmite que "todos los recursos de la Policía y del Gobierno están a disposición de la investigación" y de la búsqueda del cadáver de la chica.

El juez encargado del caso, Francisco de Asís Molina, formaliza en un auto la orden de búsqueda del cuerpo de la menor en el vertedero de Alcalá de Guadaíra.

Viernes, 20. A las ocho de la mañana, se reanuda la búsqueda en el vertedero.

La abogada de oficio que le fue asignada a Miguel C. renuncia también a defenderle.

Sábado, 21. La búsqueda en el vertedero del cuerpo de Marta (que lleva desaparecida ya ocho semanas) se aplaza hasta el lunes.

Martes, 24. La búsqueda de la chica se ve complicada por la intensa lluvia que cae sobre Sevilla, justo el día en el que se cumplen dos meses de la desaparición de la joven. En este día, los técnicos ya se encontraban en la llamada 'zona sensible', donde se podría encontrar el cuerpo.

Miguel, el autor confeso, ya tiene un nuevo abogado, y es el tercero. En concreto, es una letrada especializada en narcotráfico.

Miércoles, 25. El padre de Marta, Antonio del Castillo, ha acudido al vertedero donde se busca alguna pista de su hija.

Viernes, 27. Miguel Carcaño intenta quitarse la vida en la prisión de Morón de la Frontera ahorcándose del cordón de su chándal.

Martes, 31. Tres testigos aseguran ahora que Samuel no estuvo en el piso donde Marta pudo ser asesinada, con lo que no habría ayudado a Miguel a deshacerse del cadáver.

ABRIL 2009

Martes, 14. El juez Francisco de Asís Molina ordena la detención de la novia de Francisco Javier D.M., hermano mayor de Miguel Carcaño, el asesino confeso de Marta. Podría estar implicada en la desaparición y muerte de la joven. Fue puesta en libertad con cargos.

Miércoles, 15. El PP pedirá responsabilidades a la Junta de Andalucía por los "fallos garrafales" cometidos en el caso, según anunció la portavoz parlamentaria del PP andaluz, Esperanza Oña.

MAYO 2009

Martes, 5. La Policía elabora un informe acerca del registro de las llamadas hechas por los implicados la noche de los hechos. En el documento se recoge que Miguel Carcaño llamó al móvil de la víctima cuando ya estaba muerta para "buscar una posible coartada".

Miércoles, 6. En una carta escrita desde prisión, Francisco Javier acusa a su hermano Miguel Carcaño de engañarlo y defiende su inocencia.

Miércoles, 20. Excarcelan a Francisco Javier Delgado, hermano de Miguel Carcaño, al considerar el juez que su participación en la desaparición y presunta muerte de Marta es "muy limitada".

Martes, 26. El juez que investiga la muerte de Marta impone a los cuatro procesados el pago de una fianza conjunta de 240.000 euros para hacer frente a la futura indemnización a la familia de la víctima. El hermano de Miguel presentará como aval la casa donde presuntamente fue asesinada la joven.

Viernes, 29. María, novia de Francisco Javier Delgado, se declara insolvente para pagar la fianza. Durante la misma jornada se conoce que la defensa de Francisco Javer ha pedido al juez que le sean retirados los cargos.

JUNIO 2009

Jueves, 25. El juez que investiga la muerte de Marta rechaza la nulidad de las escuchas a los imputados en la cárcel, aunque ordena que se destruyan los soportes magnéticos, digitales y las transcripciones de la parte de las conversaciones que mantuvieron con sus abogados.

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla accede a la petición de la defensa de Miguel Carcaño de que su cliente sea sometido a un examen psiquiátrico.

JULIO 2009

Jueves, 2. Miguel Carcaño se sometió por espacio de unos 40 minutos a la primera parte del examen psiquiátrico en la clínica forense ubicada en los juzgados del Prado.

Martes, 7. La Fiscalía imputa a 'El Cuco' el asesinato y la violación de Marta del Castillo.

Viernes, 10. Varios amigos de Marta han esperado a Miguel Carcaño a las puertas de la clínica forense donde el principal imputado se ha sometido al segundo examen psiquiátrico para exigirle que "si tanto habéis querido a Marta, acabad con el dolor de esta familia y decid de una vez dónde está".

SEPTIEMBRE 2009

Miércoles, 2. El juez ha decidido que sea un jurado popular quien juzgue a los cuatro imputados mayores de edad (Miguel C., Samuel B., Francisco Javier D., y María G.).

Miércoles, 9. El juez cita a los cuatro procesados mayores de edad y al resto de partes para comunicar los cargos que se les imputan a los acusados. Miguel Carcaño declara a petición propia y cambia de nuevo su versión de los hechos para negar que violara a Marta. La familia acusa a los procesados de profanamiento de cadáver.

Viernes, 25. El abogado de Samuel B.P. pide al juez que reclame un billete de autobús que le fue incautado al joven cuando fue detenido y que demostraría que no pudo conducir el coche de un tío suyo con el que trasladaron el cuerpo, según la última versión del asesino confeso.

Martes, 29. El juez del caso ordena que se busque el cadáver en una zanja cerca de la casa de la ex novia de Miguel Carcaño, después de que ésta confesara que Carcaño le dijo que escondió allí el cuerpo.

NOVIEMBRE 2009

Viernes, 6. El juez que investiga la muerte de Marta deniega la libertad solicitada por Samuel, amigo del asesino confeso y acusado de ayudarle a ocultar el cadáver de la víctima. Considera que puede destruir pruebas.

Viernes, 20. El juez rechaza volver a buscar el cuerpo en la zona de la zanja de Camas donde ya se buscó en septiembre sin resultados positivos, al entender que no existe un motivo "razonable" para ello.

DICIEMBRE 2009

Jueves, 10. La Audiencia Provincial de Sevilla acepta la petición de libertad provisional solicitada por el letrado de Samuel Benítez, por lo que el joven abandona la cárcel de Huelva en la que permanecía preso desde el pasado 17 de febrero.

Lunes, 14. La Fiscalía de Sevilla ve indicios "suficientes" sobre la participación de Francisco Javier Delgado -hermano de Miguel Carcaño, asesino confeso de Marta del Castillo- y su novia María García, como encubridores en la desaparición y presunto asesinato de la joven sevillana.

Miércoles, 16. Los padres de Marta acuden a la presentación del primer libro sobre la tragedia de su hija: Hay chicos malos, del periodista Alfonso Egea. En ella confiensan en una entrevista a 20 minutos que "necesitamos saber si abusaron de ella".

ENERO 2010

Domingo, 24. Se cumple un año de la desaparición y todo por aclarar en el caso.

Viernes, 28. La Fiscalía de Sevilla ha pedido un total de 52 años de cárcel para el asesino confeso de Marta, Miguel Carcaño, en una calificación que incluye la novedad de contemplar un delito contra la integridad moral cometido contra los padres y hermanas de la víctima.

FEBRERO 2010

Viernes, 26. El juez convoca a los cuatro acusados que son mayores de edad el próximo 12 marzo para la llamada a audiencia preliminar, paso previo a remitir el caso a un tribunal del jurado. Además, el juez ordena volver a buscar el cuerpo de la joven en Camas.

MARZO 2010

Miércoles, 3. El juzgado de Sevilla emite un oficio en el que ordena a la Policía buscar el cuerpo de la joven en la zona de Caño Ronco de Camas próxima al domicilio de la ex pareja de Miguel Carcaño.

Martes, 9. La Policía comienza a buscar el cadáver de la joven sevillana en la localidad de Camas, a pesar de que la Audiencia de Sevilla reconoce que las posibilidades de hallar el cuerpo son "remotas". El abuelo de Marta asegura que "es el último cartucho a quemar".

Miércoles, 10. La Policía concluye sin éxito las tareas de búsqueda de Marta del Castillo en la zona de Caño Ronco de Camas.

Viernes, 12. La novia del asesino de Marta ratifica que el cadáver está a 600 metros de donde se buscó en la audiencia preliminar. Además, la joven dice que éste se olvidó el móvil en su casa, lo que invalida su coartada.

Martes, 16. Un ciudadano anónimo entregará una recompensa de un millón de euros a quien dé "una pista fiable" que conduzca a la localización del cuerpo de la joven sevillana.

Viernes, 26. La Policía Nacional detiene a dos hombres por llamar a los padres de Marta diciéndoles que tenían en su poder una carta en la que el imputado Samuel Benítez narraba los hechos sucedidos la noche del 24 al 25 de enero de 2009.

ABRIL 2010

Lunes, 12. El juez imputa dos delitos de violación y uno de asesinato a Miguel C.D.,  autor confeso de la muerte de Marta. El juez mantiene el relato de los hechos e insiste en que un jurado popular debe enjuiciar el caso.

JULIO 2010

Miércoles,7 . La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía admite la recusación presentada por tres acusados contra la jueza designada presidenta del jurado popular al entender que "ha habido contacto relevante con la instrucción" y, por tanto, "la absoluta imparcialidad objetiva ha de ser puesta seriamente en duda".

SEPTIEMBRE  2010

Jueves, 2 . El juez que debía presidir el jurado popular por la muerte y violación de la joven Marta del Castillo ordena que el caso pase a un tribunal profesional, a la vista de la última jurisprudencia del Tribunal Supremo sobre las competencias del jurado.

NOVIEMBRE  2010

Martes, 16. El menor imputado por la violación y muerte de Marta del Castillo, Javier G.M., apodado "El Cuco", es retornado a un piso tutelado de menores después de que la policía lo detectara a menos de 50 kilómetros de Sevilla, vulnerando la orden de alejamiento, según han dicho fuentes policiales. "El Cuco" fue localizado en un control policial en el kilómetro 26 de la autopista AP-4, que une Sevilla y Cádiz, cuando al parecer se desplazaba hacia la capital sevillana para asistir a una fiesta de cumpleaños.

Viernes, 26. La dirección de la cárcel de Morón de la Frontera (Sevilla) decide que Miguel Carcaño, continúe "apartado" del resto de internos de la prisión, sometido así a un régimen de protección especial para evitar posibles agresiones.

ENERO 2011

Jueves, 19. Los abogados de Francisco Javier Delgado y de María García, imputados por la desaparición y asesinato de Marta, presentan sendos escritos en los que solicitan que no se celebre el juicio contra El Cuco. Los letrados subrayan la conveniencia de que se celebre un solo juicio y advierten de la posible causa de nulidad si se celebran dos vistas por separado, la del menor y la de los cuatro mayores de edad imputados.

Lunes, 24. Se inicia el juicio contra El Cuco en Sevilla. El menor imputado por la muerte de la joven reitera su inocencia y afirma que no estuvo en el piso donde se cometió el crimen ni trasladó el cadáver pues pasó la noche de los hechos de "botellón" con sus amigos.

Miércoles, 26. Miguel Carcaño, su hermano Javier y su amigo Samuel Benítez comparecen en laAudiencia Provincial de Sevilla sin ofrecer ningún dato nuevo sobre el caso. Todos se han acogido finalmente a su derecho a no declarar. La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) decide que un tribunal profesional, y no un jurado popular, sea el encargado de enjuiciar la violación y el asesinato de Marta.

Viernes, 28. Los policías que investigaron la desaparición declaran que 'El Cuco' se derrumbó y estuvo a punto de confesar cuando le dijeron que habían encontrado su ADN junto con el de la víctima en el piso donde fue asesinada.

Lunes, 31. Siete policías que inspeccionaron el piso donde presuntamente murió la joven sevillana aseguran al juez que había restos de sangre en cuatro lugares distintos del dormitorio del asesino confeso.

FEBRERO 2011

Martes, 1. Miguel Carcaño declara que sus amigos Samuel Benítez y 'El Cuco' se deshicieron del cuerpo de Marta en un lugar que desconoce y que él se quedo limpiando los restos de sangre del piso en el que presuntamente falleció.

Miércoles, 2. Antonio del Castillo, padre de la víctima, e Inmaculada Torres, su abogada, aseguran que en el juicio está quedando patente la "obsesión" de 'El Cuco' con Marta. Del Castillo, afirma que estaba "encaprichado, enamorado" de ella. No obstante, según fuentes de la Fiscalía, ha habido testigos (amigos de Marta y Miguel Carcaño, asesino confeso) que han señalado que la relación que entre Javier G. M. y Marta era normal y otros que han llegado a decir que al menor le gustaba la víctima.

Jueves, 3. Uno de los testigos afirma en el juicio contra 'El Cuco' que vio en la zona de León XIII a dos hombres (uno más alto que otro), de oscuro y con los rostros ocultos por las capuchas de sus sudaderas, llevando una silla de ruedas con un bulto envuelto en una manta, sobre las 2.00 h del día 25 de enero de 2009.

Viernes, 4. 'El Cuco' carece de coartada durante unas dos horas, coincidiendo con la franja en la que fue asesinada la joven, según testigos que han declarado en el juicio. Entre las 20.00 o 20.30 horas del 24 de enero de 2009 y las 22 horas, cuando se fue de un "botellón" en el Polígono San Pablo y llegó a otro en Santa Clara, nadie vio a 'El Cuco', en un horario que coincide con la hora en la que, según las acusaciones, fue asesinada Marta, entre las 20.30 y las 21 horas.

MARZO 2011

Jueves, 24. El menor apodado 'El Cuco', juzgado por la violación y muerte de la joven sevillana Marta del Castillo, ha sido condenado a tres años de reclusión en un centro de menores, seguidos de otros dos años de libertad vigilada, por un delito de encubrimiento. La sentencia absuelve al menor de los delitos de violación y asesinato, lo que ha sido calificado como "un jarro de agua helada" por el abuelo de Marta, José Antonio Casanueva, que ha acudido a recoger la sentencia en nombre de la familia.

SEPTIEMBRE 2011

Martes, 27. La Fiscalía pide a la Audiencia de Sevilla (en la apelación contra la sentencia de 'El Cuco'), que condene al menor a seis años de internamiento y tenga en cuenta la acusación de Carcaño.

OCTUBRE 2011

Lunes, 17. Casi tres años después de la desaparición de la joven, se inició el juicio en el que está previsto que finalice el 30 de noviembre, declararán los 4 acusados y 90 testigos. La primera sesión se ha suspendido para resolver todas las peticiones realizadas por parte de la acusación y las defensas. Los padres de Marta del Castillo han solicitado la inconstitucionalidad de la Ley del Menor.

Martes, 18. El tribunal ha desestimado todas las peticiones previas de la acusación y las defensas, entre ellas la petición de inconstitucionalidad de la Ley del Menor. El interrogatorio de los acusados ha comenzado con el autor confeso de la muerte de Marta, Miguel Carcaño, que se ha reafirmado en una de sus primeras versiones negando la violación de la joven y admitiendo que le dio un golpe con un cenicero en medio de una discusión. En una declaración fría, Carcaño ha dicho que El Cuco y Samuel Benítez se deshicieron del cuerpo de la joven, sin que él sepa de su paradero.

Miércoles, 19. Samuel Benítez, presunto cómplice en la desaparición de Marta; y Francisco Javier Delgado, hermano de Miguel Carcaño y acusado de encubrimiento; niegan durante el juicio haber tenido nada que ver con la ocultación del cuerpo de la joven y aseguran desconocer su paradero.

Lunes, 24. Los padres de Marta del Castillo protagonizan la cuarta sesión del juicio. El padre dice que "si apareciera el cuerpo se rebajaría mucho nuestro sufrimiento".  También ha habido un careo en el que Miguel Carcaño le ha dicho a Samuel: "Tú eras más listo que yo, por eso yo estoy en la cárcel y tú fuera".

NOVIEMBRE 2011

Miércoles, 2.El Francisco Javier García Marín, conocido como 'El Cuco'' y condenado por un delito de encubrimiento en relación al caso de Marta del Castillo, confesó a la Policía que, el día de los hechos, estuvo en el piso de León XIII donde se cometió el crimen y vio a la víctima "muy ensangrentada", según ha testificado este miércoles un agente del Cuerpo Nacional de Policía durante la séptima jornada del juicio por la violación y el asesinato de la joven sevillana.

Jueves, 3. La exnovia de Miguel Carcaño implica al hermano de éste, Francisco Javier Delgado en el crimen. Asegura que ambos golpearon reiteradamente a Marta del Castillo.

Lunes, 7. Una testigo reconoce que la noche en que mataron a Marta, Samuel Benítez estuvo todo el tiempo pendiente del teléfono móvil. Además, los padres de Marta del Castillo han dicho que están insatisfechos con el resultado del juicio, porque están saliendo demasiadas versiones y demasiadas contradicciones.

Martes, 8. Susana G.G., la madre de Alejandra, la mejor amiga de Marta del Castillo, asegura en su testimonio ante el tribunal que enjuicia la muerte de la menor que Delgado, hermano de Miguel Carcaño, el asesino confeso, le dijo el día de la desaparición de la joven sevillana que no la conocía y poco después le reconoció que incluso la vio en el piso en el que la mataron.

Miércoles, 9. El padre de Marta del Castillo, Antonio del Castillo, afirma que la policía está desarrollando una investigación sobre algo "muy importante" desde hace unos veinte días, pero que no puede dar ningún detalle para no desvelar algo que no debe.

Lunes, 14. El fiscal del caso revela que ha aparecido un nuevo testigo que trasladó a Francisco Javier Delgado, hermano del asesino confeso, Miguel Carcaño, hasta el domicilio de la calle León XIII en la madrugada del crimen.

Martes, 15. El tribunal cita a declarar a Rosalía García Marín, madre de 'El Cuco', el único acusado ya condenado por el caso, para la decimocuarta sesión del juicio, programada para el miércoles 16. El tribunal considera que el esguince de tobillo que sufrió el fin de semana no puede impedirle declarar.

Miércoles, 16. Rosalía G.M., madre del Cuco, comparece ante el tribunal en una silla de ruedas y con la pierna derecha escayolada por su esguince. La madre del Cuco, condenado por encubrir el crimen de Marta, asegura que le vio dormido en su casa a la hora en que supuestamente se produjo el traslado del cuerpo de la víctima.

Viernes, 18. El tribunal ha admitido la declaración como testigos en la vista oral del taxista que, casi tres años después de los hechos, ha asegurado ante la Policía Nacional que la madrugada del 25 de enero de 2009 trasladó al hermano del autor confeso del crimen desde la calle Luis Montoto, zona donde el acusado regentaba un bar, hasta León XIII, donde se ubica el piso donde tuvieron lugar los hechos, y de su mujer, a la que en los días posteriores a la desaparición comentó "anda mira que casualidad, yo el sábado llevé a un individuo a esa calle", en referencia a León XIII.

Lunes, 21. Declara el taxista que llevó a Francisco Javier Delgado al piso de León XIII. Lo describe con precisión y dice que no dijo nada antes, porque como "ya estaba detenido" pensó que no hacía falta. Explica que el hermano de Carcaño llevaba "una bolsa bien anudada". También declara la mujer del taxista que dice que temía verse involucrada.

Martes, 22. El asesino confeso de Marta del Castillo, Miguel Carcaño, tiene una "inteligencia normal a baja que le impide prever conductas a largo plazo" y es egoísta y manipulador, según los peritos que lo examinaron.  Tres forenses han dicho al tribunal que juzga la muerte de Marta que Carcaño que Carcaño es una persona que "manipula y miente", y además es "egocéntrico, pues "primero piensa en su propio beneficio y luego en el resto de las personas".

Miércoles, 23. El juez desestima las grabaciones de una cámara de seguridad que muestran a Francisco Javier Delgado, hermano de Carcaño, saliendo de su casa a las 21. 17 horas, lo que desmontaría su coartada de que permaneció allí hasta las 23. 30 horas. Declaran los psicólogos que han atendido a la familia de Marta. La madre sufre estrés postraumático, depresión y agotamiento físico y mental. Las hermanas sufren cefaleas, miedos y son incapaces de relajarse y de expresar su rabia.

Lunes, 28. La Fiscalía considera que Miguel Carcaño y 'el Cuco' violaron y posteriormente estrangularon a Marta del Castillo. El informe del fiscal mantiene que en el traslado del cadáver de la joven, que se realizó a primera hora de la madrugada, participaron además de 'el Cuco' y Carcaño, su hermano Francisco Javier Delgado y el joven Samuel Benítez. El fiscal sostiene que la versión real de los hechos es la que declaró Miguel Carcaño el 17 de marzo de 2009.

Martes, 29. El juicio queda visto para sentencia. Miguel Carcaño pide perdón a los padres; pero niega saber dónde está el cuerpo de Marta: "Si lo supiera, lo diría". Todos los acusados se reiteran en su inocencia. El hermano de Carcaño asegura que "entiende como padre" el dolor de los padres de Marta. El fiscal del caso pide 52 años de prisión para Miguel por los delitos de asesinato, dos delitos de agresión sexual y otro contra la integridad moral, mientras que ha solicitado ocho años para su hermano, Francisco Javier Delgado, y cinco para Samuel Benítez y María García.

ENERO 2012

Jueves, 12.El abuelo de Marta, José Antonio Casanueva, le indica al juez un nuevo lugar para buscar el cuerpo de su nieta situado en la llamada "Ruta del Agua" entre las localidades sevillanas de Camas y Valencina de la Concepción, muy cerca del domicilio donde entonces vivía el asesino confeso de Marta, Miguel Carcaño. El lugar señalado es de fácil acceso y tiene en sus proximidades un arroyo con mucha maleza, por lo que pudo ser visto como un lugar idóneo para deshacerse del cuerpo de la víctima.

Viernes, 13.La Audiencia de Sevilla ha condenado a Miguel Carcaño a 20 años de cárcel por el asesinato de la joven Marta del Castillo y ha sido absuelto del delito de violación, en una sentencia que ha absuelto a sus tres presuntos cómplices.

Martes, 17. Se convoca una manifestación para el 24 de enero en repulsa por la sentencia de la Audiencia de Sevilla. Además de recordar a la joven en el tercer aniversario desde la desaparición de Marta.

Martes, 24. Hasta 40 ciudades españolas, además de Múnich (Alemania), celebran otras tantas manifestaciones que han acompañado a la principal celebrada en Sevilla en repulsa por la sentencia que condena a 20 años de prisión a Miguel Carcaño por el asesinato de la joven Marta del Castillo. Justo este día se cumplen tres años de los trágicos hechos.

Jueves 26. La fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, anuncia que van a recurrir la sentencia que sólo condenó a Miguel Carcaño por asesinato y van a pedir que se incluya a su hermano Francisco Javier Delgado y a su amigo Samuel Benítez como cómplices. La Fiscalía también pedirá que los acusados paguen los 616.000 euros que costó buscar el cuerpo de la joven, pero no va a recurrir la parte de la sentencia que absolvió a Carcaño de violación ni la absolución de María García, novia de Francisco Javier, también acusada inicialmente de encubrimiento.

FEBRERO 2012

Viernes 11. El juzgado de Menores de Sevilla ha dejado en suspenso la ejecución de los embargos sobre los bienes de los padres de 'El Cuco', el joven condenado por encubrir el asesinato de Marta del Castillo, a la espera de que se resuelva su recurso ante el Tribunal Supremo para no pagar los 414.908 euros que costó buscar el cuerpo en el río Guadalquivir.

Viernes 24. La Fiscalía solicita al Tribunal Supremo (TS) que ordene la celebración de un nuevo juicio y anule la sentencia porque considera que se trata de un fallo "inadmisible desde los parámetros de la lógica" y contiene afirmaciones de hechos "imposibles".

MARZO 2012

Lunes 12. La defensa de Miguel Carcaño, el joven condenado a 20 años de cárcel por el asesinato de Marta del Castillo, ha pedido al Tribunal Supremo que la pena quede reducida a doce años y medio y los hechos sean calificados como homicidio simple.

ABRIL 2012

Lunes 16La Audiencia de Sevilla confirma el cómputo hecho por el juez de Menores respecto al internamiento del joven apodado El Cuco, condenado por encubrir el crimen de Marta del Castillo, por lo que quedará definitivamente libre en marzo de 2013.

Claves de la sentencia del caso Marta del Castillo: ¿Por qué Carcaño es el único condenado? - 20minutos.es

El caso Marta del Castillo ya tiene sentencia. Dictada por la Audiencia Provincial de Sevilla, el asesinato y posterior desaparición del cuerpo de la joven sevillana se ha saldado con la condena a 20 años de cárcel del autor confeso del crimen, Miguel Carcaño, que era pareja de Marta cuando esta murió, en enero del año 2009. Cabe destacar que Carcaño, si bien ha sido condenado por asesinato, no lo ha sido por violación, tal y como pedían la Fiscalía y la acusación particular.

Los otros tres imputados en el caso, el hermano de Carcaño, Francisco Javier Delgado, la novia de este, María García, y el amigo del principal acusado, Samuel Benítez, han sido absueltos de todos los delitos que se les imputaban, aunque el principal de estos era el de encubrimiento por presuntamente haber ayudado a Carcaño a deshacerse del cuerpo de la menor sevillana.

¿Por qué Carcaño ha sido absuelto del delito de violación? ¿Está justificada la absolución de sus tres supuestos cómplices? ¿Es justa la sentencia para la familia de Marta del Castillo? En 20minutos.es analizamos la sentencia del caso imputado por imputado.

MIGUEL CARCAÑO

El asesino confeso de la joven sevillana ha sido condenado a 20 años de cárcel como "autor responsable de un delito de asesinato, definido y circunstanciado", y se le prohíbe residir en la misma localidad o ciudad donde lo hagan los padres y las hermanas de Marta por espacio de 30 años. A la vez, deberá pagar el 1/7 de las costas del juicio, y tendrá que indemnizar con 280.000 euros a los dos progenitores de la víctima y con 30.000 euros a cada una de las hermanas de esta "por el daño moral causado por la muerte y desaparición" de Marta.

La no condena de Carcaño por violación se basa en dos aspectos principales: la ausencia de restos biológicos de 'El Cuco' en la habitación del primero, y la carta que escribió antes de su supuesto intento de suicidioLa Audiencia asume que la versión de que la víctima fue asesinada tras recibir un golpe con un cenicero de un tamaño considerable "viene avalada por el hecho de encontrar en el interior del chaquetón que vestía esa noche D. Miguel sangre de la menor", lo que se explica por la declaración de Carcaño de que tiró al río el objeto que usó para quitarle la vida a la joven. Por tanto, la versión de que Marta fue estrangulada ha sido desechada.

Sobre la acusación de violación que pesaba sobre Carcaño, la Audiencia estima que "no se ha acreditado de modo alguno que el acusado agrediera sexualmente" a Marta, ya que los restos biológicos analizados no lo corroboran. A pesar de que en una de sus múltiples versiones del caso, el asesino confeso aseguró que tanto él como Francisco Javier García Martín, más conocido como El Cuco, violaron a Marta en la cama del dormitorio del primero, pero solo fue hallado ADN de Carcaño y la víctima. De esta manera, dada la ausencia de restos de El Cuco en el dormitorio, la Audiencia asegura que "descartan la realidad de esta versión".

El otro argumento de la Audiencia para desestimar el delito de violación es la carta que escribió Carcaño antes de su supuesto intento de suicidio, en la que "mantuvo que tanto él como Cuco agredieron sexualmente a la menor". Sin embargo, se recuerda el testimonio de un interno en la prisión de Morón de la Frontera, donde estuvo recluído el autor del crimen, que declaró que "si bien D. Miguel tenía una cuerda enrollada en el cuello, los pies le llegaban al suelo, lo que parece descartar la idea suicida". Por tanto, esta "simulación del suicidio", propia de "una mente manipuladora" como la de Carcaño, sirve al juez para que no se acredite la agresión sexual.

En cuanto a la participación del principal acusado en la desaparición del cuerpo, la sentencia establece que "ha quedado acreditado" que Carcaño sacó el cuerpo de Marta de su domicilio "utilizando la silla de ruedas que fue de su madre" con la ayuda de El Cuco y "un tercer desconocido".

Se establece, además, que "sobre las 22.15 horas del indicado día", Carcaño y El Cuco se separaron, "y mientras que el menor regresó a su barriada de Sevilla, D. Miguel se fue a Camas, al domicilio de su novia al que llegó a las 22’50 horas", lo que sitúa la desaparición del cuerpo en una hora previa a las 22.15 horas.

Sobre las indemnizaciones que Carcaño deberá pagar a la familia de la víctima, la Audiencia se basa en los informes de los Médicos Forenses sobre los padres de Marta, que establecen que ambos necesitaron tratamiento médico para lidiar con la desaparición de su hija, lo que justifica los 140.000 euros que el condenado deberá pagar a cada uno. Las hermanas de Marta también recibirán 30.000 euros en concepto de "daño moral" por la muerte de la joven, dado que ambas también requirieron tratamiento psicológico a causa de lo ocurrido.

La Fiscalía solicitó para Carcaño 20 años de prisión, 30 por dos delitos de agresión sexual y otros dos por un delito contra la integridad moral, mientras que la acusación particular hizo suyas las peticiones del Ministerio Público, sumando a estas un delito de 5 años por profanación de cadáveres y una indemnización de 480.000 euros para la familia de Marta.

FRANCISCO JAVIER DELGADO

El hermano del único condenado por el asesinato de Marta ha sido absuelto del delito de encubrimiento que se le imputaba, al haber ayudado presuntamente a Carcaño a hacer desaparecer el cuerpo de la joven, además  de ser exonerado de otros delitos de amenazas, contra la integridad moral y profanación de cadáveres por los que venía acusado.

La sentencia justifica la absolución de Delgado en una enésima contradicción entre las versiones que ofreció su hermano y principal acusado. Carcaño aseguró que el día del crimen (24 de enero de 2009) salió de su domicilio para llamar a Samuel Benítez desde una cabina, y que cuando regresó a casa observó que una amiga de Marta estaba llamando al móvil de esta, "comprobándose del listado de llamadas que esa llamada al móvil de Dª Marta del Castillo se efectuó a las 20.28 horas". A la vez, constaban tres llamadas en el móvil de Delgado entre las 20.30 y las 20.41 horas, que le posicionan en su domicilio junto a su hermano.

Las pruebas han corroborado que Delgado no estuvo en su domicilio al realizar las tres llamadas que hizo entre las 20.30 y las 20.41 horasSin embargo, la investigación descubrió que Carcaño llamó a Benítez a las 0:11 horas del día 25, y no antes de las 20.28 del día 24, por lo que "no se puede sostener que el Sr. Delgado estaba en su domicilio cuando su hermano acabó con la vida de Dª Marta del Castillo, con base en esa llamada" de la amiga de Marta, ya que el hermano de Carcaño se ausentó del domicilio a las 20.40, cuando Marta aún estaba viva.

Otro de los argumentos de la sentencia para absolver a Delgado es los hechos probados de lo que hizo ese día, ya que se recuerda que "salió de su domicilio a las 20.40 horas y se dirigió a casa de Dª Rosa Mª, su exmujer, para estar con ella y su hija común hasta que fue recogido a las 23’30 horas por Dª María García Mendaro, quién le llevó al bar de su propiedad Dseda, en el que estuvo trabajando hasta las 03.10 horas del día 25, desde donde se fue a un establecimiento de copas en la calle Albaida, regresando a su casa a las 04.00 horas", lo que confirma, según la sentencia, que Delgado no estuvo en su domicilio cuando Carcaño y El Cuco trasladaron el cuerpo.

En cuanto al único resto biológico de Delgado hallado en el inmueble, mezclado con el de su novia y también imputada, María García, es el que apareció en una alargadera intervenida en su dormitorio. Por tanto, al haberse desarrollado los hechos en la habitación de Carcaño, "este resto biológico no involucra en absoluto al SR. Delgado en la comisión de los hechos".

De esta forma, la sentencia estima que "las pruebas de cargo ofrecidas por las partes no tienen la fuerza necesaria para enervar el derecho de presunción de inocencia del acusado", por lo que ha determinado la absolución de Delgado.

La Fiscalía pidió para Delgado tres años de cárcel por encubrimiento y dos por un delito contra la integridad moral, mientras que la acusación solicitó el pago de 100.000 euros de indemnización a la familia por parte del acusado.

SAMUEL BENÍTEZ

El amigo de Carcaño ha sido absuelto de los delitos de encubrimiento, contra la integridad moral y profanación de cadáveres por los que venía acusado. La sentencia recuerda que "no hay ni un solo resto biológico de D. Samuel en el interior del domicilio de León XIII, ni en el Volkswagen Polo de la madre de El Cuco, que en algunas de las versiones de incriminación del SR. Carcaño se dice utilizado para transportar el cuerpo" de Marta, por lo que "ni un solo dato objetivo corrobora mínimamente el contenido incriminatorio de las declaraciones de D. Miguel respecto a D. Samuel Benítez".

Las distintas versiones de Carcaño sobre la supuesta participación de Benítez en la desaparición del cuerpo de la joven también han sido beneficiosas para lograr la absolución, dado que las declaraciones del asesino confeso "en algunas incrimina a D. Samuel, en otras no", por lo que estas "no tienen virtualidad alguna para enervar la presunción de inocencia que ampara" a Benítez.

Las llamadas que Carcaño dijo haber realizado al teléfono de su amigo a distintas horas, y que se ha corroborado que fueron falsas, también han provocado que el acusado haya sido eximido de los cargos que se le imputaban.

La fiscalía solicitó para Benítez tres años de prisión por encubrimiento y otros dos por un delito contra la integridad moral, además del pago de 100.000 euros de indemnización a la familia.

MARÍA GARCÍA

La novia del hermano de Carcaño también ha corrido la misma suerte que los otros dos imputados, al ser absuelta de los delitos de encubrimiento, contra la integridad moral y profanación de cadáveres por los que venía acusada.

La sentencia destaca que la conducta de García al facilitar la labor policial "corrobora la más absoluta ignorancia de esta acusada sobre los hechos"La sentencia destaca que "la conducta de Dª María, facilitando la labor policial corrobora periféricamente la más absoluta ignorancia de esta acusada sobre los hechos enjuiciados", lo que también corrobora  "el hecho de mantener una cita con un compañero de facultad a pesar de que pudiera detectar algo extraño en el piso", dado que si García hubiese conocido los hechos, siempre según el juez, "una persona consciente de esa posibilidad hubiera cancelado la cita para estudiar en ese domicilio con cualquier excusa".

García dispone de la coartada de varios compañeros de facultad y amigos, además de su novio, que aseguraron que la acusada estuvo toda la tarde del día 24 estudiando en una biblioteca, que posteriormente estuvo con una amiga, y después se vio con Francisco Javier Delgado, por lo que no llegó al domicilio hasta pasadas las 0.00 horas del día 25, algo que ha quedado corroborado por todos los testimonios anteriores. Además, las llamadas recogidas en su teléfono la sitúan en los lugares en los que ella aseguró estar.

De esta forma, y dado que la sentencia establece que Carcaño y El Cuco trasladaron el cuerpo de Marta antes de las 22.15 horas, García no pudo colaborar en el traslado de este, según se extrae del texto.

Además, como ocurrió con su pareja, el único resto biológico de García apareció en una alargadera de la habitación de Delgado, por lo que "de la prueba practicada no se infiere con la fuerza probatoria que requiere una sentencia de condena que la acusada Dª María García Mendaro haya tenido participación alguna en la desaparición del cadáver de la menor", por lo que se dicta su absolución.

La Fiscalía y la acusación particular solicitaron para García la misma condena por los mismos delitos que a los otros dos acusados.

El caso Marta del Castillo ya tiene sentencia. Dictada por la Audiencia Provincial de Sevilla, el asesinato y posterior desaparición del cuerpo de la joven sevillana se ha saldado con la condena a 20 años de cárcel del autor confeso del crimen, Miguel Carcaño, que era pareja de Marta cuando esta murió, en enero del año 2009. Cabe destacar que Carcaño, si bien ha sido condenado por asesinato, no lo ha sido por violación, tal y como pedían la Fiscalía y la acusación particular.

Los otros tres imputados en el caso, el hermano de Carcaño, Francisco Javier Delgado, la novia de este, María García, y el amigo del principal acusado, Samuel Benítez, han sido absueltos de todos los delitos que se les imputaban, aunque el principal de estos era el de encubrimiento por presuntamente haber ayudado a Carcaño a deshacerse del cuerpo de la menor sevillana.

¿Por qué Carcaño ha sido absuelto del delito de violación? ¿Está justificada la absolución de sus tres supuestos cómplices? ¿Es justa la sentencia para la familia de Marta del Castillo? En 20minutos.es analizamos la sentencia del caso imputado por imputado.

MIGUEL CARCAÑO

El asesino confeso de la joven sevillana ha sido condenado a 20 años de cárcel como "autor responsable de un delito de asesinato, definido y circunstanciado", y se le prohíbe residir en la misma localidad o ciudad donde lo hagan los padres y las hermanas de Marta por espacio de 30 años. A la vez, deberá pagar el 1/7 de las costas del juicio, y tendrá que indemnizar con 280.000 euros a los dos progenitores de la víctima y con 30.000 euros a cada una de las hermanas de esta "por el daño moral causado por la muerte y desaparición" de Marta.

La no condena de Carcaño por violación se basa en dos aspectos principales: la ausencia de restos biológicos de 'El Cuco' en la habitación del primero, y la carta que escribió antes de su supuesto intento de suicidioLa Audiencia asume que la versión de que la víctima fue asesinada tras recibir un golpe con un cenicero de un tamaño considerable "viene avalada por el hecho de encontrar en el interior del chaquetón que vestía esa noche D. Miguel sangre de la menor", lo que se explica por la declaración de Carcaño de que tiró al río el objeto que usó para quitarle la vida a la joven. Por tanto, la versión de que Marta fue estrangulada ha sido desechada.

Sobre la acusación de violación que pesaba sobre Carcaño, la Audiencia estima que "no se ha acreditado de modo alguno que el acusado agrediera sexualmente" a Marta, ya que los restos biológicos analizados no lo corroboran. A pesar de que en una de sus múltiples versiones del caso, el asesino confeso aseguró que tanto él como Francisco Javier García Martín, más conocido como El Cuco, violaron a Marta en la cama del dormitorio del primero, pero solo fue hallado ADN de Carcaño y la víctima. De esta manera, dada la ausencia de restos de El Cuco en el dormitorio, la Audiencia asegura que "descartan la realidad de esta versión".

El otro argumento de la Audiencia para desestimar el delito de violación es la carta que escribió Carcaño antes de su supuesto intento de suicidio, en la que "mantuvo que tanto él como Cuco agredieron sexualmente a la menor". Sin embargo, se recuerda el testimonio de un interno en la prisión de Morón de la Frontera, donde estuvo recluído el autor del crimen, que declaró que "si bien D. Miguel tenía una cuerda enrollada en el cuello, los pies le llegaban al suelo, lo que parece descartar la idea suicida". Por tanto, esta "simulación del suicidio", propia de "una mente manipuladora" como la de Carcaño, sirve al juez para que no se acredite la agresión sexual.

En cuanto a la participación del principal acusado en la desaparición del cuerpo, la sentencia establece que "ha quedado acreditado" que Carcaño sacó el cuerpo de Marta de su domicilio "utilizando la silla de ruedas que fue de su madre" con la ayuda de El Cuco y "un tercer desconocido".

Se establece, además, que "sobre las 22.15 horas del indicado día", Carcaño y El Cuco se separaron, "y mientras que el menor regresó a su barriada de Sevilla, D. Miguel se fue a Camas, al domicilio de su novia al que llegó a las 22’50 horas", lo que sitúa la desaparición del cuerpo en una hora previa a las 22.15 horas.

Sobre las indemnizaciones que Carcaño deberá pagar a la familia de la víctima, la Audiencia se basa en los informes de los Médicos Forenses sobre los padres de Marta, que establecen que ambos necesitaron tratamiento médico para lidiar con la desaparición de su hija, lo que justifica los 140.000 euros que el condenado deberá pagar a cada uno. Las hermanas de Marta también recibirán 30.000 euros en concepto de "daño moral" por la muerte de la joven, dado que ambas también requirieron tratamiento psicológico a causa de lo ocurrido.

La Fiscalía solicitó para Carcaño 20 años de prisión, 30 por dos delitos de agresión sexual y otros dos por un delito contra la integridad moral, mientras que la acusación particular hizo suyas las peticiones del Ministerio Público, sumando a estas un delito de 5 años por profanación de cadáveres y una indemnización de 480.000 euros para la familia de Marta.

FRANCISCO JAVIER DELGADO

El hermano del único condenado por el asesinato de Marta ha sido absuelto del delito de encubrimiento que se le imputaba, al haber ayudado presuntamente a Carcaño a hacer desaparecer el cuerpo de la joven, además  de ser exonerado de otros delitos de amenazas, contra la integridad moral y profanación de cadáveres por los que venía acusado.

La sentencia justifica la absolución de Delgado en una enésima contradicción entre las versiones que ofreció su hermano y principal acusado. Carcaño aseguró que el día del crimen (24 de enero de 2009) salió de su domicilio para llamar a Samuel Benítez desde una cabina, y que cuando regresó a casa observó que una amiga de Marta estaba llamando al móvil de esta, "comprobándose del listado de llamadas que esa llamada al móvil de Dª Marta del Castillo se efectuó a las 20.28 horas". A la vez, constaban tres llamadas en el móvil de Delgado entre las 20.30 y las 20.41 horas, que le posicionan en su domicilio junto a su hermano.

Las pruebas han corroborado que Delgado no estuvo en su domicilio al realizar las tres llamadas que hizo entre las 20.30 y las 20.41 horasSin embargo, la investigación descubrió que Carcaño llamó a Benítez a las 0:11 horas del día 25, y no antes de las 20.28 del día 24, por lo que "no se puede sostener que el Sr. Delgado estaba en su domicilio cuando su hermano acabó con la vida de Dª Marta del Castillo, con base en esa llamada" de la amiga de Marta, ya que el hermano de Carcaño se ausentó del domicilio a las 20.40, cuando Marta aún estaba viva.

Otro de los argumentos de la sentencia para absolver a Delgado es los hechos probados de lo que hizo ese día, ya que se recuerda que "salió de su domicilio a las 20.40 horas y se dirigió a casa de Dª Rosa Mª, su exmujer, para estar con ella y su hija común hasta que fue recogido a las 23’30 horas por Dª María García Mendaro, quién le llevó al bar de su propiedad Dseda, en el que estuvo trabajando hasta las 03.10 horas del día 25, desde donde se fue a un establecimiento de copas en la calle Albaida, regresando a su casa a las 04.00 horas", lo que confirma, según la sentencia, que Delgado no estuvo en su domicilio cuando Carcaño y El Cuco trasladaron el cuerpo.

En cuanto al único resto biológico de Delgado hallado en el inmueble, mezclado con el de su novia y también imputada, María García, es el que apareció en una alargadera intervenida en su dormitorio. Por tanto, al haberse desarrollado los hechos en la habitación de Carcaño, "este resto biológico no involucra en absoluto al SR. Delgado en la comisión de los hechos".

De esta forma, la sentencia estima que "las pruebas de cargo ofrecidas por las partes no tienen la fuerza necesaria para enervar el derecho de presunción de inocencia del acusado", por lo que ha determinado la absolución de Delgado.

La Fiscalía pidió para Delgado tres años de cárcel por encubrimiento y dos por un delito contra la integridad moral, mientras que la acusación solicitó el pago de 100.000 euros de indemnización a la familia por parte del acusado.

SAMUEL BENÍTEZ

El amigo de Carcaño ha sido absuelto de los delitos de encubrimiento, contra la integridad moral y profanación de cadáveres por los que venía acusado. La sentencia recuerda que "no hay ni un solo resto biológico de D. Samuel en el interior del domicilio de León XIII, ni en el Volkswagen Polo de la madre de El Cuco, que en algunas de las versiones de incriminación del SR. Carcaño se dice utilizado para transportar el cuerpo" de Marta, por lo que "ni un solo dato objetivo corrobora mínimamente el contenido incriminatorio de las declaraciones de D. Miguel respecto a D. Samuel Benítez".

Las distintas versiones de Carcaño sobre la supuesta participación de Benítez en la desaparición del cuerpo de la joven también han sido beneficiosas para lograr la absolución, dado que las declaraciones del asesino confeso "en algunas incrimina a D. Samuel, en otras no", por lo que estas "no tienen virtualidad alguna para enervar la presunción de inocencia que ampara" a Benítez.

Las llamadas que Carcaño dijo haber realizado al teléfono de su amigo a distintas horas, y que se ha corroborado que fueron falsas, también han provocado que el acusado haya sido eximido de los cargos que se le imputaban.

La fiscalía solicitó para Benítez tres años de prisión por encubrimiento y otros dos por un delito contra la integridad moral, además del pago de 100.000 euros de indemnización a la familia.

MARÍA GARCÍA

La novia del hermano de Carcaño también ha corrido la misma suerte que los otros dos imputados, al ser absuelta de los delitos de encubrimiento, contra la integridad moral y profanación de cadáveres por los que venía acusada.

La sentencia destaca que la conducta de García al facilitar la labor policial "corrobora la más absoluta ignorancia de esta acusada sobre los hechos"La sentencia destaca que "la conducta de Dª María, facilitando la labor policial corrobora periféricamente la más absoluta ignorancia de esta acusada sobre los hechos enjuiciados", lo que también corrobora  "el hecho de mantener una cita con un compañero de facultad a pesar de que pudiera detectar algo extraño en el piso", dado que si García hubiese conocido los hechos, siempre según el juez, "una persona consciente de esa posibilidad hubiera cancelado la cita para estudiar en ese domicilio con cualquier excusa".

García dispone de la coartada de varios compañeros de facultad y amigos, además de su novio, que aseguraron que la acusada estuvo toda la tarde del día 24 estudiando en una biblioteca, que posteriormente estuvo con una amiga, y después se vio con Francisco Javier Delgado, por lo que no llegó al domicilio hasta pasadas las 0.00 horas del día 25, algo que ha quedado corroborado por todos los testimonios anteriores. Además, las llamadas recogidas en su teléfono la sitúan en los lugares en los que ella aseguró estar.

De esta forma, y dado que la sentencia establece que Carcaño y El Cuco trasladaron el cuerpo de Marta antes de las 22.15 horas, García no pudo colaborar en el traslado de este, según se extrae del texto.

Además, como ocurrió con su pareja, el único resto biológico de García apareció en una alargadera de la habitación de Delgado, por lo que "de la prueba practicada no se infiere con la fuerza probatoria que requiere una sentencia de condena que la acusada Dª María García Mendaro haya tenido participación alguna en la desaparición del cadáver de la menor", por lo que se dicta su absolución.

La Fiscalía y la acusación particular solicitaron para García la misma condena por los mismos delitos que a los otros dos acusados.

El cadáver de la pequeña Mari Luz presentaba un golpe en la cabeza | elmundo.es

Actualizado sábado 08/03/2008 13:41 ( CET)
Imprimir Enviar noticia Disminuye letra Aumenta letra

VIRGINIA GONZÁLEZ

HUELVA.- La policía encontró el cadáver de Mari Luz Cortés, la niña gitana de cinco años desaparecida en Huelva el pasado 13 de enero, hace 54 días, flotando en un muelle de la ría de esta localidad. El Ayuntamiento de la localidad ha declarado tres días de luto oficial desde el domingo.

La Subdelegación del Gobierno ha confirmado que se trata de la menor desaparecida y que el cuerpo ha sido localizado por la tripulación de un mercante en el Pantanal de Torrearenilla, en torno a las 18.00 horas del viernes, cerca del muelle petrolero de la ría del Tinto, en Huelva, tras lo que ha sido remolcado hasta el Muelle de Levante por la Guardia Civil.

Las mismas fuentes aseguran que el cadáver —en avanzado estado de descomposición— llevaba unos leotardos rosas y otras prendas —falda vaquera y botas blancas— que llevaba la niña cuando desapareció. Además, presentaba un golpe en la cabeza. Una vez realizado el levantamiento de cadáver, éste ha sido trasladado al tanatorio de Huelva para realizar la autopsia —que no será antes de mañana— y las pruebas correspondientes a su identificación definitiva.

Los padres de la menor, Juan José e Irene también han llegado al muelle acompañados por varios miembros de su familia, pero han entrado directamente en coche sin hacer declaraciones, aunque han protagonizado escenas de enorme dolor cuando el cuerpo ha salido hacia el tanatorio. Además, los vecinos de la barriada donde viven se han desplazado en masa a las casas de los familiares en El Torrejón onubense para arropar a la familia.

Además, en el mismo Muelle de Levante se han vivido momentos de enorme tensión, especialmente cuando los abuelos de la pequeña han comenzado a increpar tanto a la Guardia Civil como a la Policía Nacional "por no haber buscado desde el primer día a la pequeña en los barcos y en los muelles, tal y como la familia pidió insistentemente", informa Europa Press.

El alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, ha asegurado que se trata de un día "muy triste" y que es el "peor de los desenlaces" para el caso. Sin embargo, Justo Mañas, delegado de la Junta de Andalucía en Huelva, no ha querido confirmar la identidad del cadáver hasta que no se haga la autopsia, pero señaló que "la sensación de tristeza es enorme, porque se trata del cadáver de una niña".

Actualizado sábado 08/03/2008 13:41 ( CET)
Imprimir Enviar noticia Disminuye letra Aumenta letra

VIRGINIA GONZÁLEZ

HUELVA.- La policía encontró el cadáver de Mari Luz Cortés, la niña gitana de cinco años desaparecida en Huelva el pasado 13 de enero, hace 54 días, flotando en un muelle de la ría de esta localidad. El Ayuntamiento de la localidad ha declarado tres días de luto oficial desde el domingo.

La Subdelegación del Gobierno ha confirmado que se trata de la menor desaparecida y que el cuerpo ha sido localizado por la tripulación de un mercante en el Pantanal de Torrearenilla, en torno a las 18.00 horas del viernes, cerca del muelle petrolero de la ría del Tinto, en Huelva, tras lo que ha sido remolcado hasta el Muelle de Levante por la Guardia Civil.

Las mismas fuentes aseguran que el cadáver —en avanzado estado de descomposición— llevaba unos leotardos rosas y otras prendas —falda vaquera y botas blancas— que llevaba la niña cuando desapareció. Además, presentaba un golpe en la cabeza. Una vez realizado el levantamiento de cadáver, éste ha sido trasladado al tanatorio de Huelva para realizar la autopsia —que no será antes de mañana— y las pruebas correspondientes a su identificación definitiva.

Los padres de la menor, Juan José e Irene también han llegado al muelle acompañados por varios miembros de su familia, pero han entrado directamente en coche sin hacer declaraciones, aunque han protagonizado escenas de enorme dolor cuando el cuerpo ha salido hacia el tanatorio. Además, los vecinos de la barriada donde viven se han desplazado en masa a las casas de los familiares en El Torrejón onubense para arropar a la familia.

Además, en el mismo Muelle de Levante se han vivido momentos de enorme tensión, especialmente cuando los abuelos de la pequeña han comenzado a increpar tanto a la Guardia Civil como a la Policía Nacional "por no haber buscado desde el primer día a la pequeña en los barcos y en los muelles, tal y como la familia pidió insistentemente", informa Europa Press.

El alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, ha asegurado que se trata de un día "muy triste" y que es el "peor de los desenlaces" para el caso. Sin embargo, Justo Mañas, delegado de la Junta de Andalucía en Huelva, no ha querido confirmar la identidad del cadáver hasta que no se haga la autopsia, pero señaló que "la sensación de tristeza es enorme, porque se trata del cadáver de una niña".

Las claves del 'caso Mari Luz': despropósitos y responsabilidades | elmundo.es

    Logo de elmundo.es

    DANIEL G. LIFONA

    MADRID.- El asesinato de Mari Luz Cortés no es un caso más de infanticidio. A la lógica alarma social que provoca un crimen de semejante crueldad se suma el agravante de que el presunto asesino es un pederasta. Y no sólo eso. La indignación fue aún mayor cuando se conocieron los tremendos errores judiciales que permitieron al infanticida perpetrar el crimen. El 'caso Mari Luz' puso al descubierto las deficiencias de un sistema judicial lento y obsoleto.

  • Negligencias judiciales
  • Santiago del Valle García, el presunto asesino de Mari Luz, llevaba seis años esquivando el peso de la Justicia y eludiendo la cárcel. Que se sepa, en 1998 abusó sexualmente de su hija en continuas ocasiones. Un juez de Sevilla, Rafael Tirado Márquez, tardó cuatro años en considerar probados los abusos y condenó al pederasta a dos años y nueve meses de prisión. La defensa del acusado recurrió ante la Audiencia Provincial de Sevilla y ésta tardó tres años en confirmar la sentencia.

    Cuando el Juzgado número 1 de lo Penal de Sevilla intentó contactar con el procesado, éste ya no vivía en la capital andaluza y fue declarado en paradero desconocido. En realidad se había trasladado a Gijón con su mujer, donde acosó a otra menor y fue detenido, juzgado y condenado por ello. A su historial delictivo y judicial se sumaba otra condena por tocamientos a una niña de Sevilla, pero como la primera condena aún no era firme, la falta de antecedentes le permitió seguir en libertad. La impunidad de sus abusos le permitía seguir actuando.

  • Lentitud policial
  • Las primeras horas después de la desaparición de Mari Luz fueron frenéticas para la familia de la pequeña. No así para la Policía. Juan José Cortés, el padre de la pequeña, en compañía de uno de sus hermanos, irrumpió en el domicilio del asesino la misma tarde del fatídico 13 de enero. Echaron abajo la delgada puerta de aluminio tras la que se escondían Del Valle, su mujer y su hermana, y buscaron por toda la casa. A pesar de la tensión del momento, el pederasta se mantuvo frío y sereno. Negó las sospechas de la familia Cortés y pidió protección a la Policía. Todos los vecinos de El Torrejón conocían ya los luctuosos antecedentes del pederasta, pero los agentes no le dieron importancia.

    La mañana del 14 de enero, cuando la Policía decidió dar por válidas las sospechas de los Cortés, Santiago y su mujer ya habían huido a Sevilla. El 17 de enero fueron localizados y detenidos en Granada, pero pocas horas después volvían a estar en libertad por falta de pruebas. Junto a la hipótesis del crimen pederasta, la Policía barajaba el secuestro por venganza. Así que siguió investigando. Cuando el 7 de marzo fue encontrado el cadáver de Mari Luz se precipitaron los hechos. La Policía volvió a repasar las coartadas de los únicos sospechosos hasta el momento y, tras localizarlos en Pajaroncillo (Cuenca), decidieron interrogarlos de nuevo. Viéndose acorralada, la mujer de Santiago desmontó la coartada de su marido. Habían pasado 72 días desde la desaparición de la niña.

  • Vergüenza e indignación
  • La detención del presunto asesino puso rostro y apellidos a un pederasta con numerosos antecedentes y sacó a la luz pública el cúmulo de despropósitos que permitieron a un delincuente habitual no pisar la cárcel ni un solo día. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) abrió una investigación por la actuación de los jueces en el pasado, María Teresa Fernández de la Vega admitió que el asesinato de Mari Luz se debió a un "gravísimo error judicial" y que "el Estado y el Gobierno no podían permitir estos fallos del sistema", y el PP culpó al Gobierno del descontrol de la Justicia que llevó al 'caso Mari Luz'.

    Todas las miradas apuntaron al juez que condenó a Santiago en 2002 y que nunca ejecutó la sentencia. Rafael Tirado Márquez, titular del Juzgado número 1 de lo Penal de Sevilla, se defendió culpando a una funcionaria que, según el magistrado, estuvo cinco meses de baja. Pero la Junta de Andalucía desmintió al juez y aseguró que ningún funcionario de este juzgado estuvo dicho tiempo de baja. El CGPJ extendió la investigación sobre el 'caso Mari Luz' al magistrado de la sección séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla, Javier González, que tardó tres años en confirmar la condena impuesta a Del Valle por abusar de su hija.

  • Responsabilidades políticas
  • Tras enterrar a la pequeña Mari Luz, conocer la detención de su presunto asesino y verlo llegar a Huelva, la familia Cortés tuvo que hacer frente a la peor de las evidencias: la muerte de Mari Luz pudo haberse evitado. Juan José Cortés, el padre de la pequeña, aseguró que exigiría responsabilidades al Gobierno y pidió explicaciones al presidente del Gobierno. En declaraciones realizadas a elmundo.es, Cortés culpó al Estado de ser "responsable indirecto del asesinato" de su hija. Ese mismo día, José Luis Rodríguez Zapatero llamó por teléfono a Juan José Cortés para prometerle que se llegaría "al fondo de la investigación".

    De la indignación se pasó al debate nacional sobre las penas aplicadas a los delincuentes sexuales. La familia de Mari Luz exigió cadena perpetua para el asesino de la pequeña y, aunque el Gobierno se mostró en contra de una medida que "choca con la Constitución", no descartó adoptar otras medidas como la creación de un registro de pederastas que permita controlarlos.

    Logo de elmundo.es

    DANIEL G. LIFONA

    MADRID.- El asesinato de Mari Luz Cortés no es un caso más de infanticidio. A la lógica alarma social que provoca un crimen de semejante crueldad se suma el agravante de que el presunto asesino es un pederasta. Y no sólo eso. La indignación fue aún mayor cuando se conocieron los tremendos errores judiciales que permitieron al infanticida perpetrar el crimen. El 'caso Mari Luz' puso al descubierto las deficiencias de un sistema judicial lento y obsoleto.

  • Negligencias judiciales
  • Santiago del Valle García, el presunto asesino de Mari Luz, llevaba seis años esquivando el peso de la Justicia y eludiendo la cárcel. Que se sepa, en 1998 abusó sexualmente de su hija en continuas ocasiones. Un juez de Sevilla, Rafael Tirado Márquez, tardó cuatro años en considerar probados los abusos y condenó al pederasta a dos años y nueve meses de prisión. La defensa del acusado recurrió ante la Audiencia Provincial de Sevilla y ésta tardó tres años en confirmar la sentencia.

    Cuando el Juzgado número 1 de lo Penal de Sevilla intentó contactar con el procesado, éste ya no vivía en la capital andaluza y fue declarado en paradero desconocido. En realidad se había trasladado a Gijón con su mujer, donde acosó a otra menor y fue detenido, juzgado y condenado por ello. A su historial delictivo y judicial se sumaba otra condena por tocamientos a una niña de Sevilla, pero como la primera condena aún no era firme, la falta de antecedentes le permitió seguir en libertad. La impunidad de sus abusos le permitía seguir actuando.

  • Lentitud policial
  • Las primeras horas después de la desaparición de Mari Luz fueron frenéticas para la familia de la pequeña. No así para la Policía. Juan José Cortés, el padre de la pequeña, en compañía de uno de sus hermanos, irrumpió en el domicilio del asesino la misma tarde del fatídico 13 de enero. Echaron abajo la delgada puerta de aluminio tras la que se escondían Del Valle, su mujer y su hermana, y buscaron por toda la casa. A pesar de la tensión del momento, el pederasta se mantuvo frío y sereno. Negó las sospechas de la familia Cortés y pidió protección a la Policía. Todos los vecinos de El Torrejón conocían ya los luctuosos antecedentes del pederasta, pero los agentes no le dieron importancia.

    La mañana del 14 de enero, cuando la Policía decidió dar por válidas las sospechas de los Cortés, Santiago y su mujer ya habían huido a Sevilla. El 17 de enero fueron localizados y detenidos en Granada, pero pocas horas después volvían a estar en libertad por falta de pruebas. Junto a la hipótesis del crimen pederasta, la Policía barajaba el secuestro por venganza. Así que siguió investigando. Cuando el 7 de marzo fue encontrado el cadáver de Mari Luz se precipitaron los hechos. La Policía volvió a repasar las coartadas de los únicos sospechosos hasta el momento y, tras localizarlos en Pajaroncillo (Cuenca), decidieron interrogarlos de nuevo. Viéndose acorralada, la mujer de Santiago desmontó la coartada de su marido. Habían pasado 72 días desde la desaparición de la niña.

  • Vergüenza e indignación
  • La detención del presunto asesino puso rostro y apellidos a un pederasta con numerosos antecedentes y sacó a la luz pública el cúmulo de despropósitos que permitieron a un delincuente habitual no pisar la cárcel ni un solo día. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) abrió una investigación por la actuación de los jueces en el pasado, María Teresa Fernández de la Vega admitió que el asesinato de Mari Luz se debió a un "gravísimo error judicial" y que "el Estado y el Gobierno no podían permitir estos fallos del sistema", y el PP culpó al Gobierno del descontrol de la Justicia que llevó al 'caso Mari Luz'.

    Todas las miradas apuntaron al juez que condenó a Santiago en 2002 y que nunca ejecutó la sentencia. Rafael Tirado Márquez, titular del Juzgado número 1 de lo Penal de Sevilla, se defendió culpando a una funcionaria que, según el magistrado, estuvo cinco meses de baja. Pero la Junta de Andalucía desmintió al juez y aseguró que ningún funcionario de este juzgado estuvo dicho tiempo de baja. El CGPJ extendió la investigación sobre el 'caso Mari Luz' al magistrado de la sección séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla, Javier González, que tardó tres años en confirmar la condena impuesta a Del Valle por abusar de su hija.

  • Responsabilidades políticas
  • Tras enterrar a la pequeña Mari Luz, conocer la detención de su presunto asesino y verlo llegar a Huelva, la familia Cortés tuvo que hacer frente a la peor de las evidencias: la muerte de Mari Luz pudo haberse evitado. Juan José Cortés, el padre de la pequeña, aseguró que exigiría responsabilidades al Gobierno y pidió explicaciones al presidente del Gobierno. En declaraciones realizadas a elmundo.es, Cortés culpó al Estado de ser "responsable indirecto del asesinato" de su hija. Ese mismo día, José Luis Rodríguez Zapatero llamó por teléfono a Juan José Cortés para prometerle que se llegaría "al fondo de la investigación".

    De la indignación se pasó al debate nacional sobre las penas aplicadas a los delincuentes sexuales. La familia de Mari Luz exigió cadena perpetua para el asesino de la pequeña y, aunque el Gobierno se mostró en contra de una medida que "choca con la Constitución", no descartó adoptar otras medidas como la creación de un registro de pederastas que permita controlarlos.

Cuando todo vale por una exclusiva | Televisión | elmundo.es

En 'Primera plana', Hildy Johnson esconde al asesino confeso Earl Williams en su escritorio para tener en exclusiva las declaraciones del prófugo. Telecinco no ha llegado a tanto en el caso Mari Luz, pero casi.

Ana Rosa Quintana consiguió este viernes la confesión que los jueces no habían logrado. Un plató de televisión convertido en tribunal de justicia. La intrahistoria de la confesión de Isabel García en 'El programa de Ana Rosa' (Telecinco) pone en cuestión los límites del periodismo.

Elmundo.es ha tenido acceso a lo que no se vio de la polémica entrevista. A las imágenes de la esposa de Santiago del Valle durante los cortes publicitarios, que van del desfallecimiento a las súplicas inclementes porque dejen de grabarla.

Según ha podido saber este diario, miembros de la productora Cuarzo han acompañado a Isabel García día y noche durante los últimos días. Desayunos, comidas y cenas junto a ella para evitar que pudiera aparecer en el plató de otra cadena.

Coincidiendo con el último día del juicio al presunto asesino de Mari Luz Cortés, un equipo del programa se desplazaba con su mujer a un parque en la madrileña avenida de Brasilia. Dos horas de directo hicieron el resto. Isabel García, que sufre un retraso mental, se derrumbaba y confesaba el crimen de su esposo ante las preguntas que recibía del plató del programa. Objetivo logrado.

Tras el programa, el periodista Nacho Abad la llevó personalmente a la comisaría de Canillas para que repitiera su confesión ante la policía. El trabajo había acabado.

Sin embargo, las imágenes de lo que la audiencia no pudo ver de la entrevista demuestran este proteccionismo. "No sé dónde estoy, no puedo decirte donde estoy", dice Isabel García por teléfono a una conocida ante los gestos claros de una productora del programa para que no revele el lugar. "No le digas nada", insiste la redactora.

García volvió a entrar en directo en el programa por última vez, antes de que la redactora afirmara: "Me la voy a llevar porque no me la va a quitar nadie. Y no va a hablar con nadie más".

Hundida después de la confesión y sentada en el suelo, empieza a suplicar que apaguen las cámaras. "No quiero más cámaras, Patricia, por favor, que me quiten las cámaras", dice sollozando, mientras la redactora trata de tranquilizarla a la vez que le pide al cámara que siga grabando.

"Hay que estar con ella, constantemente, en todo momento", insiste una de las personas del equipo mientras trata de calmarla con un "ya tengo el hotelito en Torrelodones, al lado de tu residencia". Objetivo amortizado.

En 'Primera plana', Hildy Johnson esconde al asesino confeso Earl Williams en su escritorio para tener en exclusiva las declaraciones del prófugo. Telecinco no ha llegado a tanto en el caso Mari Luz, pero casi.

Ana Rosa Quintana consiguió este viernes la confesión que los jueces no habían logrado. Un plató de televisión convertido en tribunal de justicia. La intrahistoria de la confesión de Isabel García en 'El programa de Ana Rosa' (Telecinco) pone en cuestión los límites del periodismo.

Elmundo.es ha tenido acceso a lo que no se vio de la polémica entrevista. A las imágenes de la esposa de Santiago del Valle durante los cortes publicitarios, que van del desfallecimiento a las súplicas inclementes porque dejen de grabarla.

Según ha podido saber este diario, miembros de la productora Cuarzo han acompañado a Isabel García día y noche durante los últimos días. Desayunos, comidas y cenas junto a ella para evitar que pudiera aparecer en el plató de otra cadena.

Coincidiendo con el último día del juicio al presunto asesino de Mari Luz Cortés, un equipo del programa se desplazaba con su mujer a un parque en la madrileña avenida de Brasilia. Dos horas de directo hicieron el resto. Isabel García, que sufre un retraso mental, se derrumbaba y confesaba el crimen de su esposo ante las preguntas que recibía del plató del programa. Objetivo logrado.

Tras el programa, el periodista Nacho Abad la llevó personalmente a la comisaría de Canillas para que repitiera su confesión ante la policía. El trabajo había acabado.

Sin embargo, las imágenes de lo que la audiencia no pudo ver de la entrevista demuestran este proteccionismo. "No sé dónde estoy, no puedo decirte donde estoy", dice Isabel García por teléfono a una conocida ante los gestos claros de una productora del programa para que no revele el lugar. "No le digas nada", insiste la redactora.

García volvió a entrar en directo en el programa por última vez, antes de que la redactora afirmara: "Me la voy a llevar porque no me la va a quitar nadie. Y no va a hablar con nadie más".

Hundida después de la confesión y sentada en el suelo, empieza a suplicar que apaguen las cámaras. "No quiero más cámaras, Patricia, por favor, que me quiten las cámaras", dice sollozando, mientras la redactora trata de tranquilizarla a la vez que le pide al cámara que siga grabando.

"Hay que estar con ella, constantemente, en todo momento", insiste una de las personas del equipo mientras trata de calmarla con un "ya tengo el hotelito en Torrelodones, al lado de tu residencia". Objetivo amortizado.

Del Valle asesinó presuntamente a Mari Luz y se deshizo del cadáver en una hora | elmundo.es

El presunto asesino de Mari Luz, Santiago del Valle. (Foto: EL MUNDO)
Ampliar foto

El presunto asesino de Mari Luz, Santiago del Valle. (Foto: EL MUNDO)

Actualizado jueves 03/04/2008 05:27 ( CET)
Imprimir Enviar noticia Disminuye letra Aumenta letra

DANIEL G. LIFONA

MADRID.- Santiago del Valle García, el presunto asesino de Mari Luz Cortés, sabía cómo actuar en caso de aprieto, y casi siempre se salía con la suya. Lo hizo durante más de 15 años y habría vuelto a hacerlo si su mujer no hubiera perdido los nervios cuando la Policía la interrogó por segunda vez, en Cuenca. Isabel García, cómplice y encubridora en incontables ocasiones, era a la vez su punto más débil.

En 1992 consiguió cobrar una indemnización de 20 millones de pesetas por el atropello en extrañas circunstancias de su primera hija, Nuria Noelia del Valle García, de dos años, después de vivir más de un mes en un coche con su mujer y la pequeña. El dinero permitió al matrimonio comprar un piso en las 'Tres Mil Viviendas' de Sevilla, donde tuvieron otras dos niñas.

En 1999 falsificó un informe médico con el que acusó a un profesor de abusar sexualmente de su segunda hija. Le reclamó 60.000 euros, pero se descubrió el engaño y los cargos de abusos se volvieron en su contra. Eludió la cárcel durante seis años y, con varias condenas a sus espaldas, siguió acosando a menores, recorrió varias ciudades españolas, se matriculó en cursos para adultos, exigió una vivienda ante las cámaras y, tras su regreso a Huelva, cometió el crimen perfecto, o casi.

Según fuentes judiciales, la tarde del 13 de enero de 2008, Del Valle actuó con una rapidez y discreción insólitas. El pederasta de 43 años asesinó presuntamente a Mari Luz sin dejar huellas en su casa ni marcas en el cuerpo de la niña -murió probablemente por asfixia-, y se deshizo del cadáver en el intervalo de una hora, o menos. La reconstrucción de los hechos hace sospechar que Santiago ya disponía de un plan previamente concebido para deshacerse del cuerpo de un menor y no dejar rastro.

'Empezamos a buscarla a los 45 minutos'

Vecinos y policía en el portal de Santiago del Valle. (Foto: Antonio Luis Delgado)
Ampliar foto

Vecinos y policía en el portal de Santiago del Valle. (Foto: Antonio Luis Delgado)

Mari Luz desapareció entre las 16.30 y las 17.00 horas, después de comprar una bolsa de patatas fritas en un quiosco cercano a su casa y a la del pederasta. A los 45 minutos de bajar a la calle, y al ver que no regresaba, su madre empezó a extrañarse. "Empezamos a buscarla a los 45 minutos. La niña, cuando baja a comprar, se pasa por la casa de su abuela o de su tía", declaró Juan José Cortés, el padre de la pequeña, pocos días después de su desaparición. Pero esta vez no estaba con ninguno de sus parientes.

Sobre las 19.30 horas, después de buscar a la pequeña por todo el barrio y preguntar por ella en casas de parientes y vecinos, la familia empezó a temerse lo peor. El padre y un hermano de éste se dirigieron al domicilio de Santiago del Valle, el pederasta que vivía en el barrio. Echaron abajo la puerta de aluminio y encontraron dentro a dos mujeres nerviosas, asustadas, y a un hombre frío, impasible. Buscaron y revolvieron la casa, pero Mari Luz ya no estaba allí.

"Cuando nadie sabía dónde estaba Mari Luz él ya estaba diciendo: 'A mí nadie me va a colgar este marrón, yo no he hecho nada'. Él ya sabía dónde estaba Mari Luz y cómo estaba", recordó Juan José cuando Santiago fue detenido en Cuenca, el pasado 25 de marzo. Pero en el piso de la 'familia Monster', como eran conocidos en el barrio, no había ni rastro de la pequeña, ni una pista que pudiera delatarles.

Rápida maniobra para no llamar la atención

Santiago del Valle sólo tuvo una hora para deshacerse del cadáver. Tuvo que hacerlo antes de que la familia Cortés empezara a buscar a la pequeña, cuando nadie repararía en él o su hermana, Rosa del Valle, si los encontraban en la calle. Una pequeña indecisión, 10 minutos más tarde y ya no podrían salir a la Plaza Rosa sin levantar sospechas, mucho menos con un carrito de la compra, un domingo sin ningún comercio abierto donde comprar.

Rosa del Valle, en prisión sin fianza como cómplice del crimen, declaró a la Policía que su hermano le pidió esa tarde que le llevara en coche al aparcamiento del hipermercado Carrefour, cerca de la marisma, pese a que el centro comercial estaba cerrado. Santiago llevaba un carrito de la compra y en su interior iría el cuerpo de Mari Luz. Los investigadores creen que el pederasta arrojó a la niña a una alcantarilla o a la ría del Odiel, según versiones contradictorias del propio imputado. Cuando volvió a casa, su mujer le lavó la ropa y las botas, que estarían cubiertas de fango.

Esa misma noche, en plena madrugada, huyeron de Huelva. La policía los encontró en Granada tres días después, pero el interrogatorio no reveló indicios suficientes. El matrimonio justificó su huida por temor a represalias de la familia de la niña, y también esta vez se salieron con la suya. Aunque no por mucho tiempo.

El presunto asesino de Mari Luz, Santiago del Valle. (Foto: EL MUNDO)
Ampliar foto

El presunto asesino de Mari Luz, Santiago del Valle. (Foto: EL MUNDO)

Actualizado jueves 03/04/2008 05:27 ( CET)
Imprimir Enviar noticia Disminuye letra Aumenta letra

DANIEL G. LIFONA

MADRID.- Santiago del Valle García, el presunto asesino de Mari Luz Cortés, sabía cómo actuar en caso de aprieto, y casi siempre se salía con la suya. Lo hizo durante más de 15 años y habría vuelto a hacerlo si su mujer no hubiera perdido los nervios cuando la Policía la interrogó por segunda vez, en Cuenca. Isabel García, cómplice y encubridora en incontables ocasiones, era a la vez su punto más débil.

En 1992 consiguió cobrar una indemnización de 20 millones de pesetas por el atropello en extrañas circunstancias de su primera hija, Nuria Noelia del Valle García, de dos años, después de vivir más de un mes en un coche con su mujer y la pequeña. El dinero permitió al matrimonio comprar un piso en las 'Tres Mil Viviendas' de Sevilla, donde tuvieron otras dos niñas.

En 1999 falsificó un informe médico con el que acusó a un profesor de abusar sexualmente de su segunda hija. Le reclamó 60.000 euros, pero se descubrió el engaño y los cargos de abusos se volvieron en su contra. Eludió la cárcel durante seis años y, con varias condenas a sus espaldas, siguió acosando a menores, recorrió varias ciudades españolas, se matriculó en cursos para adultos, exigió una vivienda ante las cámaras y, tras su regreso a Huelva, cometió el crimen perfecto, o casi.

Según fuentes judiciales, la tarde del 13 de enero de 2008, Del Valle actuó con una rapidez y discreción insólitas. El pederasta de 43 años asesinó presuntamente a Mari Luz sin dejar huellas en su casa ni marcas en el cuerpo de la niña -murió probablemente por asfixia-, y se deshizo del cadáver en el intervalo de una hora, o menos. La reconstrucción de los hechos hace sospechar que Santiago ya disponía de un plan previamente concebido para deshacerse del cuerpo de un menor y no dejar rastro.

'Empezamos a buscarla a los 45 minutos'

Vecinos y policía en el portal de Santiago del Valle. (Foto: Antonio Luis Delgado)
Ampliar foto

Vecinos y policía en el portal de Santiago del Valle. (Foto: Antonio Luis Delgado)

Mari Luz desapareció entre las 16.30 y las 17.00 horas, después de comprar una bolsa de patatas fritas en un quiosco cercano a su casa y a la del pederasta. A los 45 minutos de bajar a la calle, y al ver que no regresaba, su madre empezó a extrañarse. "Empezamos a buscarla a los 45 minutos. La niña, cuando baja a comprar, se pasa por la casa de su abuela o de su tía", declaró Juan José Cortés, el padre de la pequeña, pocos días después de su desaparición. Pero esta vez no estaba con ninguno de sus parientes.

Sobre las 19.30 horas, después de buscar a la pequeña por todo el barrio y preguntar por ella en casas de parientes y vecinos, la familia empezó a temerse lo peor. El padre y un hermano de éste se dirigieron al domicilio de Santiago del Valle, el pederasta que vivía en el barrio. Echaron abajo la puerta de aluminio y encontraron dentro a dos mujeres nerviosas, asustadas, y a un hombre frío, impasible. Buscaron y revolvieron la casa, pero Mari Luz ya no estaba allí.

"Cuando nadie sabía dónde estaba Mari Luz él ya estaba diciendo: 'A mí nadie me va a colgar este marrón, yo no he hecho nada'. Él ya sabía dónde estaba Mari Luz y cómo estaba", recordó Juan José cuando Santiago fue detenido en Cuenca, el pasado 25 de marzo. Pero en el piso de la 'familia Monster', como eran conocidos en el barrio, no había ni rastro de la pequeña, ni una pista que pudiera delatarles.

Rápida maniobra para no llamar la atención

Santiago del Valle sólo tuvo una hora para deshacerse del cadáver. Tuvo que hacerlo antes de que la familia Cortés empezara a buscar a la pequeña, cuando nadie repararía en él o su hermana, Rosa del Valle, si los encontraban en la calle. Una pequeña indecisión, 10 minutos más tarde y ya no podrían salir a la Plaza Rosa sin levantar sospechas, mucho menos con un carrito de la compra, un domingo sin ningún comercio abierto donde comprar.

Rosa del Valle, en prisión sin fianza como cómplice del crimen, declaró a la Policía que su hermano le pidió esa tarde que le llevara en coche al aparcamiento del hipermercado Carrefour, cerca de la marisma, pese a que el centro comercial estaba cerrado. Santiago llevaba un carrito de la compra y en su interior iría el cuerpo de Mari Luz. Los investigadores creen que el pederasta arrojó a la niña a una alcantarilla o a la ría del Odiel, según versiones contradictorias del propio imputado. Cuando volvió a casa, su mujer le lavó la ropa y las botas, que estarían cubiertas de fango.

Esa misma noche, en plena madrugada, huyeron de Huelva. La policía los encontró en Granada tres días después, pero el interrogatorio no reveló indicios suficientes. El matrimonio justificó su huida por temor a represalias de la familia de la niña, y también esta vez se salieron con la suya. Aunque no por mucho tiempo.

La familia de Yeremi, el niño desaparecido en Gran Canaria, cree que se "lo han llevado" - 20minutos.es

Ayer continuaron por tercer día consecutivo las labores de búsqueda del niño de siete años Yeremi José Vargas, desaparecido al mediodía del pasado sábado en la localidad de Vecindario (Gran Canaria) cuando jugaba en la calle.

La familia de Yeremi cree que al pequeño "se lo han podido llevar" porque es un niño "tímido y asustadizo" que no se habría ido por su cuenta, aseguró hoy su tía y portavoz de la familia, Milagros Suárez.

Descarta que se haya podido perder ya que, según dijo la portavoz Milagros Suárez, "él sabe perfectamente dónde está la casa; él puede llegar a la casa perfectamente y bien si estuviera perdido".

El pequeño desapareció el pasado sábado sobre las 13.30 horas cuando jugaba en un solar de la zona de Los Llanos, a pocos metros de su abuelo y dos tíos, después de que la abuela llamara a la familia para comer y todos entraran en la vivienda menos él.

Si lo llamaron desde la calle de atrás no pudimos darnos cuenta

En una rueda de prensa para informar sobre la búsqueda del menor, la tía del niño Milagros Suárez explicó que el solar donde jugaban los niños el sábado da a dos calles, por lo que si a Yeremi Vargas lo llamaron desde la calle de atrás "no pudimos darnos cuenta".

Agregó que en la zona hay nuevos vecinos a los que su familia no conoce, por lo que "aunque hubiera alguien que estuviera mirando a los niños tampoco nos hubiéramos percatado porque hay mucha gente nueva".

No ha salido de la isla

El concejal de Seguridad Ciudadana de Santa Lucía, Luis Campos, explicó que "casi podemos asegurar" que Yeremi Vargas no ha salido de la isla, porque antes de que hubiera pasado una hora de su desaparición la Policía Nacional y la Guardia Civil ya lo sabían y habían puesto en marcha de inmediato el dispositivo de control.

Campos indicó que se han controlado todos los puertos de la isla así como el aeropuerto, y que los barcos que partieron entre la hora en la que desapareció el pequeño y en la que se puso en marcha el dispositivo de control se registrarán en los lugares de destino a su llegada.

Busqueda en los contenedores

El portavoz de protección civil, Juan Jerónimo García, explicó que los camiones de recogida de basura del municipio han comenzado a vaciar los contenedores tras la jornada festiva de ayer domingo y que se está realizando un control exhaustivo de cada uno de los recipientes por si el niño pudiera estar dentro de uno de ellos.

La búsqueda del pequeño continuó durante la noche y prosigue "casa por casa, edificio por edificio, calle por calle", agregó.

Casi 300 personas siguen buscándole

La abuela del menor avisó a los familiares para comer y todos entraron en la casa, excepto el pequeño, por lo que salieron a buscarlo nuevamente a la calle, pero ya no estaba, relató la tía del niño, Milagros Suárez.

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local, así como casi 250 miembros de Protección Civil, familiares, amigos y vecinos han rastreado desde el sábado los alrededores ayudados por perros adiestrados y un helicóptero del Grupo Especial de Emergencias del Gobierno de Canarias para tratar de localizar al pequeño.

Todos los miembros de los servicios de emergencia del municipio buscan al menor

Tras buscar durante toda la noche del sábado en las inmediaciones de la casa del niño, el rastreo se amplió ayer hacia la costa y a los invernaderos cercanos, sin éxito alguno.

El área de búsqueda es amplia e incluye Vecindario, el polígono industrial de Arinaga y toda la orilla baja y costa de Santa Lucía, desde la playa de El Cabrón hasta Pozo Izquierdo, así como el barranco de Tirajana.

También se han revisado todos los estanques y pozos de la zona, por si el niño pudiera estar en el interior de alguno de ellos, pero hasta el momento no hay rastro alguno del menor.

La búsqueda continuó por tierra y aire mientras hubo luz y se mantuvo sobre el terreno durante la noche.

El Entierro de la Sardina del Carnaval de Santa Lucía, que estaba previsto para ayer domingo, fue suspendido, ya que todos los miembros de los servicios de emergencia del municipio buscan al menor.

Rubio, ojos castaños y gafas de montura verde

El niño tiene cabello rubio, ojos castaños y utiliza gafas con una montura de color verde, y en el momento de su desaparición vestía un jersey marrón con letras naranjas, un pantalón color crema y zapatos deportivos.

Los familiares del niño comenzaron anteayer a repartir octavillas con su foto para distribuirla por toda la isla por si alguien puede ofrecer alguna pista sobre él.

Ayer continuaron por tercer día consecutivo las labores de búsqueda del niño de siete años Yeremi José Vargas, desaparecido al mediodía del pasado sábado en la localidad de Vecindario (Gran Canaria) cuando jugaba en la calle.

La familia de Yeremi cree que al pequeño "se lo han podido llevar" porque es un niño "tímido y asustadizo" que no se habría ido por su cuenta, aseguró hoy su tía y portavoz de la familia, Milagros Suárez.

Descarta que se haya podido perder ya que, según dijo la portavoz Milagros Suárez, "él sabe perfectamente dónde está la casa; él puede llegar a la casa perfectamente y bien si estuviera perdido".

El pequeño desapareció el pasado sábado sobre las 13.30 horas cuando jugaba en un solar de la zona de Los Llanos, a pocos metros de su abuelo y dos tíos, después de que la abuela llamara a la familia para comer y todos entraran en la vivienda menos él.

Si lo llamaron desde la calle de atrás no pudimos darnos cuenta

En una rueda de prensa para informar sobre la búsqueda del menor, la tía del niño Milagros Suárez explicó que el solar donde jugaban los niños el sábado da a dos calles, por lo que si a Yeremi Vargas lo llamaron desde la calle de atrás "no pudimos darnos cuenta".

Agregó que en la zona hay nuevos vecinos a los que su familia no conoce, por lo que "aunque hubiera alguien que estuviera mirando a los niños tampoco nos hubiéramos percatado porque hay mucha gente nueva".

No ha salido de la isla

El concejal de Seguridad Ciudadana de Santa Lucía, Luis Campos, explicó que "casi podemos asegurar" que Yeremi Vargas no ha salido de la isla, porque antes de que hubiera pasado una hora de su desaparición la Policía Nacional y la Guardia Civil ya lo sabían y habían puesto en marcha de inmediato el dispositivo de control.

Campos indicó que se han controlado todos los puertos de la isla así como el aeropuerto, y que los barcos que partieron entre la hora en la que desapareció el pequeño y en la que se puso en marcha el dispositivo de control se registrarán en los lugares de destino a su llegada.

Busqueda en los contenedores

El portavoz de protección civil, Juan Jerónimo García, explicó que los camiones de recogida de basura del municipio han comenzado a vaciar los contenedores tras la jornada festiva de ayer domingo y que se está realizando un control exhaustivo de cada uno de los recipientes por si el niño pudiera estar dentro de uno de ellos.

La búsqueda del pequeño continuó durante la noche y prosigue "casa por casa, edificio por edificio, calle por calle", agregó.

Casi 300 personas siguen buscándole

La abuela del menor avisó a los familiares para comer y todos entraron en la casa, excepto el pequeño, por lo que salieron a buscarlo nuevamente a la calle, pero ya no estaba, relató la tía del niño, Milagros Suárez.

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local, así como casi 250 miembros de Protección Civil, familiares, amigos y vecinos han rastreado desde el sábado los alrededores ayudados por perros adiestrados y un helicóptero del Grupo Especial de Emergencias del Gobierno de Canarias para tratar de localizar al pequeño.

Todos los miembros de los servicios de emergencia del municipio buscan al menor

Tras buscar durante toda la noche del sábado en las inmediaciones de la casa del niño, el rastreo se amplió ayer hacia la costa y a los invernaderos cercanos, sin éxito alguno.

El área de búsqueda es amplia e incluye Vecindario, el polígono industrial de Arinaga y toda la orilla baja y costa de Santa Lucía, desde la playa de El Cabrón hasta Pozo Izquierdo, así como el barranco de Tirajana.

También se han revisado todos los estanques y pozos de la zona, por si el niño pudiera estar en el interior de alguno de ellos, pero hasta el momento no hay rastro alguno del menor.

La búsqueda continuó por tierra y aire mientras hubo luz y se mantuvo sobre el terreno durante la noche.

El Entierro de la Sardina del Carnaval de Santa Lucía, que estaba previsto para ayer domingo, fue suspendido, ya que todos los miembros de los servicios de emergencia del municipio buscan al menor.

Rubio, ojos castaños y gafas de montura verde

El niño tiene cabello rubio, ojos castaños y utiliza gafas con una montura de color verde, y en el momento de su desaparición vestía un jersey marrón con letras naranjas, un pantalón color crema y zapatos deportivos.

Los familiares del niño comenzaron anteayer a repartir octavillas con su foto para distribuirla por toda la isla por si alguien puede ofrecer alguna pista sobre él.

La Guardia Civil reactiva el 'caso Yéremi Vargas' con nuevos datos | Sociedad | EL PAÍS

El próximo 10 de marzo se cumplen cinco años de la desaparición del pequeño Yéremi Vargas. La Guardia Civil desde hace tiempo se encuentra en el callejón sin salida de no tener ninguna pista que consiga prolongar la investigación. Este lunes ha presentado un vídeo para recordar la desaparición del menor y ha expuesto algunos datos, como la vestimenta del niño en el momento de su desaparición, que no había hecho público, pero la familia sí. En Los Llanos del Polvo (Vecindario), barrio del que desapareció, no hubo ninguna novedad.

Fuentes de la Unidad Central Operativa han confirmado que se busca que “el caso no caiga en el olvido”. Para ello han rescatado y difundido algunas pruebas o pistas que creen buenas, como la presencia de un Opel corsa blanco en la zona en el momento de la desaparición. Lo ubican en el solar en el que jugaba Yéremi cuando fue visto por última vez y lo hacen con una puerta abierta. La Guardia Civil habla también de un segundo coche, un Renault clío negro, que, si bien algo más alejado de la zona de los hechos, días antes habría sido visto en la calle en la que vivía Yéremi.

El entorno familiar se ha mostrado muy cauto y hay diversas opiniones, unas más prudentes que otras. En estos momentos centran su atención en preparar una rueda de prensa que ofrecerá la familia el próximo jueves, en Vecindario, en la que, según se ha podido saber, estudian ofrecer una compensación económica por pistas nuevas.

La Guardia Civil, por su parte, también ha pedido la colaboración ciudadana porque, según reconocía el teniente coronel Manuel Llamas, la investigación se encuentra “en un momento muy crítico”. Varios agentes de la UCO han estado en Gran Canaria la última semana para recabar más información e informar a la familia del nuevo impulso que aseguran que quieren dar al caso.

La Guardia Civil ha creado una web, una cuenta de correo específica -ucojeremivargas@guardiacivil.org- y un número de teléfono gratuito (900 30 00 62) para que los ciudadanos puedan aportar alguna pista o información.

El rastro de Yéremi se perdió en la tarde del sábado 10 de marzo de 2007, cuando jugaba con dos primos en un solar próximo a las viviendas de su abuela y su tía, en la barriada de Llanos de Polvo, en el municipio de Vecindario. En el momento en el que la abuela avisó a los familiares para que acudiesen a comer, todos entraron en la casa, menos Yéremi. Durante estos cinco años se han desplegado varios dispositivos de búsqueda con cientos de voluntarios alrededor de la isla de Gran Canaria para localizar al menor, que hoy tendría 12 años.

El próximo 10 de marzo se cumplen cinco años de la desaparición del pequeño Yéremi Vargas. La Guardia Civil desde hace tiempo se encuentra en el callejón sin salida de no tener ninguna pista que consiga prolongar la investigación. Este lunes ha presentado un vídeo para recordar la desaparición del menor y ha expuesto algunos datos, como la vestimenta del niño en el momento de su desaparición, que no había hecho público, pero la familia sí. En Los Llanos del Polvo (Vecindario), barrio del que desapareció, no hubo ninguna novedad.

Fuentes de la Unidad Central Operativa han confirmado que se busca que “el caso no caiga en el olvido”. Para ello han rescatado y difundido algunas pruebas o pistas que creen buenas, como la presencia de un Opel corsa blanco en la zona en el momento de la desaparición. Lo ubican en el solar en el que jugaba Yéremi cuando fue visto por última vez y lo hacen con una puerta abierta. La Guardia Civil habla también de un segundo coche, un Renault clío negro, que, si bien algo más alejado de la zona de los hechos, días antes habría sido visto en la calle en la que vivía Yéremi.

El entorno familiar se ha mostrado muy cauto y hay diversas opiniones, unas más prudentes que otras. En estos momentos centran su atención en preparar una rueda de prensa que ofrecerá la familia el próximo jueves, en Vecindario, en la que, según se ha podido saber, estudian ofrecer una compensación económica por pistas nuevas.

La Guardia Civil, por su parte, también ha pedido la colaboración ciudadana porque, según reconocía el teniente coronel Manuel Llamas, la investigación se encuentra “en un momento muy crítico”. Varios agentes de la UCO han estado en Gran Canaria la última semana para recabar más información e informar a la familia del nuevo impulso que aseguran que quieren dar al caso.

La Guardia Civil ha creado una web, una cuenta de correo específica -ucojeremivargas@guardiacivil.org- y un número de teléfono gratuito (900 30 00 62) para que los ciudadanos puedan aportar alguna pista o información.

El rastro de Yéremi se perdió en la tarde del sábado 10 de marzo de 2007, cuando jugaba con dos primos en un solar próximo a las viviendas de su abuela y su tía, en la barriada de Llanos de Polvo, en el municipio de Vecindario. En el momento en el que la abuela avisó a los familiares para que acudiesen a comer, todos entraron en la casa, menos Yéremi. Durante estos cinco años se han desplegado varios dispositivos de búsqueda con cientos de voluntarios alrededor de la isla de Gran Canaria para localizar al menor, que hoy tendría 12 años.

Caso Bretón: nuevos informes arrojan luz al caso

Caso Bretón: nuevos informes arrojan luz al caso

La separación

La venganza

El plan

El experimento

El viaje

El padre de los niños "se obceca" en recogerlos el 7 de octubre, a pesar de que Ruth le había propuesto cambiar la fecha para que Bretón pudiese asistir a la boda de su mejor amigo y al bautizo de su sobrino. Así, el viernes 7 de octubre, Bretón recogió a sus hijos en la casa de la abuela materna en Huelva. Entonces, hizo algo raro: puso sus maletas en el asiento delantero derecho. Según el juez, "para que la abuela no pudiera ver que en el interior, el encartado portaba una serie de objetos no determinados, entre ellos posiblemente más sábanas de las encontradas posteriormente en el coche, destinados a dar cumplimiento a su fatal designio". "La razón de la ocultación no puede ser otra que llevaba dentro todo el dispositivo de objetos destinados a dar cumplimiento a su atroz designio criminal".

Las flores

Aprovechando su estancia en Huelva, Bretón decidió redactar una extensa carta a su esposa en la que trataba a toda costa de solicitarle la reanudación de la relación. Se la entregó la víspera de la desaparición de sus hijos, junto a unas flores. Aconsejada por su psicólogo, Ruth no respondió.

La exnovia

De regreso en Córdoba, Bretón deja a sus hijos en casa de su hermana y, sin se sepa por qué, acude de nuevo a Las Quemadillas. Allí hará una de las cosas más extrañas. Justo cuando espera respuesta de Ruth, decide llamar a una exnovia. Para el juez, "no puede determinarse exactamente si dedicó todo el tiempo que estuvo allí a preparar su propósito del día siguiente"

La coartada

De regreso en Córdoba, el juez mantiene que Bretón plantea a sus hermanos una visita para el día siguiente —sábado— al área recreativa la Ciudad de los Niños, afirmando que antes había quedado para comer con unos amigos, "pese a que no había quedado con nadie ni tenía intención de hacerlo", añade Lainz. Según Lainz, Bretón quiere "hacerse ilocalizable durante todo el mediodía y la tarde, facilitando la preparación y ocultación de su plan; mientras que daba forma al lugar elegido para simular la pérdida de sus hijos: la Ciudad de los Niños".

Un desconocido

La mañana de autos, Bretón lleva a sus hijos a casa de su hermana y se hace con las llaves de su coche Kia Picanto. Se marcha con este a Las Quemadillas. Del vehículo "sale aparentemente junto a otra persona cuya identidad no ha podido ser determinada". Tampoco se sabe por qué fue allí "pero muy probablemente estuviera directamente relacionado con su propósito de hacer desaparecer a sus hijos", asegura el escrito judicial.

A la carrera

A su vuelta, Bretón y sus hijos regresan brevemente a la casa de los abuelos paternos. Tras cuatro minutos, se marchan en el coche de Bretón rumbo a la parcela. Es la última vez que se ve a los pequeños. En el camino, Bretón comprueba que ha desconectado la localización de su iPhone Latitude. Dos minutos después de cerrar la cancela llama por última vez a su esposa. Ella no responde. El juez no descarta que para entonces ya se hubiese deshecho de los niños, pero lo ve poco probable.

La desaparición

En Las Quemadillas, Bretón desactivó las aplicaciones vía Internet de su móvil para no ser localizado. Entre las 13.48 y 17.30 no hay constancia de que saliera con su coche de la parcela. El magistrado contempla que Bretón aprovechara el lapso para plagar de pistas falsas el escenario; y el posterior trayecto hacia la Ciudad de los Niños "para lograr deshacerse" de Ruth y José.

Las pesquisas

Desde la Ciudad de los Niños, Bretón llamó a las 18.41 al servicio de emergencias, alertando de la desaparición de sus hijos. Antes, ha cruzado numerosas y confusas llamadas con sus dos hermanos y una con su madre -que ambos niegan-. 90 minutos después, denuncia la pérdida de sus hijos en comisaría. Será interrogado numerosas veces.

Los primeros rastreos

Frío y distante

A los investigadores, que llevan días interrogando a Bretón sin resultado, les sorprende la frialdad y distanciamiento con que el padre afronta la angustiosa desaparición de sus hijos. Se muestra impasible en las largas jornadas en que se busca a los chiquillos en la finca de Las Quemadillas. La inconsistencia de su versión y las contradicciones en las que cae al enfrentarse con los registros de sus llamadas y las cámaras de vídeo vigilancia que le registran ese día hacen que, finalmente, Bretón sea detenido.

La detención de Bretón

Veinte días después de la pérdida de Ruth y José, la policía detiene a su padre. Los investigadores consideran a Bretón sospechoso de esta extraña desaparición y creen que los menores podrían estar muertos y enterrados en la finca familiar de Las Quemadillas. La policía nunca ha confiado en su versión y ha detectado sombras en el relato del padre, sobre quien han centrado todas las pesquisas. Cámaras de vigilancia situadas en los alrededores de la finca y en el parque mismo, no recogen imágenes de los niños. Tampoco hay testigos que sitúen al padre con sus hijos allí. La policía cree que Ruth y José nunca llegaron allí.

De la reconstrucción a la prisión

Para aclarar sobre el terreno la versión de Bretón, el juez de instrucción José Luis Rodríguez Lainz decide el 21 de octubre hacer una reconstrucción en el parque Cruz Conde con el propio Bretón. El hecho se convierte en un circo, con decenas de periodistas registrando el momento y vecinos insultando al detenido. Por primera vez, Bretón aparece en público. Está tranquilo y sereno. Solo unos cuantos policías les separan de cámaras y público. Finalmente, Lainz envía a prisión incondicional al padre de Ruth y José, acusado de detención ilegal cualificada por desaparición de menores (secuestro) y simulación de delito.

Las Quemadillas

¿Huesos de animal o de humano?

Los perros detectaron los primeros días restos orgánicos calcinados en una fogata reciente. Se teme lo peor. Pero los informes señalan que los huesos no son humanos. La fogata sigue obsesionando al juez. En sus pesquisas descubrirá que Bretón compró días antes de la desaparición de sus hijos 140 litros de gasoil poco antes de la desaparición. Además, también se hizo con dos cajas de pastillas relajantes Orfidal y Motiván, cuyo uso nunca quedó claro, aunque se sospechó que pudiese haberlos usado contra sus hijos.

Sin resultado

La búsqueda de georradar se repite varios días sin avances. Hasta enero, la policía regresará periódicamente a la finca y a los alrededores para buscar en colectores de la zona, en las alcantarillas y en la orilla del Guadalquivir a su paso por la zona. Cinco meses después de la detención, analizan de nuevo el coche de Bretón y se lo llevan para nuevas reconstrucciones. No parece que haya avances en la investigación en cuanto a la localización de los pequeños, pero sí le queda claro al juez que la versión de Bretón es inconsistente. En julio, los investigadores regresan a la parcela. Siguen abriendo la casa y los huertos en busca de un zulo donde Bretón pudiese haber escondido a los pequeños. No se encuentra nada.

Los tiempos no cuadran

La discordancia de tiempos y de hechos se repite en varios episodios, pero en su auto del 17 de febrero, Rodríguez Lainz destaca uno. Cuando Bretón, tras salir de la parcela —donde había hecho una fogata inmensa mientras sus hijos, afirma Bretón, dormían durante horas sin haber comido todavía— se dirige al parque sin llamar a su hermano, con el cual, en principio, había quedado. El móvil registra un mensaje del hermano de Bretón a las 18.08. El acusado afirma que en ese momento estaba en su coche —con sus hijos— aparcado en la avenida Pintor Espinosa, junto al parque Cruz Conde. A las 18.18 es él quien llama a su hermano para decir que está cerca la Ciudad de los Niños (un parque adyacente al primero) y que ha perdido a sus hijos. Habrían recorrido los tres a paso rápido un gran trecho para salvar ambos puntos. "Las distancias son tan largas para niños de tan corta edad [dos y seis años], que el tiempo pasado debería ser más bien el indicado por el mismo de al menos unos 20 minutos. “El tiempo, simplemente, no cuadra", zanja el juez.

Un manipulador

En esas fechas, el juez permite el acceso a la defensa los distintos informes psicológicos que se le han practicado al padre de los niños. En estos informes se ponía de manifiesto que no padece ningún trastorno mental, tiene un coeficiente superior a la media y una personalidad marcada por “rasgos excesivos de manipulación”.

Caso Bretón: nuevos informes arrojan luz al caso

La separación

La venganza

El plan

El experimento

El viaje

El padre de los niños "se obceca" en recogerlos el 7 de octubre, a pesar de que Ruth le había propuesto cambiar la fecha para que Bretón pudiese asistir a la boda de su mejor amigo y al bautizo de su sobrino. Así, el viernes 7 de octubre, Bretón recogió a sus hijos en la casa de la abuela materna en Huelva. Entonces, hizo algo raro: puso sus maletas en el asiento delantero derecho. Según el juez, "para que la abuela no pudiera ver que en el interior, el encartado portaba una serie de objetos no determinados, entre ellos posiblemente más sábanas de las encontradas posteriormente en el coche, destinados a dar cumplimiento a su fatal designio". "La razón de la ocultación no puede ser otra que llevaba dentro todo el dispositivo de objetos destinados a dar cumplimiento a su atroz designio criminal".

Las flores

Aprovechando su estancia en Huelva, Bretón decidió redactar una extensa carta a su esposa en la que trataba a toda costa de solicitarle la reanudación de la relación. Se la entregó la víspera de la desaparición de sus hijos, junto a unas flores. Aconsejada por su psicólogo, Ruth no respondió.

La exnovia

De regreso en Córdoba, Bretón deja a sus hijos en casa de su hermana y, sin se sepa por qué, acude de nuevo a Las Quemadillas. Allí hará una de las cosas más extrañas. Justo cuando espera respuesta de Ruth, decide llamar a una exnovia. Para el juez, "no puede determinarse exactamente si dedicó todo el tiempo que estuvo allí a preparar su propósito del día siguiente"

La coartada

De regreso en Córdoba, el juez mantiene que Bretón plantea a sus hermanos una visita para el día siguiente —sábado— al área recreativa la Ciudad de los Niños, afirmando que antes había quedado para comer con unos amigos, "pese a que no había quedado con nadie ni tenía intención de hacerlo", añade Lainz. Según Lainz, Bretón quiere "hacerse ilocalizable durante todo el mediodía y la tarde, facilitando la preparación y ocultación de su plan; mientras que daba forma al lugar elegido para simular la pérdida de sus hijos: la Ciudad de los Niños".

Un desconocido

La mañana de autos, Bretón lleva a sus hijos a casa de su hermana y se hace con las llaves de su coche Kia Picanto. Se marcha con este a Las Quemadillas. Del vehículo "sale aparentemente junto a otra persona cuya identidad no ha podido ser determinada". Tampoco se sabe por qué fue allí "pero muy probablemente estuviera directamente relacionado con su propósito de hacer desaparecer a sus hijos", asegura el escrito judicial.

A la carrera

A su vuelta, Bretón y sus hijos regresan brevemente a la casa de los abuelos paternos. Tras cuatro minutos, se marchan en el coche de Bretón rumbo a la parcela. Es la última vez que se ve a los pequeños. En el camino, Bretón comprueba que ha desconectado la localización de su iPhone Latitude. Dos minutos después de cerrar la cancela llama por última vez a su esposa. Ella no responde. El juez no descarta que para entonces ya se hubiese deshecho de los niños, pero lo ve poco probable.

La desaparición

En Las Quemadillas, Bretón desactivó las aplicaciones vía Internet de su móvil para no ser localizado. Entre las 13.48 y 17.30 no hay constancia de que saliera con su coche de la parcela. El magistrado contempla que Bretón aprovechara el lapso para plagar de pistas falsas el escenario; y el posterior trayecto hacia la Ciudad de los Niños "para lograr deshacerse" de Ruth y José.

Las pesquisas

Desde la Ciudad de los Niños, Bretón llamó a las 18.41 al servicio de emergencias, alertando de la desaparición de sus hijos. Antes, ha cruzado numerosas y confusas llamadas con sus dos hermanos y una con su madre -que ambos niegan-. 90 minutos después, denuncia la pérdida de sus hijos en comisaría. Será interrogado numerosas veces.

Los primeros rastreos

Frío y distante

A los investigadores, que llevan días interrogando a Bretón sin resultado, les sorprende la frialdad y distanciamiento con que el padre afronta la angustiosa desaparición de sus hijos. Se muestra impasible en las largas jornadas en que se busca a los chiquillos en la finca de Las Quemadillas. La inconsistencia de su versión y las contradicciones en las que cae al enfrentarse con los registros de sus llamadas y las cámaras de vídeo vigilancia que le registran ese día hacen que, finalmente, Bretón sea detenido.

La detención de Bretón

Veinte días después de la pérdida de Ruth y José, la policía detiene a su padre. Los investigadores consideran a Bretón sospechoso de esta extraña desaparición y creen que los menores podrían estar muertos y enterrados en la finca familiar de Las Quemadillas. La policía nunca ha confiado en su versión y ha detectado sombras en el relato del padre, sobre quien han centrado todas las pesquisas. Cámaras de vigilancia situadas en los alrededores de la finca y en el parque mismo, no recogen imágenes de los niños. Tampoco hay testigos que sitúen al padre con sus hijos allí. La policía cree que Ruth y José nunca llegaron allí.

De la reconstrucción a la prisión

Para aclarar sobre el terreno la versión de Bretón, el juez de instrucción José Luis Rodríguez Lainz decide el 21 de octubre hacer una reconstrucción en el parque Cruz Conde con el propio Bretón. El hecho se convierte en un circo, con decenas de periodistas registrando el momento y vecinos insultando al detenido. Por primera vez, Bretón aparece en público. Está tranquilo y sereno. Solo unos cuantos policías les separan de cámaras y público. Finalmente, Lainz envía a prisión incondicional al padre de Ruth y José, acusado de detención ilegal cualificada por desaparición de menores (secuestro) y simulación de delito.

Las Quemadillas

¿Huesos de animal o de humano?

Los perros detectaron los primeros días restos orgánicos calcinados en una fogata reciente. Se teme lo peor. Pero los informes señalan que los huesos no son humanos. La fogata sigue obsesionando al juez. En sus pesquisas descubrirá que Bretón compró días antes de la desaparición de sus hijos 140 litros de gasoil poco antes de la desaparición. Además, también se hizo con dos cajas de pastillas relajantes Orfidal y Motiván, cuyo uso nunca quedó claro, aunque se sospechó que pudiese haberlos usado contra sus hijos.

Sin resultado

La búsqueda de georradar se repite varios días sin avances. Hasta enero, la policía regresará periódicamente a la finca y a los alrededores para buscar en colectores de la zona, en las alcantarillas y en la orilla del Guadalquivir a su paso por la zona. Cinco meses después de la detención, analizan de nuevo el coche de Bretón y se lo llevan para nuevas reconstrucciones. No parece que haya avances en la investigación en cuanto a la localización de los pequeños, pero sí le queda claro al juez que la versión de Bretón es inconsistente. En julio, los investigadores regresan a la parcela. Siguen abriendo la casa y los huertos en busca de un zulo donde Bretón pudiese haber escondido a los pequeños. No se encuentra nada.

Los tiempos no cuadran

La discordancia de tiempos y de hechos se repite en varios episodios, pero en su auto del 17 de febrero, Rodríguez Lainz destaca uno. Cuando Bretón, tras salir de la parcela —donde había hecho una fogata inmensa mientras sus hijos, afirma Bretón, dormían durante horas sin haber comido todavía— se dirige al parque sin llamar a su hermano, con el cual, en principio, había quedado. El móvil registra un mensaje del hermano de Bretón a las 18.08. El acusado afirma que en ese momento estaba en su coche —con sus hijos— aparcado en la avenida Pintor Espinosa, junto al parque Cruz Conde. A las 18.18 es él quien llama a su hermano para decir que está cerca la Ciudad de los Niños (un parque adyacente al primero) y que ha perdido a sus hijos. Habrían recorrido los tres a paso rápido un gran trecho para salvar ambos puntos. "Las distancias son tan largas para niños de tan corta edad [dos y seis años], que el tiempo pasado debería ser más bien el indicado por el mismo de al menos unos 20 minutos. “El tiempo, simplemente, no cuadra", zanja el juez.

Un manipulador

En esas fechas, el juez permite el acceso a la defensa los distintos informes psicológicos que se le han practicado al padre de los niños. En estos informes se ponía de manifiesto que no padece ningún trastorno mental, tiene un coeficiente superior a la media y una personalidad marcada por “rasgos excesivos de manipulación”.